viernes, 26 de diciembre de 2014

"My" art of McCartney


Hay un disco tributo por ahí del amigo Paul llamado the Art of McCartney,que me ha hecho pensar que solamente su carrera en solitario, a pesar de lo irregular que ha sido y de que las expectativas después de las maravillas que hizo en la última etapa  Beatles nunca las cumplió, daría tranquilamente para un triple disco. Como ejemplo he coleccionado unas cuantas canciones de las que más me gustan de Macca en solitario, yendo más allá de my love, band on the run o live and let die. Así compenso un poco la "caña" que le he metido últimamente cuando ha aparecido por aquí. 

Uncle Albert/Admiral Halsey 

Una de las mejores canciones de un buen álbum como Ram. Siempre ha tenido una habilidad para crear pequeñas historias de personajes más o menos de ficción, desde Eleanor Rigby y este es un ejemplo más. Habría encajado por cierto perfectamente en alguno de los últimos discos de la banda

The back seat of my car

The back seat of my car cierra Ram y demuestra que es un mago de las melodías y de la épica, incluso en un disco tan rural, carnero incluido. 

Mrs Vandebilt 

Qué se puede decir de Band on the run, el álbum en el que sí destapó el tarro de las esencias. Aquí otro gran tema acústico con personaje, una canción de esas que parecen fáciles en la primera escucha...y no lo son

Magneto and the titanium man


Venus and mars también es un disco reseñable. Solamente McCartney podía coger unos personajes de Marvel y llevarlos a su mundo personal. 

Beware my love

Durante unos años en los 70 los Wings fueron uno de los mejores grupos de aquel género que se conocía como Arena Rock. Este es un ejemplo de por qué era así y que McCartney cuando quería sabía lo que era darle a las guitarras de calidad. 

Take it away


Incluso en una década tan desastrosa para él como los ochenta, se permitió grabar canciones como ésta, un pequeño clásico que lleva su sello inconfundible. 

Put it there 



Cada día me gusta más flowers in the dirt. No solamente por my brave face o figure of eight, sino por canciones como ésta. Pura sensibilidad que emociona y no es para nada ñoña. 

Looking for changes 

Off the Ground también tuvo sus momentos, además fue el disco con el que realmente conocí a McCartney más allá de los Beatles. Uno de esos temas suyos vendiendo buen rollo y encima con guitarras y melodías marca de la casa.

A fine line 

Tantos años y tantas canciones después es capaz de sacar un single con aromas beatles, como esta canción para abrir otro buen disco como fue chaos and creation in the backyard

House of wax

Y aquí se permite hacer un guiño a las melodías pinkfloydianas y demostrar además que siempre ha sido un cantante más que notable. 

New

Y para cerrar una de sus últimas canciones. Es capaz de arriesgar, de buscar nuevos productores y sonidos nuevos y salir airoso, marcándose otro tema que solamente puede firmar él. Si es que cuando se pone, hay muy pocos compositores que estén a su altura...


No hay comentarios:

Publicar un comentario