sábado, 28 de junio de 2014

I´d do anything for you but (maybe faithfully) I didn´t do that VIII: Shakira





Creo que con esto ya me he ganado mi condena sin viaje de vuelta al infierno rockero, donde actúan cada semana Shanana y en el ascensor siempre suena el disco de los pedos de Roger Waters...

Por si puedo salvarme, diré que estamos hablando del año 2000, más o menos y que Shakira no es, ni de lejos, la misma de entonces...de hecho entonces, hablo en serio, tenía cierto aire rockero...
y dicen que Bowie es el camaleónico... 
Pues sí, el éxito del que goza en España, rollos con futbolistas aparte, se debe en primera instancia a los bares de copas de los que hablaba en el post de Shania Twain. Sí, esos que luchaban contra la competencia del local vecino y sus chupitos asesinos, en los que se ponía el mejor pop rock nacional e internacional... pero sin estridencias. El sitio adecuado para que una artista con cierto tono alternativo sin pasarse, fondo latino pero sin sin concesión a la pachanga y una voz y forma de cantar en castellano a lo Alanis Morrisette, pero menos poseída (recuerdo que estamos hablando de la época del pies descalzos, título perroflauta to the max, por cierto). Así que era normal  en esa época oír un sábado cualquiera, entre los dardos y la máquina con pantalla táctil del trivial pursuit, "estoy aquí" "si te vas" o "loca ciega sordomuda". El germen perfecto para que se fuera haciendo hueco en tu "cortex musical"   

                                                  morena, renegria, guitarrita en ristre
                                                  y encantadora...otros tiempos
                                                                 
Luego, para el aspecto visual, fue pieza fundamental esto: 


Sí, el inquietante formato de la MTV, tan de moda entonces, esta vez dio un buen resultado. Al menos desde el aspecto visual, como ya he dicho...un par de visionados rápidos me encandilaron y no dudé en grabarlo entero en un vhs. 




Pues sí, en esa actuación la (entonces) pelirroja me robó el corazón por un rato. Ahí estaba ella, encantadora, a ratos dulce, a ratos misteriosa, siempre seductora...(se le entiende por cierto todo lo que canta) y no le hacía falta enseñar tripa, darse la vuelta y menear el culo, quién lo diría hoy...(nadie) En esa época yo quería una novia como Shakira...sí, que jugarretas nos juega el tiempo...para hacernos una idea, en esa época su maridito estaría en los infantiles del Barcelona, soñando con que algún día algún entrenador culé le dijera cuando fuera mayor lo del "nunca positivo, siempre negatifo" tan de la época.. 

Como tantas otras veces con estas tentaciones femeninas, fue un breve flechazo, que rompió la otra parte. Es curioso, casi siempre en cuanto las descubro yo parece que se les va la pinza y pierden el norte (y el resto de los puntos cardinales) ¿Será casualidad? 

Bueno, en el caso de Shakira es espectacular el descenso a los infiernos musicales y no musicales. Quién me iba a decir a mí visionando aquel dichoso mtv unplugged lo que llegaría a ver: primero se me tiñe de rubio, se blanquea la piel y se pone a intentar conquistar con su inglés macarrónico, el mercado norteamericano,  de tontipop, a ver si le hace la competencia a Britney Spears (¿Qué tendrá la Britny que todas se quieren parecer a ella, a estas alturas todavía? sin olvidarse de sacar horteradas para el mercado "latino" como aquel tema (espantoso) en el que sale vestida de torera. Por no hablar de las fijaciones orales, la tortura (nunca le pudo poner mejor título, qué engendro se cascó a "pachas" con el Alejandrito) la tontería del baile sensual que siempre tiene que hacer, venga o no a cuento (lo repite tanto que uno no sabe ya si abrir los ojos como platos o reírse por lo ridículo y forzado que queda)

juzguen y piensen lo que crean conveniente:
 lo repetirá muuuuchas veces
 a cantar sin que se le entienda, no ya en inglés sino en castellano (¿Qué diablos dice en lo de la intuición?) coqueteos con el reggaeton, contando que hace abdominales hipopresivos, la tontería de la loba (aullidos...madre mía, se pone a aullar)

                a veces pienso que es peor el original, 
                   tan traumatizado sigo con los auuus...

El remate es su salto al mundo de los higadillos (corazón) con su cacareado romance asalta cunas con el futbolista, en el que ya se ha convertido directamente en una esnob de la Barcelona más pija (y pedorra) como prueba el que a su hijo le ponga como nombre el de una marca de goma de borrar. En fin. 

Ay Shaqui, shaqui, si me hubieras conocido a mí antes...que diferente podría haber sido la cosa para los dos... tú no estarías tan bruta ciega loca y sordomuda...

si, así estaría conmigo...pero aún así, sería más original
           
las esnobs solo cagan rositas...





No hay comentarios:

Publicar un comentario