domingo, 28 de septiembre de 2014

celebrating the 90´s with the Ayatola: lo mejor (peor) de las foreign invasions


Que en España nos gusta lo que viene de fuera y lo ponemos en un altar sea bueno o malo, es algo que creo que no hace falta que explique: se da por hecho. En los 90 se dio mucho en el fútbol y la música. Así, igual que nos deleitaron con su arte futbolero grandes ídolos como Rambo Petkovic, Phillipaukas o Amunike, en la música nos tragamos cada cosa, solamente porque venía de afuera verdaderamente de aúpa...

                                            el colega Amunike se lo montó que te cagas, eso sí...

EL CARIBE  


Mira que la cosa no empezó mal ( relativamente hablando) con el éxito de Juan Luis Guerra, ese hombre a una oreja pegado capaz de hacer simpáticas palabras como catéter , insulina o bilirrubina en una genial canción o aquella que hoy parece inocentona, la de la sopa de caracol (guatamericonsu dubiguanagua) pero como se desmadraría la cosa...mi teoría personal es que descubrió a las chicas españolas las posibilidades del baile, detatando una verdadera fiebre bailonga para horror de sus parejas masculinas, que acabaron hasta el gorro y reclamaron  otra cosa de la música caribeña...propiciando el éxito de las canciones pachangueras con doble lectura: estamos hablando concretamente del... 

para oír cubata de ron pampero en mano

El disco con mayor cantidad de canciones sonrojantes que vinieron de allende los mares. Como, por ejemplo: 



     aquí al menos se arrimaba cebolleta       

                                      Y media España haciendo el tonto con la cornamenta 
      no se libró ningún animal, no... 

En fin, buena culpa del alcoholismo de los noventa lo tuvieron estas canciones. La única manera de soportarlas era a base de cubatas. 

BOLIVIA

Indirectamente, porque estos dos mendas venían de Francia, pero este instrumento andino también triunfó con esta horterada en España. Nos encanta lo de las músicas del mundo y claro, a veces se nos cuela cada cosa...


BRASIL 

por supuesto, antes de Carlinhos Brown, el gran invasor brasileño, aparte de la estancia en España de Xuxa o Regina do Santos, sería el breve boom de la Lambada. 



siempre defiendo este baile, porque dependiendo de con quién lo compartas, la cosa se puede poner muy bien...pero sí, con nuestras dificultades para el ritmo, era lo que nos faltaba. Y abrió la compuerta para que llegaran otras cosas más "duras"y noventeras de un país que no nos había influido tanto más allá de Regina do Santos, como el boom de la Capoeira o la samba de Janeiro...ensima ensima.... siempre ensima
y luego sí, el pelma de Carlinhos Brown 

ITALIA

Eros Ramazzotti, ese fenómeno que lleva versionando sus temas en español desde casi treinta años y aún no sabe decir más de cinco palabras  en nuestra lengua, abrió otra vez el mercado español para nuestros amigos transalpinos, gracias a este gospel teatrero que todos conocemos: 



Por supuesto, fue abrir la caja de los truenos y tuvimos que soportar a Neks, Tiziano Ferros y en menor medida a este increíble personaje: 




    Tremendo, con su aire rockerillo, esa voz y ese tono que parece que sufra con las almorranas y que te hace comprender a la pobre bella idiota. Por no hablar de esas tonterías del culo en el Ferrari. En fin, al menos esa voz asustaviejas nos privó de que tuviera más éxitos...

Quién si los tuvo y como, fue la contrapartida femenina, Laura Pausini. ¡Cómo no! ahora es más famosa por no seguir el refrán del "hagas lo que hagas ponte bragas" pero a mediados de la década arrasó con sus historias de amores  adolescentes a voz en grito, que no te creías ni aún siendo adolescente (aunque creo que solamente pasaba si eras chico, si no no se explica tanto éxito). Aunque bueno, ella al menos aprendió a hablar en español, Las mujeres siempre van por delante, aquí  y en Italia, parece

 






No hay comentarios:

Publicar un comentario