domingo, 20 de octubre de 2013

Rescate del olvido: Steve Harley y Cockney Rebel


El motivo para hablar de Steve Harley y Cockney Rebel es simplemente por haber leído que ha grabado dos de sus discos clásicos en directo con orquesta y coro (mal asunto, señal de que se ha secado el pozo de la creatividad o de que queremos vivir de las rentas, aparte de que rock y orquesta sinfónica suelen pegar como el agua y el aceite) y se me ha ocurrido comentarlos, ya que al fin y al cabo, coincide que su material está en casa. Siempre está bien refrescar la memoria con discos meritorios que se han olvidado. En este caso the human menagerie, the psychomodo, los que ha grabado y the best years of our lives, que fue justo el siguiente








Un personaje curioso, el británico Steve Harley: tan preocupado por la literatura y la poesía como por el rock. Algo que se nota en esos discos. Aparte de llegar a la música desde otra profesión, que no suele ser habitual. Para ser exactos, desde el periodismo, igual que Patti Smith o Mike Scott. Al principio, iba en la onda  follk en solitario (no en vano es un fan de Bob Dylan) pero acabó formando un grupo, Cockney Rebel en medio de la ola glam que dominaba el momento: Bowie, Bolan, etc.


Su primer disco es the Human Menagerie, en 1973: Aquí tenemos ya las características del grupo: toque glam, accesible  y composiciones muy en la onda de Dylan (canciones muy narrativas, como pequeñas historias) y Ray Davies (el humor británico, de hecho Steve Harley es el clásico inglés: una barbilla que no se acaba nunca y unos dientes rarísismos)
lo que no quita que tengan su puntillo, sí nena
..(.o no) 

 es curioso además que apostaran por reducir la guitarra eléctrica para potenciar el violín (y que la cosa no saliera mal) supongo que contar con un Roy Thomas Baker en la producción (grabando al mismo tiempo el debut de Queen, toma ya) Ahí están canciones de personajes que firmaría el mismo Bowie como Loreta´s tale, what Ruthy said, Sebastian (aquí recuerda a lo que enseguida haría Peter Gabriel en solitario, pero muchísimo además) Muriel the Actor, Judy Teen,. .(qué bien queda el violín aquí)





Le seguiría the Pschyomodo al año siguiente. Un álbum muy teatral, en el mejor sentido de la palabra: Mr Soft tendría que ser todo un clásico, pero ahí están también la preciosa tumbling down (que sería digna del gran Ian Hunter), que cierra el disco, the psychomodo, cavaliers...un disco que debería tener más presencia a día de hoy:


                                          sí, es curioso los pelos del grupo y los de Steve Harley:
                                         el look de Phil Collins hizo mucho daño en los 80


El tercer disco que cierra esta etapa es the best years of our lives: el primero firmado como Steve Harley and Cockney Rebel: y su pelotazo peculiar, al menos en el Reino Unido. Ahí están Mr Raffles, otra sensacional balada, la nostálgica the best years of our lives, el humor a lo Kinks de the mad, mad moonlight y sobre todo, por encima de todo make me smile (come on and see me) un tema archiconocido (y sin embargo fenomenal) Solamente por él debería recordarse más a Steve Harley. Me encanta ese tema, siempre me hace sentir bien con su solo de acústica de por medio. Es un placer encontrárselo de repente en películas como full monty o velvet goldmine.

                                            y aquí  melenilla a lo Michael Bolton, ains
                                                             todos en pie, señores

La pena es que la cosa casi se acabó allí: los discos siguientes estuvieron bien, pero sin tanta  fuerza y Steve Harley acabó viviendo de recordar esa época, tras un par de discos buenos totalmente en solitario. Una lástima, porque de haber mantenido ese nivel, hablaríamos de otro clásico, o icono. Pero siempre nos quedarán esos tres discos. Aunque los reviva con orquesta sinfónica.



No hay comentarios:

Publicar un comentario