sábado, 5 de abril de 2014

Jack Bruce: ¿Clapton? un matao


Evidentemente no es así, por mucho que el amigo Eric lleve 40 años (y creo que soy generoso) viviendo de las rentas de sus años de gloria y perpetrando muchas barrabasadas (aunque pagó y bien por ello cuando se lió con la chiflada de Naomi Campbell) pero desde luego su sombra ha sido alargada, injusta, para sus compañeros en Cream; Ginger Baker y Jack Bruce. Vamos a reivindicar al segundo, que vuelve además ahora con nuevo disco bajo el brazo. 



Este señor, con cara de abuelito esmirriao, es uno de los grandes bajistas del rock y un artista a reivindicar, con una sólida carrera a sus espaldas. En la que, además de ser muy extensa, admito que no estoy muy metido, pero algo sabemos...veamos. 

Song for a Taylor


El primer álbum en solitario tras la separación de Cream es el que a mí más me gusta. Sería el trabajo que podrían haber publicado Cream, aunque se noten las ausencias de Baker y Clapton. Los textos de Peter Brown siguen ahí, trabajando mano a mano con Bruce, muy literarios. Destaca su famoso theme for an imaginary western, weird of Hermiston, never tell your mother (esas secciones de viento y esa voz tan soul) rope ladder to the moon o he the Richmond. Un álbum poco reconocido pero recomendable. 



WEST BRUCE LAING: live n kickin


Después de unos años probando con el free jazz (Bruce se mueve como pez en el agua en gran cantidad de géneros) el bajista se montó un power trío de escándalo con dos fenómenos: Corky Laing y Leslie West de Mountain, con los que facturó dos discos de blues rock setentero y un directo, este live n kickin, para demostrar que tenían un directo incendiario. 


Live 75



Otro directo. Ahora con otro invitado de lujo, Mick Taylor, recién salido de los Stones. Es de hecho el único directo oficial de Jack Bruce en solitario, cerrando a lo grande, con ese sunshine of your love 


BLT



Los ochenta tampoco serían generosos con él. Los empezaría enganchado a la heroína y sin un duro...teniendo que hacer de músico de sesión. Un momento de respiro sería su asociación con otro músico sesentero, el guitarrista Robin Trower, con el que volvió a tener cierto éxito 



Mano a mano con Rory Gallagher 

No es un disco, pero este es un gran momento. Abriendo para el irlandés, ya con problemas de salud, se deja seducir por él y no pocas veces se suben los dos al escenario para deleitarnos con momentos como este: 

BBM 


En los noventa estuvo a punto de volver Cream...pero sin Clapton y con Gary Moore a la guitarra. Evidentemente, era un deseo de este, fan de Cream, que se sintió en la gloria emulando a mano lenta con sus antiguos compinches. Incluso tuvieron éxito en UK, aunque no fueran más allá del disco.   


Silver Rails


y llegamos a este año, en el que saca su nuevo disco, 11 años después del último. Ilusionado otra vez a sus 70 tacos, se vuelve a meter en los estudios de Abbey Road y sigue demostrando su talento. 




En definitiva, un grande del rock y de otros géneros: el jazz o incluso hasta la música latina, voz mítica de un grupo mítico y con ganas de guerra todavía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario