jueves, 3 de julio de 2014

Los Stones no son "verbeneros"


Para homenajear su reciente visita a Madrid, voy a mencionar grandes momentos en directo de los Stones, en los que solamente cuente la música. Ni más ni menos. Porque a veces hay demasiadas otras historias dando vueltas alrededor de la banda...

Los Stones en directo siempre van a tener ese sambenito de "verbeneros" llevan de hecho mucho tiempo con él encima. En parte por culpa suya por hacer caja una y otra vez, en parte por ese público oportunista que cree que Beggars banquet es una boutique de moda y en parte por la prensa rockera,que se pierde en las mismas historias una y otra vez ¿Cuántas veces hemos leído lo del concierto de Altamont, cuando "las fuerzas del mal se concentraron  para abatirse sobre la banda de Jagger y dar la estocada final a los sesenta" (hay que ver lo que le gusta adornarse a los plumillas)  En fin. Siempre nos tiene que quedar la música, las canciones. Y en estos cincuenta años, que se dice pronto, los Stones han tenido grandes momentos: para dar y tomar. Estos son algunos de mis favoritos: 

 En la gira del 40 licks, al menos yo descubrí, otra vez tengo que mencionarla, a Lisa Fischer, marcándose un dueto con Jagger de escándalo en un tema que es espectacular.


En 1997 Jagger hace subirse al escenario a Dave Matthews, que abre para ellos. Una de las mejores versiones en directo de otro tema stoniano fundamental 



Es la gira del get yer ya ya´s out, Mick Taylor acaba de llegar a la banda y en directo están en plena forma. Aunque no se escucha del todo bien, ahí está ese riff perfectamente engrasado. 


Ya lo he mencionado otra vez. Es la gira del some girls, tocan en Dallas, hay una enorme expectación y el gran momento de la noche es ni más ni menos que ese beast of Burden

Tremendo. De hecho fue la canción y el momento que hizo que me metiera a fondo a los Stones. Con Stripped demostraron que seguían siendo una banda de club a pesar de todo, que dominaban las pequeñas audiencias. Jagger en las distancias cortas aún hace más lo que quiere con el público. 

El tema con el que cerraban en sus mejores momentos, en los primeros 70. Un blues que aceleraban y  retardaban como querían ,terminando de meterse al público en el bolsillo. 

Seguimos con el Stripped. Un clásico del exile que cobra nueva vida 

Y para cerrar waiting on a friend tocada las primeras veces, en la gira de 1981. Con ese solo legendario de saxo que les dio Sonny Rollins y que en directo tocaba ya Bobby Keys, otro fenómeno de los que han sabido rodearse para guardarles las espaldas. 


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario