viernes, 12 de diciembre de 2014

Cuando Tina Turner era la reina


Tina Turner ha cumplido 75 años hace pocos días y me ha llamado la atención que se hablara de ella en los medios generalistas y no hayamos tenido ni una palabra en el mundillo para una de nuestras "reinas"  


Porque es una candidata al trono, para acompañar a Elvis.. muy a tener en cuenta. 


Creo que basta con ver esto para entender por qué. 


. De hecho, se puede decir que lo tuvo en solitario en los años ochenta, hasta un punto que nos sorprendería. En esa época voy a enfocar el post



Siempre me sorprenderá que llegara al Olimpo desde el Hades (mira tú que oportuna me viene la mitología griega) porque, cuesta creerlo hoy, cuando todo empieza en 1978, separada de Ike y lista para empezar su carrera en solitario, el noventa por ciento de crítica y público dirían que estaba acabada. Publica un par de discos, coqueteando con el sonido disco del momento, que no van a ninguna parte. EMI no renueva su contrato. Entonces conoce al mánager de Olivia Newton-John (la de veces que sale esta mujer últimamente por aquí) que le sugiere una vuelta al rock, fichar una nueva banda...Tina Turner empieza a girar por Europa y América intensamente, abre para Stones y Rod Stewart (con el que graba uno de sus primeros duetos memorables) 

 
y empieza la ascensión. 

El primer paso será grabar una versión (su fuerte, recordemos esa Proud Mary que casi le ha birlado a John Fogerty con el paso de los años) let´s stay together de Al Green. Palabras mayores, por supuesto: 

Por fin llega el éxito y la posibilidad de lanzar un nuevo disco, tras firmar con Capitol un contrato por tres álbums. Uno de los retornos más exitosos e inesperados del rock está a punto de suceder: Todo arranca con Private dancer


Tina Turner se instala en el pop rock, mainstream sí, pero de calidad, coqueteando con el rhytm and blues, basado en su poderosísima voz, que suena mejor que nunca. Ahí está what´s love got to do with it, número uno, show some respect, I can´t stand the rain, ese private dancer que no hay duda que lleva el sello de Mark Knopler, uno de sus rock n roll clásicos como better good to me y dos versiones, una curiosa, el 1984 del Diamond Dogs de Bowie y un Help de los Beatles que canta con todo el alma. 




 Private dancer es un verdadero pelotazo, que vende cinco millones de copias deja siete sencillos de éxitos y arrasa en los Grammy. Tina Turner ha llegado para quedarse como artista en solitario, reinando e imponiendo por todas partes su imagen sorprendente: pelucones, vestidos ceñidos, minifaldas, taconazos de aguja...todo esto a sus 45 años de la época, en 1984 desde luego no muchas cantantes de su edad habrían sido capaces de salir airosas como ella. 

Su otro punto fuerte para mantener el éxito sería el directo, se pasaría todo el año siguiente girando por Europa y Estados Unidos, sorprendiendo a las audiencias con su vozarrón y su garra, editando un primer vídeo en directo, el Tina Live, dándole tiempo para participar en el Live Aid...y en la inquietante we´are the world. 

Lo siguiente para Tina sería demostrar que ese éxito descomunal no había sido flor de un día ni algo casual. Y vaya si lo consiguió... 

Break every rule es un hermano gemelo del anterior, parecido en contenido y de igual éxito: hasta ocho singles llegó a sacar, ahí están what you get is what you see, un tema que siempre me ha resultado muy simpático, two people (número uno en España, qué tiempos) Back where you started, un tema que le compuso Bryan Adams y que tiene una fuerza sorprendente, otro tema de Mark Knopler como overnight sensation...todo acompañado de un tour legendario, en el que por ejemplo llenó el Maracaná de Río de Janeiro, siendo hasta ese momento el concierto más multitudinario de un artista en solitario,coronándolo con un disco triple en directo, uno de los primeros lanzamientos ambiciosos en el entonces novedoso CD.  







¡Hasta arrasaba aquí y salía en Tocata!



Pero no hay dos sin tres...aún falta foreign affair 


Para cerrar la década y la trilogía. Aquí Tina se va a acercar más que nunca al AOR, sobre todo con dos temas que están entre los mejores de su repertorio: steamy windows y the Best, rescatada después de que Bonnie Tyler no consiguiera que fuera un éxito, que aquí sí llegó. Un tema mítico, que curiosamente en primera instancia grabaría en otro dúo con Jimmy Barnes y cuyo solo de saxo lo grabó nada menos que Edgar Winter. Pero al mismo tiempo, tenemos guiños al soul como I don´t wanna lose you  o be tender with me baby







Con un tercer tour multitudinario, con parada espectacular en España para llenar el Olímpico de Barcelona, en un nuevo vídeo para la posteridad: 


Y ahí, cuando era la mujer del momento en el rock y posiblemente solamente Madonna podía igualarla en repercusión, lo dejó, en lo más alto. Por supuesto no se retiraría, pero espaciaría más y más sus discos y giras, hasta hacer un farewell tour en 2008 (veremos si no nos sorprende otra vez y vuelve) con otro dvd en el que demuestra que a los 70 tacos quería seguir dando guerra, con un estadio lleno y rivalizando con  unas coristas y bailarinas que podían ser perfectamente...sus nietas 


Y bueno, la prueba más palpable de que es una reina, es esta parodia. Solamente las más grandes pueden ser parodiadas por Millán Salcedo...




Feliz 75 cumpleaños, Tina Turner. Simply the best! 


1 comentario:

  1. the best si señor esa decada ochentera de lo mad max y cia vista hoy con el tiempo se añora. El private dancer es brutal de `principio a fin Que epoca

    ResponderEliminar