domingo, 28 de septiembre de 2014

Whitesnake, los años intermedios: 83/87





Whitesnake va a lanzar un directo  con varias actuaciones del año 84, titulado back to the bone (guiño involuntario que le han hecho a George Thorogood)  que me ha hecho pensar en que esa etapa de la serpiente, que va desde que publicaron su álbum de la etapa "bluesera" más celebrado el saints and sinners hasta que Coverdale se puso el mundo por montera y cambió el rumbo de la banda con el 1987, es la que menos conocemos, nos guste la primera etapa o la segunda (o ambas) Así que vamos a refrescar la memoria. 

Esa parte de la biografía de Whitesnake arranca más o menos cuando ellos se bajan del escenario de Donnington, donde habían vuelto a triunfar en 1983, otra vez.  En esos años nadie le sacó más partido a ese festival y viceversa, por cierto


Sería el fin para una formación estable de la banda, con Ian Paice, Jon Lord, Bernie Mardsen, Micky Moody y Neil Murray (¡casi nada!) acompañando a David Coverdale. Para slide it in, el único disco que se grabaría en esa época, entrarían Cozy Powell, Mel Galley, Colin Hodgkinson y luego John Sykes. Antes habían lanzado guilty of love como single, grabado también en esa noche en Donington: 



Slide it in funcionó bien como siempre en el Reino Unido, siendo un álbum en la línea de los Whitesnake de esa época: hard rock con toque blues, sobre todo en gambler o slow n easy, con una de esas baladas además marca de la casa, love ain´t no stranger



Pero siguió sin funcionar tanto en EEUU, además recién fichados por David Geffen. Por eso darían el primer paso en ese mercado regrabando el disco para Estados Unidos, con un sonido más "americanizado" eligiendo de productor a Keith Olsen. La cosa empezó a funcionar allí y Coverdale dio el salto con la banda. Entre medias, participaron en un festival en Japón, del que se nutre buena parte de ese último dvd: 
Murray, Sykes, Powell y Coverdale...con cara de niño bueno


y posteriormente, algo que no se conoce mucho, en el live in Rio primero y bueno, en el que triunfaría Queen: 



Y después se meterían a grabar el nuevo disco, el 1987. Aquí Coverdale ya se había puesto en plan empresario y Whitesnake se convirtió más que nunca en su proyecto personal, en su criatura. Por eso saldrían Cozy Powell o Mel Galley, gente a la que no era fácil torear. Eso sí, Coverdale los sustituiría a la perfección: nunca ha entrado un mal músico en la banda, por más que a veces pareciera que las pintas de "Barbie" primaran. En este caso ficharía a Don Airey y Aynsley Dunbar, quedándose con Murray y Sykes. La grabación se retrasó por los problemas de voz de Coverdale, que a un tris estuvo de perderla por esforzarse tanto (el nivel que alcanzó en el 1987 es impresionante) pero se recuperó a tiempo...de despedir a Sykes, algo que este nunca lo ha perdonado. Lo sustituiría por Adrian Vanderberg, uno de sus guitarras preferidos de siempre y curiosamente Vivian Campbell, al que le dio tiempo de salir en el videoclip de Still of the night...pero eso ya es otra historia. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario