domingo, 11 de mayo de 2014

Yo soy del Mellencamp de los 80...


No deja de sorprenderme la fiebre con Springsteen. Portadas y comentarios por doquier, con lo del Tom Morello, que parece que se hubiera aliado con Elvis...y todo a pesar de que está en una gira presentando un disco de descartes antiguos, del que parece que saca ahora otro aprovechando la jugada...en fin. Por no hablar de que es aniversario redondo del Born in the USA...en fin, la única novedad es que todavía no hay una mini gira por la piel de toro, de esas de las que siempre disfrutan los que  le llaman " Brus" y tienen que ir al acontecimiento del año sea como sea. Debemos estar fatal si ya no tenemos ni eso.. 

Como siempre los árboles no nos dejan ver el bosque. Cuántos artistas han quedado en un segundo o tercer plano en este país por la sobrexposición con el Boss...y uno de ellos es John Mellencamp. Sí, en parte también por el carácter difícil del de Indiana y que no siempre haya acertado en su carrera. Pero, ya que he hablado de un disco de "heartland" rock ochentero, al menos en mi opinión esa década en el rock de raíces, fue suya, nadie estuvo a su altura. Y no se le ha reconocido tanto como debería, sobre todo aquí. Así que vamos a adentrarnos y disfrutar (creo) del John Mellencamp de los 80. 

American fool (1982)


La carrera de Mellencamp, o John Cougar, como firmaba hasta este disco, había sido un desastre. Discos malos, errores, mala fortuna...solamente había tenido una compensación cuando Pat Benatar convirtió una canción suya, I need a lover en un éxito moderado, lo que le permitió tirar hacia adelante. Y de repente todo empieza a cambiar con este disco. No es todavía el gran Mellencamp de los próximos años pero ya tiene canciones de rock pegadizas que empiezan a quedarse: Hurts so good y Jack and Diane, su primer éxito que a un tris estuvo de descartar, siendo convencido in extremis por el gran Mick Ronson, que aportaba su guitarra. Y por supuesto esos vídeos tan divertidos... 

Uh Huh (1983)  es el disco donde empieza el Mellencamp maduro, el que quiere ser tomado en serio, el que empieza a componer canciones más reflexivas. Todo a pesar de esa portada pelín horrorosa. Es el momento para que los temas de derrotados, de los que no consiguieron el sueño americano afloren: por supuesto hablamos de Pink Houses, una hermana menor (por la repercusión que tuvo) de born in the USA, del que hizo un videoclip sencillamente precioso: (Ese anciano negro confundido sigue emocionando)  Ain´t that America for you and me..pero también tenemos crumblin down, authority song, un I fought the law al estilo Mellencamp o warner place to sleep,tan  stoniana

Scarecrow (1985)
es su primer disco verdaderamente homogéneo: la América rural, sus esperanzas, su rabia lo domina todo. Y por supuesto encontramos muchas canciones que son grandes: rain on the scarecrow, que poderosa es esta canción y guitarrera, Small town, cuanta rabia hay en esa canción, rumbleseat, between a Laugh and a tear, que gran medio tiempo y el curioso tributo a sus héroes en rockin in the USA, para rebajar un poco...
 


                                                la boina de Kenny Aronoff marca una época aquí
The lonesome Jubilee (1987)  es su gran disco y uno de los fundamentales de la década. En primer lugar por su fantástica producción: pocos álbumes hay que suenen tan bien. Aquí John Mellencamp se deja seducir por el folk americano y sale ganando. El violín de Lisa Germano encaja perfectamente, por ejemplo en su banda. Y las canciones...madre mía: Paper in fire, check it out, the Real life, cherry bomb, we are the people (tremendo tema) hard times for an honest man (que actual suena , very very hard times...) imprescindible 



Whenever we wanted (1990) viene precedido por Big Daddy, pero ese disco, más intimista, me parece inferior, no lo conozco tanto además. Como broche, me parece mejor hablar de whenever we wanted. Un disco de rock and roll, ni más ni menos, con Mellencamp volviendo a firmar himnos guitarreros: love and happiness (gran intro) I ain´t ever satisfied, melting pot o la canción título, y sobre todo now more than ever toda una declaración de intenciones, con su videoclip genial otra vez, con los niños bailando delante de la banda 


Aún nos regalaría un gran disco con Human wheels, de nuevo más intimista y reflexivo, antes de atravesar un largo via crucis en los 90, del que saldría con sus discos acústicos, guiado por T Bone Burnett en la producción con freedom road y sobre todo life love death and freedom, aunque echemos de menos esos días de gloria de los 80. Para este año debería sacar un nuevo disco, después del no better than this, que se ha quedado a medio camino. A ver si podemos seguir disfrutando del talento del de Indiana. 

The good old days...


                                                   
                                                             

4 comentarios:

  1. Mas que de acuerdo contigo yo tb soy de Cougar de lso 80 es más dudo que Springsteen ou similares tengan 5 albumes de 10 seguidos tan buenos como los de Cougar y si no hacer prueba por ej Springteen Born to run darkness the river y ... Nebraska es un tosdton y Born in the Usaa flojito. Petty por ej The Aaiting, Dawn Th etorpedoes, ...luego más irregulares . Lastima el cougar de los 2000

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Bernardo: el Jon Mellencamp de los ochenta está infravalorado hasta decir basta.

    ResponderEliminar
  3. Uno de los agrandes músicos americanos de los últimos 30 años. Yo también prefiero su etapa ochentera con discos esenciales como "The lonesome jubilee", "Rain on the scarecrow" o "Big daddy", pero lo que está haciendo estos últimos años es también muy recomendable.
    Lo vi en directo hace unos años y fue todo un sueño cumplido. ¡Grande Mellencamp!

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, recuerdo tu crónica..qué suerte, aunque ha pasado mucho de esa etapa que tanto me gusta.

      Eliminar