domingo, 23 de noviembre de 2014

Celebrating the 90´s with the Ayatola: los increíbles disparates de Bryan Adams


El canadiense tiene una primera parte de década que, por razones obvias, es mejor ni mencionar. Pero, quizás para compensarnos por eso en la segunda parte de nuestra catódica y caótica década noventera emprendió un viaje psicotrópico, haciendo cosas extrañísimas, desconcertantes... cuando no directamente ridículas, con una total falta de vergüenza torera (y en muchos casos de escrúpulos) que iba a darnos grandes momentos ( y risas aseguradas)

Bryan Adams dándole al bel canto 

Brutal. En 1994, en uno de aquellos "Pavarotti and friends" benéficos, el amigo se atreve a salir con el gran Luciano luciendo una camisa que le queda larga por una manga (increíble gazapo) y cantar... o sole mío (sin tener mucha idea de lo que está haciendo) mientras Pavarotti intenta no partirse la caja, hasta que no le queda más remedio que intervenir al final. Pero no contento con eso, el canadiense se propone retarle y todo, crecido y dando el do de pecho. Increíble. 





la conexión andaluza/flamenca: 

maestro, vámonos por bulerías

Para esa "gran" película noventera que era Don Juan de Marco, Bryan nos compuso ese "have you ever really loved a woman" que tenía vagamente ciertas conexiones flamencas,como el peinado calorro que lucía. Para eso fichó a golpe de talonario a Paco de Lucía nada menos, que metió su guitarra y se prestó a grabar un videoclip atómico, con esas bellezas "españolas"  luciendo cacha... todos ahí enmascarados...¿Como el zorro?. La cosa es tan ridícula que al gran Paco se le escapa, con razón, la risa al final.  

18 till I die: su álbum bizarro por excelencia

"sí, macho, ahora voy a ir de grunge, lo que oyes"

en 1996, después de un largo (y agradecido )silencio, nuestro personaje se sacó de la manga este increíble despropósito. Para empezar uno de sus temas tiene uno de los videoclips más descacharrantes nunca vistos, sino es directamente el que más...




hola mi amor, soy yo tu lobo...
Increíble. Esa iluminación de club de carretera, esos travelos, ese Bryan haciendo el tonto sentado en el wáter, intentando parecer malo-malote con su peinado, su barbita y su piñata, después de haber sido un "madaleno" oficial solamente un par de años antes, copiando una estética grunge cuando ya no se llevaba el grunge...cuando lo vi la primera vez pensé que estaba acabado...a mitad del visionado ya me estaba partiendo de risa. Pero la cosa no quedó ahí: 

tenemos a Bryan en plan "caliente" que ni Barry White
osado a lo príncipe Carlos de Inglaterra cuando quiso ser la compresa de Camila:

y componiendo uno de los himnos deportivos con letra más profunda de todos los tiempos. We´re gonna win, we are gonna win, we are gonna be the champions




Sus colaboraciones atómicas 

No contento con su carrera en solitario, exploró nuevas vías colaborando con... Barbra Streissand. Con Barbra Streissand. Con Barbra Streissand no me jodas
"ella nunca me traeee floreeees"





y claro, por puro silogismo, con otro icono canadiense a la altura de la susodicha en cuanto a hortera 


Pero no contento con esto, en su siguiente disco,  se permitiría darnos otro himno petardo, con la del chandal (e insufrible voz de pito) de las Spice Girls (Si al menos hubiera sido Emma Bunton cuando estaba jamona y tenía coletas...) 
 

Pero, por si fuera poco antes de acabar la década, aún le quedó tiempo para trascender del rock:por ejemplo, con un par, para investigar en el dance mix, al tiempo que se nos vestía de molinero, todo de blanco...




"vi vi vivva la fiestaaa" 

estilo con el que.... se permitió repetir la jugada, para despedir del todo la década...ya directamente en viaje trippi total. 




En fin, Bryan Adams, el hombre renacentista (y humorístico) de la década. Por (de)méritos propios: 



4 comentarios:

  1. Cierto los despropositos son innumerables pero a Barbra ni tocar Jejeje y la melanie C es un tema muy resulton

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. para ti las dos, con mucho gusto, Bernardo (Bueno, la Barbra la compartes como fan con mi padre)

      Eliminar
  2. Saludos! Pues sí, vaya carrerón el de Adams los últimos 20 años. Este repaso es increíble: le había perdido la pista desde la balada tóxico-flamenca y no conocía/recordaba las facetas barrywhite ni grunge ni spicy de nuestro canadiense. En fin... pero a pesar de todo he escuchado el último disco de versiones y no está nada mal: hay más de 70% aprovechable, que a estas alturas es muchísimo. ¿Qué opinas tú?

    Saludos
    The Downtown Rocker

    ResponderEliminar