viernes, 10 de octubre de 2014

celebrating the 90´s with the Ayatola: el revival en los 90


Pues sí, en nuestra década también hubo momento para la nostalgia de décadas pasadas, musicalmente hablando. Por supuesto, nada de los cercanos 80, que tan rápido habían sido denostados. Casi todo setentero y sesentero...trayendo de vuelta a artistas de todo tipo...en algunos casos mereció la pena...y en otros, pues... veamos 

Grease megamix:



Parece mentira hoy, que hasta tiene un musical (hortera) que se repite en la Gran Vía Madrileña, pero a principios de los noventa Grease no era una película de culto, no se recordaba, supongo que un poco por culpa del petardazo que pegó la secuela relativamente reciente ...hasta que algún lumbrera ideó este megamix, entrelazando  algunas de las canciones más recordadas de la BSO, que sería un pelotazo. De ahí a que la película se repusiera con picos de audiencia increíbles y que todo el mundo volviera a hacer el tonto imitando a ese Travolta pasado de rosca  cuando sonaba...solamente hubo un paso. 


Que vuelve el reggae... gracias a Dios, no pasó de 1995



Sí, los ritmos jamaicanos se pusieron de moda durante cinco minutos gracias a estas dos versiones...de temas que nada tenían que ver con el reggae. Cosas veredes. Encima, dos atentados musicales de órdago: el primero a cargo del cantante más insípido que probablemente ha dado el Reino Unido y su infumable banda, a años luz del trabajo que hizo Elvis...  y el segundo consiguió que odiáramos, casi sin conocerlo , al pobre Peter Frampton y celebráramos los comentarios cargados dea mala leche de Nick Hornby en alta fidelidad cuando se cebaba con él.

 Viendo el vídeo dan ganas de llegar palo en malo y desalojar a los porreros esos ¡ malditos fumetas, venga, humo que chispea! 

Hooked on a feeling, el eterno single



Se le pone el "ugachaka, ugachaka" tuneado a la canción de Blue Swede, sale en una película de Tarantino y poco después en un anuncio del Corte Inglés (atención al detalle de "sección de música" destacado, qué tiempos) y tachán, la canción es un éxito veinte años después. Aunque la pena es que no se pusiera de moda esa versión anterior del tema a cargo de BJ Thomas, mucho mejor. Por cierto, que la canción sigue con vida propia veinte años después, gracias a la película de los Guardianes de la Galaxia. Aunque bueno,sí, antes de eso...el más grande también grabó el tema en los 90 


Tom Jones

Nadie mejor que él volvió a lo grande en los 90...haciendo menos, Porque todo se lo debió a...sí, lo habéis adivinado: 

si no lo has imitado,
no viviste los 90 o estabas en la luna


En la genial serie, quizás lo más celebrado eran esos bailecitos de Carlton a ritmo de Tom Jones, su ídolo. Casi tanto como el amigo Jazz saliendo por la ventana en cada capítulo que salía.

 Tanta fama tuvo el guiño, que hasta el propio Tom se marcó su cameo en la serie. Por supuesto 
cantando EL tema:

Pero no quedó la cosa en la coña del príncipe, ya que más o menos en esos años también Tom Jones salió en Mars Attacks, ¡otra vez con it´s not unusual! aunque a los bichejos aquellos no les gustara el tema. Si es que eran muy "desaboríos". Y aún le dio tiempo a pegar fuerte las listas otra vez con una versión de you can leave your hat on, aunque no sea tan buena como la de Cocker.  

Camilo Sesto





Toma ya. Camilo, desde que se hizo cosas raras en el pelo, había caído en un ostracismo total, quedando medio retirado y olvidado por casi todos, salvo por sus fans más nostálgicos. Como Alaska, sí, que lo rescató para hacer dos versiones de "vivir así es morir de amor" y "el amor de mi vida".. .en la que no se preocuparon mucho de la producción, precisamente. Pero dio igual, porque de repente Camilo Sesto volvía como icono hortera, tanto que regrabó Vivir así es morir de amor...convertida ya para siempre en la canción número uno en los karaokes. Porque mola mazo, claro...

La fiebre  disco.


A finales de la década, el sonido disco setentero se puso de moda, después de estar acorralado por los odios rockeros (aquello del "disco sucks" y los aquelarres públicos quemando vinilos) y por parecer hortera, pero hortera... hasta que empezaron a cambiar las cosas con una película, full monty y sus constantes (geniales) guiños a esa época:


Así  muchos descubrimos que esas canciones de disco setentera no eran nada malas y era más, molaban para hacer el tonto y quitarse complejos...y nadie lo entendió mejor que la Hermes House band. Grupo holandés que adapta canciones de otras épocas para convertirlos en himnos de discoteca, de desfase, mucho desfase...y nada mejor que su versión del I will survive para quemar cualquier garito en el punto álgido de la noche...

Y para terminar, algo increíble aunque  no muy recordado: ¡En los 90 volvieron los Pecos!

Pues sí. En 1998, después de llevar retirados más de una década retirados, los ídolos junto a Miguel Bosé de las adolescentes setenteras, decidieron sacar un grandes éxitos, 30 años y un par de corazones...(viva la buena salud cardíaca) y con sus muchas apariciones televisivas,atrayendo a sus fans ya creciditas, se montaron una gira y sacaron nuevo disco. Lo "mejor" fue, sin duda, descubrir en esas apariciones (época pre youtube, recordemos) sus atómicas actuaciones setenteras, que te dejaban ojiplático, por la capacidad para el agudo/falsete del rubio en aquellos años y la nula presencia de testosterona por su cuerpo. 







1 comentario:

  1. unas risas para levantarme y luego se mencionaba la horterada de lis 80 vamos que no seguimos por buen camino

    ResponderEliminar