jueves, 18 de septiembre de 2014

Queen live at the Rainbow 74



Por fin una noticia de actualidad en el universo Queen que merece la pena. Live at the Rainbow 74 ya está editado oficialmente...y canela en rama.



El disco recoge dos conciertos de la banda en el mismo año, 1974 a principios y finales de año. Presentando Queen II y Sheer Heart attack. Nos encontramos por lo tanto con los Queen más hard rock que hemos tenido, cuando no habían ampliado tanto su paleta de sonidos (a night a the Opera lo cambiaría todo) de hecho, si alguien, algún despistado que pasa por ahí os dice que Queen no le gusta por "blanditos" le haréis callar poniéndole este disco. 

Porque estamos ante uno de los grandes directos de la banda. A mí me ha encantado sobre todo el primer disco, formado por canciones de los dos primeros discos, quizás por eso, por ser canciones que pocas veces hemos escuchado en directo, más allá de Keep yourself alive y Seven seas of Rhye, que tantos años estaría en el repertorio. 

Y la banda está matadora. Menudo chute de energía es este disco. El peso lo llevan los hoy vilipendiados May y Taylor, que aquí se reivindican como grandes músicos. El primero está directamente a un nivel estratosférico, sacándole todo el jugo a la red Special y tocando como si Queen tuviera dos guitarristas en escena. Pero Roger Taylor no se queda corto, descargando contundente. Era un gran batería, sobre todo en la etapa setentera, al que siempre le ha venido mal la imagen frívola y aquí tenemos la prueba. De Freddie, poco hay que decir, ya sabemos que nació para dominar el escenario, fuera grande o pequeño y eso es lo que hace una vez más. A Deacon, con la tormenta de los otros dos poco se le nota. Y grandes momentos...unos cuantos. El solo de guitarra, la primera versión de Brian, a todo trapo, Un tema potentísimo como Great King rat aún más intenso que en el disco debut, Keep yourself alive, que nunca falla, hasta see what I fool I´ve been, encaja perfectamente. Lo que hacen con Liar es increíble.Y el medley de rock es el mejor que les he escuchado. 

El segundo disco también está muy bien, aunque nos movemos por terrenos que ya conocemos un poco más. Pero ahí están debutando canciones como Stone cold crazy o Now I´m here...y se nota como la banda, en solo unos meses, ha cogido unas tablas impresionantes en directo, que están a punto de convertirse en algo gigantesco, como efectivamente ocurrió. Parece incluso que el público de los dos conciertos se da cuenta, por las ovaciones que les dedican al final de cada canción. 

El sonido no es una locura, pero dista mucho de ser malo, los temores que había antes de salir  con la mezcla de Roy Thomas Baker no se han cumplido. Y en la linea de siempre de las casas de discos, hay un lanzamiento desproporcionado: por aquí los 2 discos, por allá con el dvd, con el libreto, el vinilo.. y pasándose con los precios. Nada nuevo de todas formas, pero no empaña un directo que me parece de escándalo. 



2 comentarios:

  1. Todavía no le puse la oreja, pero no tardará la cosa.
    Esto sí que es un lanzamiento como Dios manda. Ganazas de hincarle el diente!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ponla, que te la van a dejar planchada....keep your ear alive!

    ResponderEliminar