domingo, 3 de agosto de 2014

reivindicando a Chris Kimsey


En blogs y foros no hablamos tanto de los productores o ingenieros de sonido como de músicos (algo normal para el aficionado medio que no entiende de detalles ni tiene por qué hacerlo) aunque algunos, cuando han hecho un trabajo excelente, han ascendido al Olimpo rockero, con George Martin a la cabeza...o Mutt Lange, que genera controversia...pero tiene muchos fans. Hoy voy a reivindicar a un buen profesional de la mesa de mezclas que no se suele mencionar, pero que es uno de los grandes, uno de esos productores que, de tener una banda y un buen presupuesto, sería uno con los que exigiría contar (otros serían George Drakoulias o Martin Birch )

¿Qué tienen en común Rolling Stones, Ten Year after, Peter Frampton, ELP, Bad Company, The Cult, Marillion, Killing Joke, Psychedelic Furs o los Proclaimers  ? Sí, lo habéis adivinado, haber trabajado con Chris Kimsey en algún momento. No es mal currículum ¿eh? más si tenemos en cuenta que su primer trabajo de responsabilidad, después de trabajar como asistente con Ten Years after y Led Zeppelin (el III) fue...sticky fingers. Ahí es nada.
Chris Kimsey, 20 años...y ya echando los dientes con los Stones
 Es de hecho uno de los productores que más relación ha tenido con sus satánicas majestades, volvería a trabajar con ellos en Some girls, Emotional Rescue y Tattoo you y aún más adelante con Steel wheels. Algo a tener en cuenta, sabiendo que Richards y Jaggers ejercen un control tremendo sobre sus producciones, cuando no directamente la dirigen ellos como los glimmer twins.

 Otro disco emblemático es el Peter Frampton comes alive, el que fuera el directo más vendido durante décadas. Tiene buena mano para los directos Chris Kimsey, les da un sonido limpio, uniforme, bien trabajado. Otro ejemplo es el disco Knebworth 90 en el que la "nobleza" del pop y el rock británico se juntó para hacer un festival a lo live Aid. No es fácil darle uniformidad al sonido de Tears for Fears, Dire Straits, Clapton, Pink Floyd o Paul McCartney y sin embargo en ese disco se consigue.

También es curioso que fuera el primer productor para The Cult en dreamtime, anticipando su sonido guitarrero y de rifs antes de Electric. Ahí tenéis Spiritwalker, por ejemplo. Por supuesto, el trabajo con Marillion también es destacable, Misplaced Childhood y Clutching at Straws son dos cimas del grupo y a través de lo que cuenta la banda, Chris Kimsey aparece como un productor metódico, capaz de pasar por encima de los conflictos de la banda, de sacar "petroleo" de un presupuesto reducido (El de Misplaced Childhood, por ejemplo) y al que le gusta que la banda esté junta en el estudio. La lástima es que su trabajo se haya reducido mucho desde los 90, aunque he descubierto investigando para este post que el año pasado rescató unos estudios de grabación míticos, los Olimpic, cuya dirección ha asumido. Así que vuelve a tener bastante trabajo por hacer y seguramente las orejas rockeras lo agradecerán...



sabe hacer un selfie chorra con Peter Frampton...



...y con Ron Wood también



1 comentario: