sábado, 4 de mayo de 2013

AOR OCHENTERO: AFÁN DE SUPERACIÓN



Se acerca el verano, estamos en cuenta atrás y supongo que la mayoría andamos pensando en la operación bikini o en su versión masculina, que creo que es poder quitarse la camiseta sin complejos. Suele ser un propósito de año nuevo, pero como todo buen propósito hecho el uno de enero, imagino que o no nos hemos puesto o estamos bastante más retrasados. Pero aún hay tiempo y contamos con una pequeña ayuda suplementaria para echarnos en brazos del deporte, un efecto dopante que no tiene resultados negativos: la música motivadora. Que es por supuesto AOR y ochentera, como no podía ser de otra manera. 

En el fondo, los que hemos crecido en esa época hemos sido bendecidos con una cantidad ingente de películas de genero motivador, especialmente deportivas, que nos enseñaron el “puedes superarte” que tan bien nos vendría para reducir chichas y centímetros. Algo que se ha perdido en la actualidad ¿Cuántas películas de espíritu de superación hay en cartelera hoy en día para chavales? Así nos salen luego niñatos como Cristiano Ronaldo. 

Por eso, este primer post del blog es para rescatar algunos temas que nos pueden activar, animar cuando estemos de bajón o cuando pensamos en tirar la toalla…de los que se han olvidado un poco con el paso del tiempo (no tiene mucho sentido mencionar eye of the tiger de Survivor, que es el tema motivador por excelencia, del mayor icono motivador, que es Rocky Balboa, por supuesto) así que vamos allá

Joe Exposito  You´re the best  Survivor  the moment of the truth (Karate Kid)

Palabras mayores: la película ochentera y motivadora por excelencia y digan lo que digan sus detractores, la mejor hecha, en su sencillez. Lo tiene todo, el chico matao con el que te identificas, la chica más guapa de la década (Elisabeth Shue roza la perfección en esta película, en serio)





Mi primer amor platónico


 el tener que crecerse ante la adversidad, el inolvidable señor Miyagi que consiguió que una legión de chicos se apuntaran a las escuelas de kárate y practicaran la grulla (que levante la mano el que no lo haya intentado) y una banda sonora con un par de trallazos AOR: El primero, en el torneo, para convencerse de sus posibilidades y el segundo es el que cierra la película, the momento of truth: fue un intento de Survivor de prolongar el éxito del ojo del tigre, algo que consiguieron en parte.



Kevin Chalfant: hold on to the vision (retroceder nunca, rendirse jamás)

El título de la película lo dice todo…Karate Kid fue un exitazo y propició una pequeña avalancha de películas de idéntica estructura y basadas en las artes marciales, aprovechando el boom. No tuvieron el éxito de la película de Daniel San, no valían tanto, pero nos dejaron un par de momentos de superación, de no rendirse y sus correspondientes temas AOR, como este: como curiosidad, aparte de la aparición de Van Damme como malo (igual de mal que de bueno) decir que Kevin Chalfant, uno de los nombres de la segunda línea del AOR ochentero, llegó a formar un conjunto con los miembros de Journey e incluso a ser el primer sustituto, de Steve Perry en la banda, brevemente.

¡A hacer abdominales a todo trapo colgados de una canasta: retroceder nunca, rendirse jamás!

Stan Bush Never surrender (Kickboxer)

El kick boxing acabó reinando como deporte de artes marciales (mi teoría es que se puede hacer más el indio) cuando decayó la fiebre por el kárate, justo a finales de los ochenta, y fue sobre todo gracias a un Van Damme ahora yendo de bueno, su cara de palo, sus caretos al dar patadas voladoras  y esa facilidad (acongonjante) de abrirse de piernas (chicas, todo hombre normal os dirá que no es posible sin truco) aparte de ser la del baile surrealista del belga, el caso es que la película también tiene su banda sonora motivadora, en la que brilla por encima de todo Stan Bush, con un temazo que podéis aplicaros como mantra: no hay que rendirse . Encima en versión extended, más ochentas imposible.










Lo estabais deseando, lo sé



Stan Bush never surrender



Vince DiNicola  Training montage y John Cafferty hearts on fire (Rocky IV)

Bueno, el gran icono no puede faltar, sobre todo porque las canciones de Rocky IV no son universalmente conocidas como gonna fly now o eye of the tiger. Ya en plan exceso y lejos de las primeras películas de la saga, las buenas (me refiero a la historia) Sly se nos marcó el reto del combate imposible en la Unión Soviética e infló la banda sonora de temas AOR de gran calidad,repitiendo la fórmula de la 3  aunque a diferencia de esta, en la que brillaba solamente el ojo del tigre, aquí la lista de temas buenos es más larga: otra vez Burning Heart con Survivor nuevamente, no easy way out (temazo) pero sobre todo el momento entrenamiento y superación: el training montage de Vince niCola y hearts on fire de John Cafferty: te crees capaz de talar árboles, hacer abdominales colgado de un pajar o correr por la nieve en plena ventisca:  impresionante, muy recomendable para ponerse en marcha aunque caigan chuzos de punta

Y es que no hay dolor, no hay dolor

Vince Di Nicola/ John Cafferty training montage, hearts on fire

Sammy Hagar winner takes it all (Yo, el halcón)

En los ochenta Stallone reinó en solitario en el cine de acción (Arnie y Bruce Willis llegaron a “petarlo” tanto como Sly solo  al final de la década) y se permitió hacer lo que quiso, como intentar popularizar un deporte desconocido (tanto que no sabíamos que fuera deporte con sus campeonatos, reglas y todo el lío): el de echar pulsos (que al parecer no es solo una fanfarronada entre tíos) para el que también hay que entrenarse y superar dificultades. Yo el halcón, ahí es nada el título (que nada tiene que ver con el original over the top) para ello nos preparó la mejor banda sonora de sus películas, después de Rocky IV, claro está: Larry Greene, Robin Zander de Cheap Trick y Sammy Hagar, ya bien situado en Van Halen, que regala el mejor tema: winner takes it all.

Caña a los bíceps ya ¿a qué esperas para unirte?













Sammy Hagar Winner takes it all

Frank Stallone far from over (la fiebre continúa)

Que en los ochenta Stallone era un semidiós y hacía lo que le salía de los mismísimos lo demuestra esta película; rescató un icono de la década anterior, el Travolta de fiebre de sábado noche y dirigió una secuela delirante, con Tony Manero intentando destacar en Broadway, todo cachas, con rigor espartano, entre coreografía y coreografía hortera, que la fama cuesta y vais a pagar con sudor (profesora de fama dixit). Lo mejor de esta marcianada es la banda sonora, ochentera total y con su tema título, que firma, como no el hermano de Sly, Frank

la fama se paga con sudor



John Farnham: Thunder in my heart  RAD

Solo los que crecimos en los ochenta sabemos lo que eran las BMX y la fiebre que despertaron. Todo el mundo quería tener una y cuando la tenía había que hacer derrapadas, el caballito y coger velocidad cuesta abajo…los  responsables fueron los bicivoladores (pero esta era una película más infantil, sin tanta moralina) el mítico capítulo del Equipo A con Murdock y su bici (alguna leche me di por imitarlo ) y por supuesto RAD, o los bicivoladores 2, aunque no tuviera nada que ver con la primera película de Nicole Kidman. Aquí es donde estaba el grueso de AOR, como este temazo de John Farnham,  un artista poco conocido fuera de Australia, donde es un clásico del rock más clásico, que intentó despegar con poco éxito en Estados Unidos.
Después de oír este tema, te dan ganas de dejar de dar tranquilos paseos en bici por el campo, acelerar y que sea lo que Dios quiera…
Ay, que tiempos y qué magulladuras...














John Farnham thunder in your heart

Moving Pictures Never (footlose)

Aunque Footlose no sea propiamente una película de deportes  y lo mejor sea la genial coreografía del final a ritmo de Kenny Loggins, también tiene su momento de venirse arriba y demostrarte que eres capaz de darlo todo (Kevin Bacon se adelantó en década y media a las clases coreografiadas del gimnasio) el grupo, aparte de coincidir con el nombre del mítico disco de Rush, tuvo su momento efímero de gloria con el tema.
Moving Pictures never

Fire Inc Nowhere fast y tonight is what it means to be young (calles de fuego)

Aquí tampoco hay temática deportiva ni de superación, en apariencia, porque ¿Puede haber algo más motivador que rescatar a Diane Lane (todos en pie) de las garras de un villano como William Dafoe a guantazo limpio en una ciudad futurista y rockera to the max? No me extraña que hoy sea una película de culto. Por supuesto con sus temas, estilo Jim Steinman, con su mezcla de sintetizadores, baterías electrónicas y su clásicas letras, entre  épicas y horteras. Pues no faltaba más.


como una vez oí a un gran filósofo..." si está un centímetro más buena se rompe la tía"


nowhere fast
tonight is what it means to be young

John Waite change (loco por ti)

Una de mis favoritas y de las más desconocidas: ni siquiera se estrenó en España. Clásica historia de deporte, superación,  chico conoce a chica, etc con el deporte de la lucha de fondo (en Estados Unidos lo enseñan como algo viril en los institutos, es otro mundo) y banda sonora espectacular (con Madonna saliendo en la película y todo) sobre todo por este tema de John Waite. El cantante de los Babys o Bad English se saca de la manga un tema Aor de gran calidad, casi desconocido en su discografía ideal para ponerse a saltar a la comba…


Glenn Shorrock: american flyers (la carrera de la vida)

Toda una curiosidad, por su protagonista, un Kevin Costner que todavía no era famoso (y con bigote) y su temática, el ciclismo de carretera, mucho antes de que fuera popular en USA con el dopado Armstrong. Hay que ponerse en forma para afrontar una rompehuesos a la americana y para eso, qué mejor que unos cuantos temas AOR…


Kevin y cía te esperan para tirar millas...


Glenn Shorrock american flyers

Y hasta aquí llegamos…espero que os hayáis motivado con estos temas que fueron creados ex profeso para ellos y que he rescatado…y ahora espero que os pongáis una cinta en el pelo, unas muñequeras, os ciñáis unos rockys y una camiseta de tirantes, os calcéis unas bambas…y a hacer deporte, por supuesto con AOR ochentero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario