sábado, 5 de julio de 2014

Derek and the Dominos


Eric Clapton está cansado. Eso dice. Que lo mismo se retira, que le cuesta horrores salir de gira...un poco tarde.Yo creo que lleva ya 40 años cansado y cansando... no siempre fue así. Cream, Blind Faith y por supuesto Derek and the Dominos, el proyecto en el que él llevó todo el peso solo, por el cual ya pasaría a la historia:

irmado como Derek and the Dominos. Nunca está de mal recordar un gran disco

Después de que se deshiciera Blind Faith, Clapton reclutó a sus amigos de Delaney and Bonney con los que había girado y a Duane Allman, entonces un guitarrista prometedor en los Allman Bros. Desde I looked away, el in crescendo de Bell Bottom blues, Key to the highway, why does love got to be so bad y Have you ever lovd a woman, blues con maestría que podría firmar un clásico, un little wing que no está tan lejos del original de Hendrix, incluso un guiño acústico como thorn tree in the garden. Y por supuesto Layla. Un icono rockero eterno, con esa guitarra espectacular entrando, un Clapton totalmente desesperado por amor y ese épico final con guitarras y piano al alimón. Increíble. Qué triste parecen las versiones de traje de Armani que se empezó a cascar luego de ese tema ya en solitario. En fin. Quizás si se hubiera sentido cansado nada más sacar este disco, todo lo relacionado con Clapton todo habría resultado mejor...


No hay comentarios:

Publicar un comentario