domingo, 16 de febrero de 2014

Rock en la década del 2010: situación y tendencias ahí fuera


Por ahí fuera hay un bonito debate en los medios y entre los músicos sobre el futuro que tiene nuestra música favorita y las líneas que lo van a marcar. Como aquí, para variar, no nos enteramos de casi nada de lo que se cuece en el mundo, voy a hacer un pequeño resumen, aportando algunos detalles que he leído por ahí: 

Sobre si el álbum, el clásico L.P. está ya muerto

Hay opiniones para todos los gustos. Por ahí está Ian Astbury, otra vez dando la lata con que es una cosa del pasado y que el futuro son las cápsulas (otra vez, qué pesado es este hombre) pero no te lo puedes tomar muy en serio. Ya dijo lo mismo hace unos años y luego sacó choice of weapon, el mejor álbum con the Cult. 

Ian, mira, modos que valen tanto para el ipod  como para ...ejem

Parece que hay extremos contrapuestos. Por una parte el streaming se ha sacado una cosa de la manga, el T.E.A. (track equivalent albums) en la que se pueden descargar tantas canciones de golpe como si fuera un álbum, pero no pensado exactamente así, que parece que funciona muy bien (dentro del mercado legal) pero al mismo tiempo algo tan clásico como el vinilo, sigue en auge: este año, a nivel global sus ventas han subido un treinta por ciento, sobre todo en compañías pequeñas. Así que no parece que nos podamos ir exactamente al extremo de decir que el disco va a morir, a pesar de que el cd siga de capa caída. Sobre el tema del crowdfunding, los músicos tampoco parecen ponerse muy de acuerdo. Ginger de los Wildhearts, dice que con pledge music es la primera vez que ha ganado dinero haciendo discos, mientras que Fish se queja de los intermediarios, las páginas como pledge o Kickstarter intentan quedarse con parte de lo recaudado, hasta el veinte por ciento, por lo que prefiere hacerlo a través de un sello propio. Es peligroso eso de intentar quedarse con un gran trozo de la tarta. Les pasó a las compañías de discos y mira como están ahora...en fin, quizás las palabras más sensatas, las ha pronunciado Steven Wilson, el (inquietante y vampírico) líder de Porcupine Tree, todo un friqui del disco " decir que el álbum desaparecerá es como decir que de ahora en adelante los novelistas solamente escribirán relatos cortos, o que los cineastas solamente harán videoclips"  la mejor solución puede estar en sellos mixtos, que ofrezcan parte de su catálogo como virtual y parte como física. 

                                                 Steven Wilson, melómano replicante
                                                "Yo he visto cosas en CD que no creeríais..."       

Sobre estas páginas legales de descarga, es interesante lo que se descubre sobre los derechos de autor...realmente el artista recibe lo mismo en sitios como Spotify que como cuando se vende un cd en la tienda de discos. Con lo que para los artistas más "pobres" los que no se forraron en la edad dorada, la precariedad parece que va a continuar. Los que tuvieron algún pelotazo firmado en los buenos tiempos, tampoco van a ganar mucho con el streaming legal. Youtube por ejemplo paga muy poco por visitas de los vídeos oficiales, como los de Vevo. Más o menos, con un millón de visitas, el autor cobra al año...unos veinte dólares. 

Los músicos parece que en general entienden que no tiene mucho sentido rasgarse las vestiduras ni recordar tiempos pasados y sí tomárselo como un trabajo del que vivir, acompañado de esa pasión por la música que se debe sentir sí o sí. Así que es posible que haya una buena criba, un filtro positivo entre los que quieran decir algo y los que, como en muchos otros campos, estén intentando hacer caja, que van a perder la paciencia cuando vean que no se comen un "cagarro" así que parece que el rock va a ser cada vez más, una cosa de "Working class men", lo que tampoco es tan mal. El tan cacareado directo, que se supone la tabla de salvación para todos, parece que será para la mayoría solo un aspecto más que trabajar, tampoco la panacea. No sé, la prueba es ver quién es el que gana muchísimo con las giras y ver que  desde hace veinte años, son los mismos artistas de siempre:Springsteen, Rolling Stones, McCartney, U2, Bon Jovi, Dave Matthews band en América...el mercado admite pocas o ninguna novedades. Para el resto, los "mortales" es curioso que el problema principal sean las salas, que no siempre establecen ahí fuera tampoco, una relación de igual a igual con el artista. 

En fin, este es más o menos el panorama que hay por ahí fuera...España daría para un artículo propio, como microcosmos, más en el mundo del rock que es aún más microscópico. Lo del rock ha muerto, que se lleva diciendo desde hace cincuenta y pico años, en plan agorero, parece que no se va a hacer realidad, afortunadamente, aunque entramos en una fase de "crisálida", más modesta en cuanto a difusión, importancia en los medios, más sacrificada, pero que no tiene que ser más pobre por eso.  Rock continues on and on. Sigamos disfrutando de ello.... 




He visto el futuro del rock y su nombre es.."los currys" ya lo decían ellos:
"hay que trabajar, no podemos descansaaar"
 
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario