sábado, 20 de septiembre de 2014

recordando Achtung baby

Bono y cía la han vuelto a liar. Solamente a ellos se les puede ocurrir sacar gratis su disco (después de retrasos y estar a punto de dejarlo guardado en el cajón) para Apple y luego sacarlo en formato físico...y decir tonterías como que es bueno que a ellos les paguen y que al fan le salga gratis ¡nos ha fastidiado, Bono! tú, que sí te lo puedes permitir. Aparte, como siempre, que el disco dice muy muy poco. Ya están con el piloto automático y no son valientes de cortar de una vez con una banda que no va a ninguna parte, al menos Clayton y Larry Mullen, que son los únicos que han tenido a ratos algún momento de vergüenza torera. 

Por eso me acuerdo de Achtung baby, de ese disco con el que sí sorprendieron a todo el mundo, dejándonos con la boca abierta. Venían del primer pinchazo (relativamente) en su carrera, ese Rattle and Hum en el que por primera vez se pasaron de megalómanos y supieron parar, reflexionar y encontrar un nuevo camino. Vaya que sí... "Tenemos que ir lejos y soñar todo de nuevo" decía Bono. Qué diferencia con sus declaraciones de hoy en día 

Aunque  les costó muchísimo encontrar esa nueva dirección. No era fácil que se encontraran cómodos en sonidos que eran más del Bowie en su etapa berlinesa, donde precisamente fueron a grabar el disco. One marcaría el camino. Una canción archiconocida pero muy valiosa, que Bono se encargaría años después de deslucir en un dueto innecesario. Y vendrían the fly, el reinventar las guitarras en mysterious ways, la etérea love is blindness, la soñadora who´s gonna ride your wild horses....etc, etc: tan bueno fue, tan bien quedó que debieron darse cuenta de que no podrían ir más allá, en lugar de convertirse en una caja registradora.

   


No hay comentarios:

Publicar un comentario