domingo, 5 de octubre de 2014

celebrating the 90´s with the Ayatola: ponga una rumba en su vida: el crossover...a la española


Crossover: dícese del término anglosajón que en música se refiere a cruzar elementos de varios géneros en una canción...algo que en España entendimos a la perfección (o sea, como nos dio real la gana) en los 90: cualquier canción, fuese cual fuese ésta, se podía versionar , mezclándola con una rumba. 

Todo empieza a principios de los noventa, cuando un grupo español desconocido consigue subirse al escenario en los juegos olímpicos de Barcelona, entre la solemnidad de Monserrat Caballé o Ryuichi Sakamoto, poniendo la sintonía extraoficial al evento, con su rumbita "amigos para siempre". Animados, tiran pa´alante, cogen un tema de los Beatles más primerizos, no tan recordado en 1992 y sucede esto:


Tremendo: camisas horteras con cuello de pico, patillazas, sobredosis de guitarras,un montón de gente que no se sabe muy bien qué pinta (mención especial para el regordete y el que tiene las patillas más largas) todo ello unido a  ese english nuestro...(que no se entiende) Los Manolos fijaron los patrones para casi toda canción del subgénero

Un par de años después, un tal Azuquita, un cantante con menos carisma en el escenario que un calcetín, pero que sabía echarle morro
Para bailar...no agarrao.
 A ver que chavala se pegaba a esa camisa


continuaría la labor del crossover cañí, dándole una vuelta de tuerca más: versionaría artistas nacionales, del momento. Chimo Bayo, nada menos, fue el elegido. Una nueva estocada a los bakalaeros que se estaban desangrando a borbotones, a ritmo de rumba y palmas, añadiendo "morcilla" en el texto aparte de la sobredosis de guitarrita, que permitió que Azuquita nos alegrara un par de veranitos  a principios//mediados de década y que él pudiera hacer caja





Algo parecido iban a hacer otros "fenómenos" llamados Sándalo, que se encargaron de traducir a su manera una de las canciones  que entonces sonaban a todas horas: el informer de Snow (a chi chi bon bon nou) condenando al ostracismo al pobre gafitas americano en España, porque a partir de entonces esa canción sería para siempre...te informo (ricky ricky poronpompero ¡con un par!) No contentos con pegar este pelotazo, se permitirían versionar.... a los Ace of Base de mi Lynn (¡sacrilegio,!) en no una, sino un par de versiones abracadabrantes de los suecos:

      la madre que los parió...

Aunque nadie llegaría tan lejos como los Gypsy Kings,  que saltaron al mercado internacional y colaron su versión del Hotel California (en la que lo único que se entiende es el welcome to the hotel California original, por mucho que el resto esté en español...o eso parec) en la película de culto de los 90. ¡el crossover rumbero en el gran Lebowski! 



La rueda ha echado a rodar y ya no para. Seguimos con Ríos de Gloria, un dúo a lo Pimpinela que intentó plantarle cara a Camela en la lucha por las casettes de gasolinera, siendo capaces, entre otros horrores noventeros de versionar a lo tecnorumba...a los Ricchi y Poveri. Nada menos.No les funcionó...quizás porque no tenían al fenómeno de los teclados camelianos.
Un Geoff Downes con coleta, el tío


Pero reconozco que todo esto, aunque parezca bastante, en el fondo no es más que un aperitivo. Ahora llega lo bueno, el plato fuerte. Es el momento de hablar del mejor grupo español de la segunda mitad de la década: Ladies and gentlemen:

LOS SOBRAOS

con ocho huevos
Qué recuerdos. Es ver la portada de ese disco mítico suyo  marcando paquete, para evocar una caseta de la peña en las fiestas del pueblo, con un montón de cuarentones dando vueltas cubata en mano y solos, la camisa abierta enseñando  pecho lobo , marcando paquete igual que en la portada y dándolo todo a ritmo del Quiero verte o cualquier otro de sus temas, eufóricos porque esa noche pillaban (y al final lo único que pillaban era una resaca monumental) Este trío (aunque es verdad que en todas sus canciones siempre sonaban un montón de voces dobaldas, como para que te animaras más a cantar) le echó más valor/cara/huevos que nadie a la hora de versionar mezclando con rumbitas y facturaron unos temas del copón, en serio: empezando por los Cranberries más éxitosos. Se la colaron a la Dolores O´Riodan in her head...

Ahí ya apuntaban algunas claves de su éxito, esa intro en inglés estratosférica que va in crescendo, esas cajas de ritmos a todo trapo, la guitarrita, como debe ser...pero había que dar un paso más y ellos lo dieron, virilizando nada menos que a la Laura Pausini más pesada...  y sobre todo y ante todo, marcarse la versión más increíble de la historia, ése wonderwall oasiano en la que los Sobraos lo dieron todo: si dos unicejos guiris tenían éxito con un tema así, ellos no iban a ser menos. 


                      Apachinau

Por no hablar de su adaptación de la canción del programa Sorpresa Sorpresa, su revisión del petardeo de Rafaella Carrá, acercar a Alaska a la rumba y el fino barniz al que sometieron a "cuando brille el sol" de los Lynrd Skynrd españoles... La Guardia: ellos podían con todo. Qué bárbaros. 






En fin, el crossover hispano, la "fusionrumba"...quizás la mejor aportación que dio al mundo nuestro país, musicalmente hablando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario