viernes, 8 de agosto de 2014

I´d do anything for you but (maybe faithfully) I didn´t do that X: Ainhoa Cantalapiedra



que vivan las noches, que viva el amor (en el 2002).

Sí, también hay una dama que pudo arrastrarme (y  aviso que en  parte lo consiguió) al siniestro mundo de los karaokes  televisivos de usar y tirar.... Eso sí, ni Chenoas ni gaitas: yo a mi manera, eligiendo una cara que no tiene porque ser de las más publicitadas...de hecho seguro que muchos a los que ese mundillo tocó (aunque fuera de forma tangencial) el nombre os suena, pero no estáis seguros del todo de quién es... 

Como todos sabéis, la primera edición, aunque vaya pasando el tiempo y se alejen sus ecos  fue un pelotazo del quince, hasta extremos insospechados que tuvo sus consecuencias. Entre otras, cabrear al público rockero (y a los artistas del "establishment" rockero patrio, las mismas caras, los mismos rostros, ya saben),integrista o no, que acabó hasta el gorro de aquel karaoke más falso que las balas del Equipo A...y con razón. 

Pues a  mí, francamente, no me molestó tanto. Llegué tarde al boom del programa y ni me gustaba  ni tampoco me repelía especialmente. No entendía tanto jaleo, desde luego y me hacían gracia cosas como aquel político que salió diciendo que " los chicos de Operación Triunfo representan los valores del PP" antes de que le pillaran tirando de chequera con la ex de Bruce Willis. Lo peor que recuerdo fue el delirante "rockumentary" que se marcaron,  una cutre película que hasta estrenaron en los cines, un behind the scenes de su gira, que me tuve que tragar en un viaje eterno de autobús.. (pobres niñas que, con el paso de los años se vean ahora haciendo el ridículo).pero no la cosa no pasó a mayores. 

Pero con la segunda edición, ay...no siempre segundas partes fueron malas.

¡viva Galdácano!

Un día, a punto de empezar la esperada secuelaM me encontré viendo con un grupo de gente los avances que iban dando del nuevo programa; los castings por la piel de toro, tomando algo y comentando las "jugadas". Sí, la gente "normal", la que oía entonces a Estopa, la Oreja de Van Gogh y (ellas) a Alex Ubago aprovechaba para comentar en plan tertulia futbolera, las últimas novedades del programa. Y como si sales del reducto rockero, mejor que te amoldes, no dije esta boca es mía y me puse a verlo. Y en cierto momento, después del cachondeo con los muchos flipaos que buscaban su minuto de gloria en pantalla
  en la academia de OT2 los había...aún peores 

 durante  unos segundos apareció una chica, guitarra en ristre y cantando que me sorprendió. Porque sí que parecía que tenía talento. Aún no lo sabía, pero iba a ser la primera vez que tuviera ojo clínico para algo... 

Más adelante, ya en la intimidad de mi casa, volví a echar un ojo a los avances y mira, allí seguía concursando esa chica. Y al siguiente..y al otro. Y cada vez me gustaba más: se trataba de Ainhoa Cantalapiedra. 


Que resulta que era de Galdácano. O sea, chica del Norte. Como dije en el post de la Oreja de Van Gogh y se puede ver en el vídeo, una mezcla (irresistible) entre tímida,formal y cabezona que a mí me vuelve loco. Ya la habíamos liao otra vez. Así que, por supuesto, empezado el programa, con Carlos Lozano y sus hoyuelos allí estaba yo listo para verlo, como un clavo.Y me tragué la segunda edición de pé a pá..

La cosa empezó mal, con ella nominada.Pues estábamos listos, que me la largaban a la primera. No fue así y seguí enganchado y cada vez más picado. Porque a la pobre Ainhoa, entre chonis de distinto pelaje y sus atontados partenaires masculinos (al lado de algunos, Bisbal y Bustamante rebosaban carisma rockero) se las hacían pasar canutas: ataques de ansiedad, canciones en la que su acompañante pasaba de ella, discusiones por doquier, pasotismo de los profesores, no hablemos ya de sus "compis" y del jurado, que intentaba nominarla una y otra vez...¿sería posible? estaban tontos en ese programa...y en la calle nadie me entendía: hasta en otra discusión de "tasca" aposté por ella como favorita y mis contertulios me miraron sorprendidos. Claro, el tío friqui Este que habla del John Mellencamp , qué va a decir... Afortunadamente Ainhoa seguía y seguía en el programa, salvada por el público y al final en otra de esas galas en la que seguía nominada, tuvo su momento de gloria. 


Realmente aquí lo hizo muy bien. La teoría del mojo: se notaba que era mucho más que una cantante de karaoke. por eso consiguió plantarse en la final, antes de la cual conocí a una prima suya que, encantada con mi respaldo...me dio unas fotos de esas adhesivas para que las pegara por ahi. Hombre, eso ya era demasiado, hasta para mí...los guardé y creo que los perdí, pero ahí está mi aportación locaza al fenómeno OT. 
y pensar que estuve a un tris de acabar así...

En aquella final, se conocía el ganador antes que el cuarto clasificado (misterios de TVE) y contra todo pronóstico...ganó Ainhoa. ¡Hombre,si ya lo decía yo! El mundo fue suyo y mío por una noche, je, je. De repente mi Ainhoa era patrimonio público,recordemos que sin tener la repercusión brutal de la primera edición, Operación Triunfo seguía siendo el programa más visto y comentado de España. Hasta el siniestro Otegui salió diciendo no sé qué disparates (pobre Ainhoa la cara que puso cuando se enteró). Luego vino la gala de Eurovisión, que me tragué con un gusanillo...¿y si Ainhoa gana y va? ¿alguien que sabe cantar podría hacer algo bueno en semejante bodrio? nos quedaremos con el misterio, porque las canciones que le pusieron eran horribles...aunque las guardé en el rincón musical del cerebro... nunca se sabe que utilidad le puedes dar. Más adelante lo explicaré





En fin, como ganadora, Ainhoa pudo arrancar su "carrera discográfica" como venden en ese programa y dio un concierto en mi ciudad. Al que por supuesto asistí. Debo ser el único ser humano que ha visto a Alice Cooper, la Oreja de Van Gogh y  a Ainhoa en directo. En mi descargo diré que era gratuito y que efectivamente ella, con un material algo pobre (su primer disco lo producía el avispado del Emilio Estefan que se frotaba las manos con la pachanga que crearía y los billetes que le generaría  ) sabe cantar y dominar el escenario. Debería haberme hecho una foto con ella o algo, pero ya me pareció demasiado...ahora me arrepiento....

Como con otras "musas" , su carrera no ha seguido las pautas que imaginaba, con los dichosos coqueteos con la electrónica y no ha tenido mucha suerte. Accidentes de tráfico, el que no es una artista maleable y para todos los públicos...pero ahí sigue, dando conciertos y sacando discos, autofinanciados y por los que no pone precio y sigue cayéndome bien (las chicas del norte nunca pasan de moda) y además...

ya en el 2009,estaba intentando ligar con una chica (del norte claro y encima pastelera) en un local karaoke/fiestero de un pueblo... del Norte, por supuesto. Lo malo es que la banda sonora era una sucesión inacabable de éxitos latinos de los que no tenía ni la mejor idea (como serían para que mi radar hortera no los hubiera detectado) y me estaba descolgando con la chavala, a punto de hacer la goma, como los ciclistas... Hasta que de repente..oh sorpresa... "qué viva la noche, que viva el amor su nombre me sabe a besos de pasión..." un momento: esa me la sabía. No era Ainhoa, sino una tal Karen Paola la que cantaba, pero era mi momento... y al centro de la pista...si luego triunfé o no...eso me lo guardo, pero como podéis ver, nunca sabes para qué te servirá una canción hortera. Queridos fieles (varones) del dogma rockero, amplíen sin reparo el cancionero de su disco duro, que nunca se sabe...

eskerrik asko, morena


No hay comentarios:

Publicar un comentario