viernes, 28 de febrero de 2014

discos de aniversario de los que probablemente nadie va a hablar...


Aunque es posible que aprovechando las fechas redondas (ya sabéis, 40, 30 , 25 y 10º aniversario) seguramente las compañías saquen alguna reedición especial de alguno de ellos, para variar. Pues sí, hay clásicos por ahí que se van a quedar un tanto oscurecidos, cuando recordemos, qué se yo, que es el aniversario del Burn, Powerslave, Disintegration o Grace. Siempre hay mucho más...veamos y recordemos algunos discos fantásticos que están de "celebración" 

Neil Young: on the beach 

Siempre tengo la impresión de que on the beach es un disco fundamental, que no tiene tanto reconocimiento como debería. Quizás el que estuviera entre Harvest y tonight the night (aunque se grabó después) le ha restado importancia. Algo injusto, porque es un disco fundamental del Tío Neil. Pocas veces se ha mostrado tan reflexivo e intenso en un disco, a pesar del colocón con miel y marihuana que tuvo durante toda la grabación (qué cosas se hacían en los 70) que incluso se me hace corto. La ironía de Walk on, con su guitarra al final, la belleza de see the sky about to rain (imposible no imaginarte en su piel,  en la playa del disco) no digamos ya en on the beach: " Ahora estoy viviendo aquí en la playa, pero esas gaviotas aún están fuera de alcance" o una de sus mejores canciones de amor, esa motion pictures dedicada a su pareja de entonces, la guapísima Carrie Snowdress: "encontraré una manera de salir y estaré ante tí y te traeré una sonrisa para tus ojos. Películas, películas...", lo dicho, una maravilla que al menos tendremos seguro reeditada en vinilo este mismo año, como podéis ver en la segunda foto. 


La pinta de homeless on the beach
debió jugar en su contra

















Gene Clark no other 




Todo un clásico olvidado, cuando salió en 1974 y ahora. La obra más destacada de Gene Clark, fuera de los Byrds, repleta de joyas: life greatest fool, el misterio de Silver Raven, la increíble some misunderstandig donde Gene Clark se pone más allá del bien y del mal y para terminar Lady of the North, todo un viaje psicodélico hecho elegancia. Una maravilla de disco que de nuevo solamente llegará a unos pocos  




Tom Waits: The heart of saturday night 


Un disco de la etapa "borracha" que pocos rescatan, todos se van al debut o al Blue Valentines. Aquí tenemos todavía algo de la inocencia del Closing time y empiezan a esbozarse los detalles del Waits pianista de clubs oscuros y genial que tendríamos durante todos los 70. Aquí está la increíble San Diego Serenade, una de las canciones más sinceras de Waits, el tema título, historia de perdedores de cabeza al Sábado noche, el final como si amaneciera en the Ghosts of saturday night...grande, un disco nocturno pero que no es denso y se queda contigo enseguida 







Marillion: Fugazi 


El disco más denso de Marillion cumple 30 años también. Caray, como pasa el tiempo. Entre cambio y cambio de batería hasta que Ian Mosley se asentó, les dio tiempo a parir un disco no muy optimista en su visión del mundo, con un Fish componiendo más críptico que nunca. Desde la genial Assasing hasta el final con los redobles de Fugazi y su "where are the prophets, where are the visionaries..." dejándose fuera del disco temas tan impresionantes como cinderella search, tal era el nivel que tenían. Supongo que, con lo poco que les gusta mirar atrás y ya que se reeditó como todo su catálogo hace años, el aniversario pasará desapercibido. 



Waterboys: A pagan place 


El segundo disco de los Waterboys de Mike Scott ya dejaba intuir la grandeza de this is the sea. Aquí ya están más rodados que en su primer disco, más profesionales y ya suenan a big music (de hecho la canción está en este disco) esa mezcla de rock, folk soul batidos en intensidad que solamente puede orquestar Mike Scott. A church not made with hands es el mejor ejemplo, pero ahí están the thrill is gone o la mencionada the big music, que te lleva de viaje cuando la escuchas. Por no hablar de los temas que incluyó su reedición, some of my best friends are trains, the late train to heaven...buen disco que mejora con cada nueva escucha

 


Queen The Works 



Este lo conocemos todos...pero no sé por qué, no está tan bien visto como debería, por "comercial" en fin, opiniones hay para todos los gustos. The Works fue el disco que nos devolvió a unos Queen renovados y dispuestos a todo, después del hot space, y eso es algo que se ve desde la misma portada, con esa gran foto.
mejoraron con los años en blanco y negro, eso sí

Un disco corto quizás, pero en el que no sobra nada. ¿Hace falta que recuerde las canciones? por no hablar de los espectaculares videoclips que marcaron una época:  Radio gaga, I want to break free  , la emocionante it´s a hard life, la guitarra de Brian May brillando otra vez en hammer to fall... Casi nada. The Works fue el disco que los convirtió en leyenda y por eso merece ser recordado.





Nick Cave Abbatoir blues / The lyre of Orpheus 



Y para terminar, un disco del australiano que cumple diez años. Después de otro disco decepcionante ,se nos desmarcó con este doble fenomenal, quizás el mejor trabajo de su carrera, con una variedad de sonidos y temas que hacía bastante tiempo que no mostraba. Desde el principio de get ready for love a toda pastilla, con esos coros a o children diecisiete canciones después, pasando por la belleza de Messiah ward, el guiño a Cockney rebel de Nature boy, la acelerada there she goes...el cenit de los Bad Seeds, sin lugar a dudas. 


2 comentarios:

  1. El cenit de los Bad Seeds?. Creo que nunca antes escuchaste a los verdaderos Bad Seeds.

    Antonio Gómez Santamaría

    ResponderEliminar
  2. bueno, es solo mi opinión. Si hago un repaso a mi colección casera desde funeral my trial hasta push the sky away, me sigue pareciendo el más completo como banda

    ResponderEliminar