sábado, 8 de febrero de 2014

I´d do anything for you but (maybe faithfully) I didn´t do that I: Vicky Larraz



Empiezo una sección nueva,más o menos intercalada con lo de siempre, para darle variedad al blog.La he titulado más o menos como la canción de Meat Loaf y más o menos va de cantantes no muy rockeras que estuvieron a punto de arrastrarme al lado oscuro de la música,por la revolución de mis hormonas (y lo peor es que no siempre siendo adolescente) y que pudieron llevarme por otros derroteros que no los actuales, con tan buen gusto y criterio (je je) y una pinta de redactor jefe del Ruta 66 que cada vez me inquieta más

que solamente bebe añejo

para en verano regalarse con...lo siento,tenía que poner esto como fuera
                                                   
   
En fin,que como dice el gran Nancho Novo, no todo el monte es orgasmo...vamos al lío. Empezamos la sección con... Vicky Larraz

 Yo confieso: a pesar de la tontería del ayatola solamente he tenido dos discusiones acaloradas en mi  vida, relacionadas con algo musical. En la primera, sobre si Bunbury era un calco de Jim Morrison o no (un clásico) en el que casi llego a las manos (me disculpa que tuviera quince años)
Enriquito, ahora sé mi bravo samurai
y otra, ya más talludito sobre si era mejor Vicky Larraz que Marta Sánchez o viceversa.

Oiga, ni que estuviéramos hablando de David Lee Roth vs Sammy Hagar, menuda pasión que le eché. Y
Él también flaqueó, no se crean
la verdad es que a Vicky no la conocía muy bien: la movida a mí me queda muuuuy lejos y cuando las hormonas/ enchoche romántico,  empezaron a causarme estragos, ella ya se había retirado del negocio. El motivo, animado por unos minis de cerveza, era más bien llevarle la contraria a mi interlocutor, porque Marta...no es digamos santo de mi devoción, en ninguna de sus facetas. Como yo no podía aportar mucho, aplazamos la discusión hasta que pudiera encontrar más argumentos, llegué a casa, busqué unos vídeos (sí, de Olé Olé)  y...oh sorpresa. 

Yo tengo la teoría de que en el escenario se tiene el mojo o no: esto es, o transmites y no. Y desde luego Vicky Larraz lo tiene. Energía, fuerza, hace cada tema suyo...aparte sabe cantar en inglés y es muy pero que muy guapa. De hecho en esos primeros días con Olé Olé se nota que intenta ir más allá, salir del papel de chica divertida en un grupo tecno pop que no iba tampoco más allá de querer parecer simpático (entonces). Todo esto siendo muy pero que muy jovencita aún

                                              qué ternura, oiga...estoy fatal sí

 Por eso se acabó yendo del grupo La pena es que en su carrera en solitario fuera un despropósito. Tres discos de tecnopop desfasadísimo hoy,perfectamente olvidables. Parecía querer echarle un pulso hortera a los discos de su banda con Martita, que arrasaban y con los que encima perdió la competición. Una pena, pudo ser la gran dama del pobre panorama patrio, antes que Luz Casal y personalmente creo que mejor que ella.Hay muy poco que rescatar: quizás este tema, a lo Whitney Houston, simpatiquísimo




o esta versión de Enrique Granados, en los que demuestra su bonita voz:


,
Bueno y este tema, hortera pero horter que a mí me encanta por alguna razón que no puedo explicar.

                                       Sé que con esto se cae un mito,sí,qué le vamos a hacer

Cuando su estela decreció, se marchó a Miami a presentar programas, haciéndose un hueco en un momento en que allí solamente triunfaba Julio Iglesias,je,je. Y su nombre se perdió, hasta hace poco...

Cuando facebook empezó a cobrar fuerza, alguien,un fan de verdad creó una página para que Vicky Larraz volviera a la música y como es gratis, me apunté. Y por allí se dejaba caer ella en persona.Es curioso,que con la de mitos rockero que tiene uno y con quien se atreve uno a hablar es con Vicky Larraz. La verdad es que es muy maja, me hizo reír mucho con las historias de los primeros tiempos de Olé Olé, como cuando hizo una audición cantando tómame o déjame de Mocedades (qué horror) o grabó congelada en el parque de atracciones de Madrid a las tantas de la madrugada el videoclip de no controles. Cuando apagaban la cámara,se ponía a tiritar...


                                             se nota un montón que están todos helados,ja,ja

El caso es que los de esa página le doramos la píldora tanto (yo le dije que si se acercaba al jazz o al soul, había muy pocas cantantes a su altura en España y aún lo creo) que realmente volvió a la música. Lo malo es que ha elegido la electrónica, algo mejor en cuanto a producción y no otros géneros mejores, pero bueno.  Aunque ahora sí que parece que se reactiva Olé Olé con ella, que dentro de lo que cabe,no está tan mal.

No, no soy yo. E.T. no se parece a un redactor del Ruta

En fin. Algo gracioso es que es como Susanna Hoffs, sigue estando muy muy buena,aunque se haya hecho unos retoques desafortunados. Y aún así es un icono gay,que toca en los desfiles del orgullo. A mí estas cosas me sorprenden: alguien con el físico de Vicky me parece un canto a la heterosexualidad...a saber.




Aunque  me hace pensar que de haber "ido a mil" en su discografía, hoy tendría mi espacio en el día del orgullo...

pero me parecería al señor del bigote, así que mejor me quedo como estoy





En fin...por cierto, la discusión sigue cada cierto tiempo. A cada Lili Marlen o soldados del amor siempre contesto con no controles   mis sentidos,que voy a mil...

Próximamente más...y peor 



































                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario