viernes, 21 de noviembre de 2014

Discos de carretera y manta: Blue Rodeo five days in july


El mejor disco de los canadienses, en mi opinión (y creo que en la suya) es ineludible para la sección.



Estamos en 1993  y la banda de Jim Cuddy y Greg Keelor es ya un puntal del sonido americana, del rock de raíces. El grupo se encierra en una granja perdida en su Canadá natal, en los cinco días de julio de ese año, como dice la portada y pare esta maravilla.Es curioso que en principio fueran a ser demos solamente, pero la banda quedó tan contenta con el resultado, como es evidente, que decidieron sacarlo como disco oficial. Y escuchando esa maravilla de disco, por supuesto tendremos que estarles siempre agradecidos por haberlo hecho. 

los Blue Rodeo de 1993
El sonido es magnífico y parece raro que sean canciones grabadas en un salón de una granja en Canadá. Qué canciones, por cierto. 5 days in may, con su historia del técnico de sonido que escribía el nombre de su mujer en cada playa de la gira (algo que podría haber sido muy moñas, pero que con Jim Cuddy escribiendo es todo lo contrario) hasn´t hit me yet, con ese acelerón al final, el tono blues que tiene bad timing, los guiños a su país, que inspiran canciones como English bay o la aparición de Sarah McLachlan en unos coros discretos y a la vez perfectos, como en la monumental dark angel. 

Greg Keelor, elaño pasado delante
 de la puerta de  su mítica granja
donde se grabó
Un disco de los de principio a fin para ir por carreteras secundarias, de las de espacio abierto, en mañanas soleadas o noches estrelladas. Por el Canadá rural o por cualquier otro sitio a cielo abierto. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario