sábado, 25 de octubre de 2014

mondo video: Paul McCartney: coming up


De McCartney en los 80 podría haber escogido más de media docena de momentos "únicos", en esa larga travesía por el desierto que emprendió hasta flowers in the dirt...y que ha conseguido que muchos todavía no hayan recuperado el respeto por el ex Beatle...y al final me he quedado al principio, en ese momento en que decidió liarse la manta a la cabeza y emprender su particular vía crucis ochentero: coming up (y el título nos viene al pelo, mira tú por dónde) 

La canción es bastante correcta, igual que su McCartney II, pero el vídeo...ay, el vídeo. 3,2,1: se abre el telón: 


Allá vamos. Se encienden las luces y aparentemente aparece una big band, delante de la que se pone a cantar un McCartney con ganas de hacer el tonto.. 
y arqueando la ceja
y de repente, vamos descubriendo cosas. Como que el batería...también es McCartney. Que está Linda, cosa habitual, que va a ser la que se salve un poco de la quema (menos cuando también luce peluca y bigote)...y que el bajista también es McCartney...¡etapa Beatles!, pero un momento el del órgano...¡también es él mismo!
 ¿Pero qué está pasando aquí? además lleva una estética kraftweriana inquietante (aunque parece que era un homenaje a Ron Mael, de Sparks)...pero, un momento, que a la izquierda el dúo de guitarras...también son dos Paul más, disfrazados de Buddy Holly, con gafas de culo de vaso (Él dice que era el guitarrista de los Shadows ) y de...¿heavy? (Dice que era David Gilmour...poco parecido le vemos) Bueno, vamos con la sección de viento, que son... McCartney desdoblado en cuatro, en plan egotrip total...
el rockabilly volvió gracias a este vídeo, ya ven
encima el de los pelos largos va desacompasado... y así todo el rato, oiga: venga y venga  sucesión de primeros planos McCartnenianos haciendo el tonto (esa peluca del batería y esa barba Amish,..por amor de Dios)
"será falsa...pero pica igual que la mía en Let it be"
 y todo hasta cuando no le enfocan, prestad atención al McCartney "moderno" a las teclas pasando de todo...al final con tanta sobredosis de Pauls colapsamos y los ojos se salen de nuestras órbitas, con vida propia ... 


Pedazo de vídeo que se marcó el amigo Macca...en fin. Mi teoría es que aquí (haciendo el tonto, eso sí) quiso decirnos que a partir de ahora iba a hacer de su capa un sayo, ponerse el mundo por montera, un yo me lo guiso y me lo como porque para algo soy el jefe, que nada sería lo mismo... y que nos fuéramos preparando...

Afortunadamente, paralelamente sacó otra versión en directo, aún con los Wings, donde podemos ver el verdadero potencial de la canción: 

Por supuesto funcionó muy bien, tanto que llegó al número uno. Se abrían por tanto las puertas para los duetos con Stevie Wonder y Jacko, el peliculón de Give my regards, la canción de la rana... 













1 comentario:

  1. Grande McCartney, menudo fenómeno, qué buena entrada, señor Ayatolláh, me has alegrado el domingo, coño.

    ResponderEliminar