sábado, 29 de marzo de 2014

I´d do anything for you but (maybe faithfully) I didn´t do that III: Dina Carroll



                                     
                                                                   
O denuncia de las intrigas y falsedades de la industria musical (cuando eso existía,hace mucho tiempo, en los noventa)

En primer lugar he de presentar a la señorita, que creo que es bastante desconocida. Bueno, lo es tanto que, a pesar de ocupar su sitio en esta sección  yo mismo no me acordaba de su nombre... aunque sí de la canción, por supuesto.


No se trata de una prima del malogrado Pepe Carroll, otro icono noventero, no. Dina Carroll es una cantante británica que en la época de la que hablamos, 1993/1994 llevaba bastante tiempo intentando hacerse un hueco en el mundillo de la música,(¡en el dance!)
it´s 1992 and...everybody dances now!
con poca suerte, hasta ese año, en que lanzó (o decidieron, como se verá) lanzar su debut. Que en España pasó de puntillas, pero que vendió mucho, pero mucho en el Reino Unido. Si yo entonces no miraba tanto a las islas para cosas musicales... ¿como me enteré de la existencia de Dina Carroll?


Pues de la forma más tonta y aleatoria posible. Programando el vídeo para grabar Crazy de Aerosmith (y no era para ver a Brad Whitford, los noventeros ya  entienden por qué tanta premura en tenerlo en vhs) apareció el vídeo de don´t be a stranger, su gran éxito. Sí, eran los noventa...había programas de música en televisión y una variedad en cuanto a estilos en los videoclips sorprendente ¡Qué tiempos!



El original lo desactiva youtube...en fin, salía ella en plan solitario, vagando por la ciudad, en una iglesia antigua...y oiga, el cuelgue que pillé yo con el vídeo este...cuando descansaba del machaque de Lynn y Ace of Base, claro, que all that she wanted  es que yo didn´t turn around... la verdad es que estaba bastante bien con la fotografía en blanco y negro, los puentes, la cúpula y todo eso. Y la verdad es que en este vídeo sale guapísima, eso no lo vamos a negar.  Afortunadamente, la cosa no duró mucho y entre la cantada de Zubizarreta contra Italia y otras cosas, dejé de ser tan influenciable a las señoritas guapas en videoclips.  

Lo que me he dado cuenta al ver el videoclip, después de tantos años, es lo preparado y pensado que está todo. Medido sin dar un centímetro a la improvisación.  Primero esa introducción orquestal, luego esos teclados, los espacios dispuestos para que ella de el do de pecho (tiene una voz bonita, suave eso sí) ese clímax como sin venir a cuento al final...y si te fijas...hasta suena un gong. 

Investigando un poco ves que la génesis del disco y del hit tampoco dejan lugar a la improvisación Esta chica había empezado a vender con la canción de más arriba y algún single, y los mandamases de AM records fueron la que la lanzaron al  "dance pop soul" ese género que capitalizaron Whitney Houston, Mariah Carey y Celine Dion, vendiendo discos como rosquillas y haciendo que los ejecutivos de las compañías, Tommys Mottolas y cía, se forraran también. En los noventa salieron un porrón de cantantes femeninas en esa estela, todas igual (si os fijáis, todos los gestos están ahí, esos morros de cantador de flamenco, las manos hacia fuera, las malos al regazo, las caras de cuanto sentimiento le pongo...) buscando su tajada del pastel y algunas, como Dina Carroll, tuvieron sus cinco minutos de gloria, engordando alguna cuenta corriente. De hecho detrás de ese disco están los productores de la Carey y la Houston y don´t be a stranger es una adaptación de un tema antiguo, de unos tal Chyna, para ser la baladita ad hoc del disco, retocada con la orquesta. Todo muy original y espontáneo, ya se ve. Hay veces en que uno piensa si el golpetazo que ha sufrido la industria de la música es por tanta sobrexposición de estrategia y marketing. Quién sabe...

En fin, en cuanto a Dina...en el fondo me ha gustado volver a sensaciones de 20 años atrás. No viene mal hacer esas cosas de vez en cuando,no...en fin Dina, quién sabe si en el 2014 no sería un extraño ay... 

El de la cara tonto no soy yo, aviso 


             en serio, los noventa fueron muy chungos  

No hay comentarios:

Publicar un comentario