viernes, 2 de mayo de 2014

los moñas que cayeron en en olvido




Ay, esos pobres ...honores y banderines para ellos, como en la legión.,,

No es nada nuevo intentar conquistar a cuantas más chicas se pueda montando un grupo de rock. Todos lo han pensado al principio...y el que dice que no, miente (o tiene algún problema) Afortunadamente, luego llegan otras cosas... en no pocos casos el no comerse un colín con las damas con su grupo es otro factor para que hagan buena música. Lo malo es cuando ser un "mojabragas" se convierte en el único leif motiv del artista...y encima funciona. Entonces pueden pasar dos cosas: que esos artistas o grupos se mantengan en el tiempo, ya que carecen de vergüenza ajena, o...que pasado un tiempo caigan en el olvido. Que debe ser lo peor. Porque entonces pasan a sufrir el "síndrome Glenn Medeiros"... sí, nuestro "amigo" al que nunca le cambiarán su amor por ella. 

El que ha cambiado ha  sido él...
El pobre hombre, después de su exitazo allá a finales de los ochenta cayó en ese olvido y se recicló en profesor de instituto...con lo que estará siempre condenado a que sus alumnos se cachondeen de él  por la cancioncita de marras y el atómico vídeo playero que se cascó, que no sé como, cada vez envejece peor. Pues lo mismo les pasa a unos cuantos "moñas"del rock, que además tendrán que vivir soportando las iras de las hordas (masculinas) rockeras, que no perdonan (con razón) semejantes memeces. Hay muchos casos...recordemos a algunos de esos caídos.

AVISO: vienen vídeos de vergüenzajenismo, que pueden causar estreñimiento ocasional... 


Corey Hart 

Ya no usa gafas de sol  en el interior

Este canadiense (este país es capaz de ofrecer lo mejor y lo peor, desde luego) hizo en los ochenta un cruce, peligroso, entre AOR y rock moñas, a lo Rick Springfield. Sí, ahí lo tenemos en su sunglasses at night, luciendo moreno rayos uva, pelito en pecho y poniendo caritas de como molo...

Esto, en un género como el AOR, repleto de tíos feos, inspiradores y con carisma, como Stan Bush (todos en pie) o John Parr, casa regular, francamente...¿ el resultado? la jugada le salió bien durante un par de años (admito que, dentro de lo que cabe, esta canción y la de never surrender que vino después no están mal) pero luego cayó en el olvido absoluto. Tanto que se retiró a principio de los noventa y hoy casi nadie, al contrario que tantos coetáneos suyos del AOR ochentero, lo reivindica, Hagamos la prueba ¿Alguien ahí fuera se acuerda de este hombre?

Richard Marx

nótese el distinto (e inquietante) tamaño de sus ojos...

Más o menos el mismo caso que el anterior, solo que unos años después. Otro que quiso "fusionar" el AOR con las baladas más descaradamente pastelonas, de hecho, pocos lo hicieron tan "bien" como él. La verdad es que estar apadrinado por Lionel Ritchie ya nos debía dar una buena pista de los desaguisados que podría causar el tipo...por encima d todos, éste:


Virgensanta... ese pianillo al principio  infame, que ya te pone en guardia, ese aire solitario, atormentado y fingido, rodeado de niñas histéricas. Uff. Por no hablar de ese mullet perfecto, a la altura del Puma...en fin, el amigo nos dio la tabarra unos años con un par de baladas de similar calibre (la de Hazard es casi tan horrorosa como esta), antes de apagarse su estrella...que a principios de los 90, no había sitio en el corazón de las fans para tanto moñas. Reciclado en compositor de música de usar y tirar, como artista casi nadie hoy lo recuerda, más allá de la cancioncita esta de marras y por supuesto, en el AOR no son muchos tampoco los que lo reivindican..

Winger

Ahora, lo mismo me hago gafapasta


En el fondo, lo del amigo Kip tiene cierto mérito. Bajista de Alice Cooper, un buen día decide que quiere tener el mismo éxito (de ventas y entre las chicas) que el Jon Bonjovi ochentero, si el de New Jersey ha podido ¿por qué no él? dicho y hecho, monta su banda, a la que pone el apellido por nombre, como el otro y ale, a comerse el mundo, usando su sex appeal...lo malo... 

lo mejor, el pecho lobo, sí

es que  que el amigo Winger es un tipo bajito, gasta una dentadura todavía más caballuna que su rival  y ya en su época de esplendor le salía pelo por todas partes, sobre todo en una barba que solamente se podría rasurar con el cuchillo de Cocodrilo Dundee, en una época en la que no se llevaban las barbas entre las tías.... Pese a todo, casi lo consigue. Tuvo un par de éxitos hardrockeros  acompañados de las consabidas baladas moñas, pero no pudo aguantar tampoco el tirón y se cayó del cartel de rockeros sex appeal rápidamente. Sigue ahí, en una segunda liga del Hard Rock, más respetable, de hecho acaba de sacar nuevo disco, pero las chicas no van a acosarle... y tiene que convivir con el recuerdo de algún clip atómico persiguiéndole para los restos:



Nelson

solo se compran los vaqueros en el Berskha


La virgen. Al lado de estos dos pelanas, Gary Cherone parecía un bluesman tahúr del Mississippi, curtido en mil batallas. Hijos de Ricky Nelson (¿Por qué no les paraste los pies, en nombre de Hello Mary Lou?) no tuvieron complejos en montarse una banda y usar su atractivo y largas melenas (entonces) echando mano de un AOR blandengue y facilón, con las consabidas baladitas. Algo de éxito tuvieron, para emprender una carrera, hasta quedar solo como dúo, dándole a todo género que se preciera en busca de un éxito que ya les es (justamente) esquivo. Algunas cosas no se olvidan...y no precisamente por que quede amor o afecto...

Chesney Hawkes

give one more chap, the one and only, please
Alguno se me rasga las vestiduras, con cierta razón, al oír este nombre...pero es que el "amigo" intentó subirse al carro del rock para convertirse en ídolo de niñas, con lo fácil que habría sido seguir la cuerda, qué se yo, de los New Kids on the Block, que ya habían abierto brecha. Pues no, este tolay, con cara de haberse llevado todas las collejas de los demás niños en el colegio (justamente) tenía que salir con su banda rockera de pega (vaya pintas) luciendo su guitarrita y firmar un tema pegadizo con ribetes AOR...por supuesto, para que el éxito le durara cinco minutos, antes de irse al limbo. Al menos ahora tendrá que oír una y otra vez, el chiste de que lo suyo fue un éxito  "one and only...just for 5 minutes". Se lo tiene merecido. Quien a hierro mata, a hierro muere... 












3 comentarios:

  1. pues el que más me gustaba musicalmente ere Chesney Hawkes

    ResponderEliminar
  2. Joder, menuda sacada de rabo de post. Concuerdo contigo en todo. Pero, sobre todo, en lo de Héroes. Para mí no había nada igual en España; ni lo hay a día de hoy,musicalmente. Un abrazo A mi lista de favoritos va usted.

    ResponderEliminar