domingo, 25 de mayo de 2014

Españoles contra corriente: Tahúres Zurdos nieve negra


Nueva entrega de la sección, con el disco que más me gusta de la banda de Aurora Beltrán. Se podría argumentar que lo de a contracorriente con los Tahúres sería algo relativo, ya que gozaron de éxito, sobre todo en esa época de Tahuría/Nieve Negra/Árido/La Caza...pero merecieron, por talento, mucho más y el grupo acabó de tal forma, tirando la toalla de una manera tan abrupta, que la sensación de derrota injusta está ahí. 

Nieve negra era el primer disco que Tahúres Zurdos grababan para EMI. Formados tras la desaparición del grupo todo chicas de Aurora, Belladona (Desde luego Aurora es una verdadera pionera, su grupo fue lo más cerca que estuvimos de tener unas Runaways o Go Gos)  en torno a ella y su hermano Lolo, habían grabado antes un mini L.P, clásico ochentero y un álbum, Tahuría, con una discográfica independiente de Pamplona. Fue el éxito de una noche de amor o muerte ven, las giras y el boca a boca, lo que les permitió dar un gran salto como éste. Y desde luego estuvieron a la altura. 


Siempre recordaré como conocí el disco. Acababan de actuar en unas fiestas locales (eran otros tiempos, sí) y un amigo me dejó el disco. Nada más ver la portada, reconozco que el primer comentario fue " eh, aquí hay una tía cantando, no me fío.." suena fatal, la verdad, pero eran tiempos de adolescente y de oda a la virilidad, en el que las chicas no tenían cabida (ojo, solamente en el plano rockero) y lo que molaba era ser como Bunbury (eran otros tiempos, sí) afortunadamente le dí una escucha y la cosa cambió, vaya que sí. De hecho Aurora se convirtió enseguida en un sex symbol para un puñado de chavales como yo, el único que se podía confesar (supongo que Aurora se reiría ahora si leyera esto, pero es verdad) con esas chupas negras con cremallera noventeras que molaban tanto, como las que llevan todos en la portada . 


Si hubiera aparecido en el 92 94 en algún garito..
.hasta le habríamos tirado los tejos
Pero vamos con el disco. Nieve negra tiene todo lo que eran Tahúres, condensado y en su mejor punto. Esto es,  un rock duro, también clásico, con un montón de influencias notables, tipo Who, Zeppelin, Bowie (recordemos su fantástica versión de five years) apoyado en los textos de Aurora, que además de voz cantante y guitarrista es cuando quiere una compositora fantástica. El hard rock clásico tan de la época de romper o equilibrista, temas lentos y rotos como máscara (Aurora le sabe sacar partido a la voz rota) guiños acústicos excelentes, como el gran juego (con gran solo de guitarra al final) y afiladas palabras, también acústico, otro medio tiempo de nivel. También se permiten el mestizaje centroeuropeo en plan Emir Kusturica, cuando no estaba tan de moda en Arde Europa...pero sobre todo es el disco de Tocaré y Nieve negra, dos canciones fundamentales. La primera es la declaración de amor por la música más bonita que he escuchado (metal, madera se ensartan en mi cuerpo/esas cuerdas gritaron mi nombre, atravesaban tabiques invisibles son mis venas y la música fluye bien por ellas y tocaré hasta que mis dedos sangren) su gran éxito, canción quemada en aires de campamento noventero, pero que no ha perdido su validez. Y nieve negra, inspirada en esa imagen de las bombas atómicas, es una de las grandes canciones del rock español, de hoy y de siempre, un tema fundamental. Esa intro tan sugerente, esa voz de Aurora rompiéndose (la historia hermano la escribí con sangre desde los cuerpos calcinados...)...uff sigue siendo conmovedora. 

oh, tocaré tu siempre me fuiste fiel

Como he dicho, Tahúres tuvieron bastante éxito en los noventa y árido o La Caza fueron grandes discos, con grandes temas como No ("hasta a las lágrimas se les saca partido") o la Caza, pero su estela se empezó a apagar con el cambio de década. Su último éxito fue una versión, excelente eso sí, de Because the night y de repente todo terminó de bastante mala manera, hace diez años justamente. Primero con Aurora metida en la SGAE haciendo declaraciones un poco explosivas sobre las descargas (aunque evidentemente a un grupo como Tahúres, no tan fuerte en ventas como para aguantarlo, les hacían polvo) y luego con la separación tras un disco en directo, tras el que no quedó gran cosa. Apariciones de Aurora intermitentes (está delicada de salud y por eso espacía mucho sus discos y giras ) sobre todo, parece una ironía, en esas giras con Barricada y Rosendo (artistas que arriesgando mucho menos que Tahúres disfrutan de un estatus y un respeto mucho mayor) y ni la más mínima posibilidad de volver con Tahúres de momento. Una pena. Merecieron muchísimo más, pero mucho: Para mí son uno de los grupos grandes, pero grandes de este país
de los que se cuentan con los dedos de las manos y desafortunadamente, no los tenemos en activo. Se les echa mucho de menos...






No hay comentarios:

Publicar un comentario