domingo, 13 de abril de 2014

I´d do anything for you but (maybe faithfully) I didn´t do that IV: Jewel

La madre que la trajo...

Jewel tiene más peligro que un bidé lleno de pirañas...
Jewel es peor que usar una compresa con ortigas...
Jewel es más falsa que un euro de madera...

Como podéis ver, no guardo buen recuerdo de la señorita. Será eso que dicen que del odio al amor hay un solo paso (bueno, aquí unos años y muchos desaguisados de la señorita entre medias) Y encima, en cierto sentido, venía de  "nuestro" mundillo...más o menos. O menos y más

Estamos en 1995, es verano y han quedado atrás los videoclips moñas y las suecas...podemos disfrutar del rock plenamente, con nuestros queridos bakalaeros en franca decadencia, con el grunge cerrado por vacaciones y el brit pop y sus peinados desfasados todavía intentando conquistar las islas británicas. Entonces, con el  5º tour de Induráin y el primer gran Prix del verano (los revolcones  de la vaquilla tenían su gracia) llega, una vez más nadie sabe de donde, este disco:




Amor (desgraciadamente) a primera vista otra vez, esta vez más gracias a las actuaciones en plató de la dama, en riguroso playback hispano. Un ángel rubio, de voz dulce, desde la América más profunda, que vivía en una furgoneta en plan neo hippy, armada solamente con su guitarra acústica y sus canciones, auténticos bombazos para el cuore... 








Bueno, aquello fue tremendo otra vez. No había cosa que más quisiera yo que Jewel me cantara que estaba hecho para ella con esos ojitos y su guitarrita, una mañana tomándonos un colacao caliente...Qué poco sabía yo, evidentemente..

Vistos ahora, esos vídeos demuestran que esta chica era muy buena, pero que muy buena, para el teatro, como diría Mourinho. Esas miradas, esos gestos forzados, esa mirada descarada a la cámara poniendo caras de peli porno, esos gemidos que parece que esté en plena faena...por favor. Solo falta que se fume el cigarrito de después...

                                                                      gracias, maestro
                                          
 Y eso era solamente el principio.

Porque  los pasos que ha dado esta chica a partir de ahí han sido un verdadero despropósito, como si quisiera abochornarme personalmente a mí, que tengo que ocultarme que estuve platónicamente enamorado de ella por un breve lapso de tiempo en una galaxia muy muy lejana... eso sí que se sufre en silencio y no las hemorroides, oiga. 

¿Por dónde empiezo? discos navideños. Pop con videoclips con estética mtv copiada de Britney Spears descaradamente. Tecno baratija con unas pintas de Barbie de diseño incomprensibles.
juzguen ustedes

Infumables libros discos de poesía. Discos para niños que dan miedito. Giros hacia el country pop...todo con tal de mantenerse en el "candelabro". Como diría una película de esa época...enséñame la pasta.

Así que desde luego a Jewel ya no la puedo ni ver, ni aunque grabara, qué se yo, un disco acústico a la altura de Nick Drake.

El que se atreva a ver esto, entendera mi indignación...de golpe 

Aunque curiosamente siempre será el primer contacto musical que tuve con el mundo acústico o el folk que aprecié mucho después, eso sí. No creo que esta chica pusiera las bases para ello conscientemente. Sería reconocerle demasiado...más bien habría corrido el peligro de deslizarme hasta el mundo del cantautor, esa versión infumable e hispana del singer songwriter, en la que unos tipos completamente politizados te dan la tabarra con la guitarrita diciéndote que todos menos él son muy malos...y que también  acaban haciendo por el vil metal cosas disparatadas, para al final volver al punto de origen como ella (y por supuesto, ya nada será igual ) qué horror. De Jewel podría  haber pasado a escuchar a Javier Álvarez versionando el himno de la legión o al Tontxu dando la tabarra en la telebasura con la del Risk...¡horreur!

Nunca os fiéis de las rubias candorosas con guitarras acústicas
Las chicas buenas van al cielo y
 las malas...se ponen un tatú de pega
¡lo prueba todo!


Próximamente más..y peor





No hay comentarios:

Publicar un comentario