sábado, 29 de marzo de 2014

I´d do anything for you but (maybe faithfully) I didn´t do that III: Dina Carroll



                                     
                                                                   
O denuncia de las intrigas y falsedades de la industria musical (cuando eso existía,hace mucho tiempo, en los noventa)

En primer lugar he de presentar a la señorita, que creo que es bastante desconocida. Bueno, lo es tanto que, a pesar de ocupar su sitio en esta sección  yo mismo no me acordaba de su nombre... aunque sí de la canción, por supuesto.


No se trata de una prima del malogrado Pepe Carroll, otro icono noventero, no. Dina Carroll es una cantante británica que en la época de la que hablamos, 1993/1994 llevaba bastante tiempo intentando hacerse un hueco en el mundillo de la música,(¡en el dance!)
it´s 1992 and...everybody dances now!
con poca suerte, hasta ese año, en que lanzó (o decidieron, como se verá) lanzar su debut. Que en España pasó de puntillas, pero que vendió mucho, pero mucho en el Reino Unido. Si yo entonces no miraba tanto a las islas para cosas musicales... ¿como me enteré de la existencia de Dina Carroll?


Pues de la forma más tonta y aleatoria posible. Programando el vídeo para grabar Crazy de Aerosmith (y no era para ver a Brad Whitford, los noventeros ya  entienden por qué tanta premura en tenerlo en vhs) apareció el vídeo de don´t be a stranger, su gran éxito. Sí, eran los noventa...había programas de música en televisión y una variedad en cuanto a estilos en los videoclips sorprendente ¡Qué tiempos!



El original lo desactiva youtube...en fin, salía ella en plan solitario, vagando por la ciudad, en una iglesia antigua...y oiga, el cuelgue que pillé yo con el vídeo este...cuando descansaba del machaque de Lynn y Ace of Base, claro, que all that she wanted  es que yo didn´t turn around... la verdad es que estaba bastante bien con la fotografía en blanco y negro, los puentes, la cúpula y todo eso. Y la verdad es que en este vídeo sale guapísima, eso no lo vamos a negar.  Afortunadamente, la cosa no duró mucho y entre la cantada de Zubizarreta contra Italia y otras cosas, dejé de ser tan influenciable a las señoritas guapas en videoclips.  

Lo que me he dado cuenta al ver el videoclip, después de tantos años, es lo preparado y pensado que está todo. Medido sin dar un centímetro a la improvisación.  Primero esa introducción orquestal, luego esos teclados, los espacios dispuestos para que ella de el do de pecho (tiene una voz bonita, suave eso sí) ese clímax como sin venir a cuento al final...y si te fijas...hasta suena un gong. 

Investigando un poco ves que la génesis del disco y del hit tampoco dejan lugar a la improvisación Esta chica había empezado a vender con la canción de más arriba y algún single, y los mandamases de AM records fueron la que la lanzaron al  "dance pop soul" ese género que capitalizaron Whitney Houston, Mariah Carey y Celine Dion, vendiendo discos como rosquillas y haciendo que los ejecutivos de las compañías, Tommys Mottolas y cía, se forraran también. En los noventa salieron un porrón de cantantes femeninas en esa estela, todas igual (si os fijáis, todos los gestos están ahí, esos morros de cantador de flamenco, las manos hacia fuera, las malos al regazo, las caras de cuanto sentimiento le pongo...) buscando su tajada del pastel y algunas, como Dina Carroll, tuvieron sus cinco minutos de gloria, engordando alguna cuenta corriente. De hecho detrás de ese disco están los productores de la Carey y la Houston y don´t be a stranger es una adaptación de un tema antiguo, de unos tal Chyna, para ser la baladita ad hoc del disco, retocada con la orquesta. Todo muy original y espontáneo, ya se ve. Hay veces en que uno piensa si el golpetazo que ha sufrido la industria de la música es por tanta sobrexposición de estrategia y marketing. Quién sabe...

En fin, en cuanto a Dina...en el fondo me ha gustado volver a sensaciones de 20 años atrás. No viene mal hacer esas cosas de vez en cuando,no...en fin Dina, quién sabe si en el 2014 no sería un extraño ay... 

El de la cara tonto no soy yo, aviso 


             en serio, los noventa fueron muy chungos  

miércoles, 26 de marzo de 2014

Escuderos del Rock n roll (y 2)

A petición popular de las hordas integristas que siguen mi palabra (ejem), segunda parte de esos vasallos en busca de buen señor...allá vamos

Deen Castronovo (Batería, Bad English, Hardline, Social Distorsion, Journey)


Batería californiano que ha tocado con una cantidad increíble de gente del Hard Rock, hasta estabilizarse desde hace unos años en los Journey mark..el que sea. Fan de Neil Peart, donde más se puede disfrutar de su trabajo es en la banda de Neal Schon y cía, donde lleva desde el 2001. No solo aporta un sonido de batería preciso sino que se arranca con un par de canciones, tanto con Steve Augeri como con el filipino, en directo y no sale nada mal parado, calzándose las botas del mejor Steve Perry. Tanto en temas más oscuros: 


Como en baladas archiconocidas en las que hay que pasar la prueba del algodón: 



y si hay que echar una mano a una banda para homenajear a la suya, ahí está él.


Un currelas que siempre ha dado lo mejor en cada grupo y que se merece disfrutar de la estabilidad de la banda . 

MEL COLLINS (Saxo, King Crimson, Caravan, Camel, Dire Straits)

"sí, me habéis pillao soplando..."


Qué bien encaja el saxofón en el rock. En parte gracias a gente como este británico,todo un nombre en el mundo del  rock sinfónico, que también ha trabajado como músico de estudio en bandas no tan de género. De no ser por el increíble trabajo que hizo Anthony Thistlewhaite con los Waterboys, sería mi saxofonista para una hipotética banda ideal. Sobre todo por dos momentos: 

"mr Mell Collins, joining us on the saxophone"...sí, el mítico Alchemy otra vez. Ahí estaba él, en un discreto pero eficaz segundo plano, aportando su granito de arena a tan mítico directo, tanto en two young lovers, como en la increíble tunnel of love y su mítica intro. 




y aparte, también aporta su granito de arena en un fantástico disco de Camel, ahora otra vez tan en boga, de esos de los que nadie te recomendará: stationary traveller: demasiado ochentas para los amantes del prog duro y demasiado prog para los demás. Allí se marca un maravilloso solo en el no menos maravilloso fingertips: 




Laurie Wisefield (Wishbone Ash,  Tina Turner, Snakecharmer)


Como me gustan los músicos que lleva Tina Turner en su banda.La pantera lleva desde los ochenta ofreciendo un rock para todos los públicos que no ofrece nada nuevo, pero que es de la mejor calidad. Como dice ella en sus canciones simply the best...what you get is what you see. Para eso se ha rodeado de músicos de calidad que están ahí cada noche cubriéndole la espalda, sin fallar, sobre todo en esas giras interminables que se montaba, en las que lo petaba cada noche (patrocinadas por Pepsi) y que la convirtieron en la leyenda que es: tanto como para salir en el mítico anuncio de los conguitos... 
                 mítico 

Pues a la guitarra cada una de esas noches, desde hace casi treinta años, está Laurie Wisefield. Siempre en segundo plano, pero cumpliendo con su trabajo. A Wisefield lo conoceréis por ser miembro durante muchos años de Wishbone Ash, aunque no estaba en la etapa del famoso Argus. Tras su salida de la banda se enroló con Tina y  ahí sigue. No es fácil para gente que ha llevado el peso de una banda reciclarse en músico de sesión, en segundo plano, por mucho que el cheque que cobren sea abultado. Al final muchos siempre se resienten y salen por peteneras, salvo gente como el amigo Laurie, que siempre está ahí. Incluso la gran Tina a veces le da su momento de gloria... 


               ¡sí, es el Olimpico de Barcelona!

Aparte, ha tenido colaboraciones tan curiosas como el musical de We Will Rock you o snakecharmer, un supergrupo montado con gente de Whitesnake o Thunder, que intenta revitalizar el hard rock más clásico: 



Neil "Spyder" Giraldo (Pat Benatar)



La mano derecha de Pat Benatar desde el primer momento, curtido antes con Rick Derringer y su marido, de hecho. Creo que ella le debe bastante: es un guitarrista de clase, con buena mano para los riff y con el que la Benatar encontró como acoplar su voz, entrenada para lo clásico, con un hard rock que llegaba al gran público. Porque anda que no tuvo éxito Pat Benatar, muchísimos años antes de la moda del  gótico metal con sopranos...fue la Madonna de los primeros ochenta, desde luego. Y gran parte gracias a esa guitarra. De hecho se nota su trabajo y la importancia que fue ganando comparando los primeros momentos: 

  siempre me hace gracia verla tocar un tema tan de Mellencamp

    con cualquiera de sus vídeos en los días de gloria 


GARY LUCAS (Jeff Buckley)

Verdadero artista multidisciplinar, guitarrista, compositor, escritor, autor de bandas sonoras de películas mudas...pero todos lo conocemos, o deberíamos, por ser el escudero de Jeff Buckley en el mítico Grace. Y eso son palabras mayores. De hecho fue Lucas el que lo descubrió en un tributo a su padre y lo incorporó a su banda, antes de que Jeff volara solo. De hecho nada menos que Mojo Pin y Grace son, musicalmente, suyas, antiguas canciones que Buckley adaptó. Casi nada. Hace poco ha publicado en inglés un libro sobre su relación con Jeff, titulado tocuhed by Grace. Ojalá lo veamos en castellano, todo lo que tenga que ver con un disco tan mágico (¡20 años ya!) y un artista como Jeff siempre merece la pena 


sábado, 22 de marzo de 2014

estos sí que son sellos...y no los de correos


y esto son cuerpos y no la guardia civil...
o no...


Hablemos de pequeños sellos discográficos. Sí, existen...y no son malos. Hay que dar ejemplos de vez en cuando de los que no han intentado hacer caja descaradamente y han naufragado o intentan no irse a pique en la tormenta "tecnológica" Yo propongo hoy tres que conozco más o menos bien: Rock Indiana, Rock Candy y Frontiers 

Rock Indiana



Sello español que tiene ya más de veinte años. Intenta que el precio de los discos que vende en catálogo estén entre cinco y diez euros, un precio asequible que han mantenido desde el primer momento. Entre su punto fuerte está el apostar por artistas que aunque vendan de forma residual, tienen continuidad en el sello. Especialistas en power pop, aunque bajo ese paraguas puede haber cosas de todo tipo, tanto nacional como internacional. Artistas destacados... pues el escocés Daniel Wylie, los Del Lords y a nivel nacional, gente del americana como los freewheelin tornados y la última sensación folk nacional, the fakeband 









Rock Candy: 


Este sello inglés está empeñado en rescatar del olvido a todo aquel que tuvo un nombre en el rock melódico, el AOR o el hard rock en los ochenta (o que incluso entonces no tuvo hueco) reeditando discos descatalogados, en ediciones de lujo, con libretos y muchos bonus tracks y dándole nuevas oportunidades a algunas de esas bandas que están aún en activo. Loable esfuerzo, que alcanza a un montón de nombres: su catálogo es inmenso. Nombres...uff, la verdad es que el sello tiene un montón: por mencionar algunos, lo haré con los últimos con los que están reeditando: Dokken (under lock and key), Honeymoon Suite (First weapon), Blackfoot (Tomcattin y Marauder) ...y Fiona Flanagan. Toma ya... desde luego, los ochenta merecen una segunda oportunidad...


       si Dylan resurgió después de esto...ella también puede

FRONTIERS: 



Ya los mencioné en el topic del AOR. Unos idealistas italianos empeñados en revitalizar un género denostado. No solamente le han dado la oportunidad a un montón de bandas nuevas, casi todas europeas (o suecas, como se vio en aquel tópic de nuevas generaciones) sino a clásicos: los últimos trabajos de Asia, Winger, Heart, House of lords..han salido en el sello. No contentos con eso, este año lanzan su propio festival en Milán, basado en bandas de la cuerda del sello Ya que aplican la cabeza al programar (cosa rara) y no tocan treinta bandas por día (cosa también rara) los amantes del rhard rock y el AOR disfrutarán, desde luego...como dirían los Night Ranger, you can still rock...in Italyyy
























martes, 18 de marzo de 2014

Te lo recomiendan...ya que nadie más lo hará


Una nueva sección para el blog. Discos que merecen la pena pero que por una razón o por otra se quedan en el tintero a la hora de recomendarlos. Y ya que yo no soy casi nadie para dar consejos (lo del ayatola es cada vez más fachada) dejaré que sean unos iconos que no admiten discusión los que asuman ese rol...para empezar Matrix, el bueno, el de Commando, nos recomienda Dream Harder de los Waterboys. Sí, el tío Arnie/Matrix, cuando volvió a su casita en el valle, después de haberse liado a tiros y vigazos con todo quisqui, siempre se ponía el casette de Dream Harder, mientras iba por ahí con sus troncos al hombro que había cortado...probablemente con sus propias manos...


y al que no le guste, le meto este pepino que me queda


Dream Harder nunca estará en una lista de recomendaciones junto a This is the sea o Fisherman´s blues. No es ni de lejos tan bueno ni tan importante como esos dos álbumes, está también por debajo de los dos primeros, pero, creo que junto a rock in a weary land ocuparía el siguiente lugar. Es un álbum que cierra una etapa, la primera y en la que todo, absolutamente todo, ya pivota en torno a Mike Scott. Antes, el que hubiera músicos del calibre de Anthony Thistlewhaite, Karl Wallinger o Steve Wickham enrolados como chicos del agua, le daba al grupo, aunque fuera solamente en el aspecto musical, un aire más democrático. Aquí no es así. De hecho es un álbum de Mike Scott como Waterboys firmado así por razones comerciales. luego durante unos años publicaría con su nombre. También es un acercamiento al rock de guitarras, que no siempre había ocupado un lugar eminente en los discos anteriores. Quizás solamente por eso ya haya que tenerlo en cuenta...

El disco empieza de hecho "a guitarra limpia" con new life. Qué bien le sientan las guitarras a la voz de Mike Scott...a continuación viene una de las mejores canciones que ha hecho nunca, al menos para mí, Glastonbury Song:  siempre será un tema especial, esa facilidad para conectar con la espiritualidad que tiene el amigo Mike...uff.  Además se ha hecho un hueco en su directo. En preparing to fly echa mano de cierta psicodelia acompañada de las guitarras eléctricas. The return of pan no es como su "prima" pan within (hay pocas canciones a la altura de esa maravilla) pero tiene esa intensidad que te atrapa. Luego,en corn circles se permite juguetear con el blues, pero las guitarras vuelven en suffer. Luego está winter winter, en la que Mike Scott demuestra que no necesita mucho más que una acústica y un medio de tiempo para llamar tu atención...siempre me ha parecido un pequeño ensayo de she´s so beautiful, un gran tema que grabaría poco después, bajo su nombre. Love and death, otro poema adaptado de Yeats, que tanto ha acompañado la carrera de los Waterboys, es otra de las joyas del disco. Luego se permite jugar otra vez con un sitar en spiritual city, que es algo anecdótico y para terminar Mike Scott homenajea a dos figuras tan diferentes como CS Lewis (World of Lewis) y Jimi Hendrix (The return of Jimi Hendrix)

En definitiva es un buen disco, incluso con grandes momentos, que sigue sonando bien hoy en día, para nada deslavazado porque lo grabaran músicos de estudio. Y evidentemente si te gustan las guitarras, es aquí donde las encontrarás en la carrera de los Waterboys, con alguna pincelada de esa big music, de vuelta tras estar casi ausente en room to roam.



Y bueno, ya saben lo que les dijo el tío Arnie/Matrix a los críticos que menospreciaron en su día el disco...


             había  que meter esto como fuera, sí....

domingo, 16 de marzo de 2014

Wilko Johnson: para quitarse el sombrero

Reconozco que no soy un gran fan de Wilko o de Dr Feelgood, más allá del respeto que les pueda tener, pero el gesto de este músico es demasiado grande para no comentarlo y elogiarlo.


encima es un tipo que conjunta la guitarra con el traje 


Supongo que muchos sabéis que a Wilko Johnson le diagnosticaron un cáncer incurable el año pasado. Con fecha de caducidad  y todo: octubre del año pasado. Al enterarse, el músico (que por cierto perdió tiempo atrás a su mujer, también por un cáncer) decidió ponerse el mundo por montera y no probar suerte con quimios agresivas: en lugar de eso iba a girar y tocar continuamente, hasta el último momento. En plan murieron con las botas puestas sobre el escenario, encima de forma casi literal. 

No es el primer músico que en un trance tan duro opta por ese camino: el ejemplo de Warren Zevon, del que hablé en otro post, está por ahí también. Pero eso no le quita un ápice de mérito y sigue mereciendo el mejor de los reconocimientos: es un gesto de amor a la música y a su profesión tremendo. Creo que también esa ética de working class man, de tipo honesto,  que casi siempre ha acompañado a este luchador ha tenido algo que ver con su decisión. 

¿El resultado? Estamos en marzo y aquí sigue Wilko,entre nosotros. No sé si es un milagro musical, pero desde luego que parece haber sido recompensado justamente con una prórroga vital más que merecida. Tanto que ahora los médicos no le han puesto una nueva fecha "tope" (en cuestiones de esta enfermedad, aunque suene horrible, parece que funciona así)  y se ha permitido grabar un disco a medias con Roger Daltrey ni más ni menos, con los temas de Wilko y de Dr Feelgood, going back home, que el propio guitarrista ha podido seleccionar. 


Solo los grandes posan con cara de estreñidos

 No es una unión casual. Roger, salvo cuando saca a relucir cierto esnobismo británico, tiene desde siempre esa ética de trabajo del currelas y gusto por el rhythm blues del que  los Who fueron pioneros, hace tanto tiempo. Y evidentemente Wilko Johnson es fan de los Who...El disco es un homenaje bonito que suena a Doctor Feelgood, con la característica voz de Daltrey, grabado muy rápido, pero bien en cuanto a producción y sonido. Incluso Roger Daltrey se permite meter más armónica, ya que aquí no está la épica que le dicta Pete en los Who...tampoco han querido ir a lo fácil, a milk & alcohol o Roxette e incluyen una versión de un tema semidesconocido de Dylan (qué juego da el de Duluth para estas cosas, oiga) En fin, nn bonito homenaje que si os gusta ese rock directo, de pub británico, no os podéis perder.

Wilko Johnson, un tipo que nos hace creer otra vez en la ingenuidad (en el mejor sentido del término) de la música...¡muchas gracias!



                                                                   ¡Esta nunca falla!

sábado, 8 de marzo de 2014

I´d do anything for love (but maybe faithfully) I didn´t do that III: Linn o Malin Beggren



O ponga una sueca en su vida...

Hay quien piensa que los varones españoles llevamos tatuados en los genes que nos tienen que poner las alemanas y suecas y lo que es peor, que pensamos que la atracción de verdad puede ser recíproca. Llevo mucho tiempo intentando refutar semejante teoría, pero no ha sido posible. Con todos los respetos para José Luis López Vázquez o Alfredo Landa, dos magníficos actores que demostraron, por cierto, lo buenos que eran cuando dejaron de interpretar el cliché, no hay quién se  pueda creer que se va a producir una escena como esta:


Esto se asemeja bastante más a la triste realidad, sí 

No, un señor hispano bajito, tirando a rechoncho y peludo, con la habitual dificultad nacional para los idiomas y la facilidad para hacer el ridículo no volverá loca nunca a una sueca. Nos ven...exactamente como nosotros vemos al personaje de ese vídeo. O sea fatal. Así que, varones españoles del siglo XXI, mejor que hagamos un máster en literatura comparada, un poco de deporte (Con Aor) y sobre todo aprender idiomas. Con nuestros genes seguiremos igual de mal...pero al menos habremos caído con un poco más de honor.


es como hablarle a la pared, ains


Porque tarde o temprano caerás en las redes de una sueca, parece que sí. Tan blancas, tan guapas, tan rubias...tan...etéreas: eso no lo vamos a negar. Algo que descubrí en mis propias carnes en aquel año d3e 1994

Los noventa fueron una década extraña en cuanto a música y fuera del rock aún más, si no os habíais dado "cuen" a principios de la década o mediados, convivían dos tendencias que sin tocarse, buscaban un mismo público: por una parte un tecno deshumanizado, el insufrible bakalao, que es la misma caca que veinte años después hacen esos Djs hoy convertidos en gurús  

"se nublan mis ojos del mismo coloooor"
 Bueno, a Dj Kiko se le caería la gorra


Y por otro lado, una tendencia a la música new age, "moderna" y acorde con los tiempos. O sea un desparrame sin control: Enigma, el Bosco, el canto gregoriano, danzas indias...todo valía. Era cuestión de tiempo que alguien atara cabos y uniera ambas corrientes, haciendo caja. Ocurrió en Suecia, país con facilidad para exportar horrores musicales que venden como churros. Era Ace of Base


Su Happy nation vendió muchísimo y en España también pegaron, a su manera: gradualmente. Para ello usaron su peculiar trilogía del mal, tres singles pegadizos y radiables to the max, con sus correspondientes vídeos. A  All that she wants, aunque su melodía se te metía en la cabeza cual tenia o anisakis  y Don´t turn around me resistí, pero a la tercera canción, The sign,caí rendido a su arma más mortífera y eficaz : Malin o Linn ...o para entendernos, la rubia de "aisofbais" 



Fue todo un flechazo: esos ojos azules, ese pelazo rubio, ese aire imponente, esa sonrisa que se resistía en regalar...yo sí que vi la señal, madre mía. Cuando aparecía en la tele, con su hermana y los dos garrulos, se acababa el resto del mundo. Mesmerized me quedaba, que diría un inglés..sobre todo en ese videoclip. Por cierto,tengo curiosidad en como lo veré ahora, tantos años después, sin tanto desmadre hormonal...


Uff, aguanta regulín regulán el paso del tiempo.Lo primero, esas melodías tan machaconas, esas cajas de ritmos y teclados descompensados, que te aturden la cabeza. Luego esas cosas raras que hace Linn, que es verdad que era muy guapa con esos ojos azules, con las manos ¿a cuento de qué? El numerito de los dos varones también tiene tela, haciendo el ganso por ahí con cara chunga y la hermana, la pobre que voz más átona tiene. Lo más gracioso es que, visto con el paso del tiempo, me doy cuenta de que el estilismo de Linn marcó época: todos los clichés noventeros para chavalas están ahí: las coletas, la cara; solo lavada, pero los morros muy pintados eh, las ojeras, la cara de mala leche (superada por la de su hermana, la pobre siempre a su sombra) del "contigo no, bicho" y el top una talla menor, enseñando tripa, que es verano y sábado tarde (y eso es lo más que vas a ver) je, je, que levante la mano la que no tuvo quince, dieciséis o diecisiete años y no se vistió así...

las ojeras, sexies en 1994


En finq, un enchoche que no duró mucho, como el éxito de los propios Ace of Base, pero que sirvió para que pueda decir que hubo una sueca en mi vida y que sabía bailar all that she wants. En mi descargo diré que una vez sí me negué rotundamente a bailar para ligar el (puñetero)saturday night de Whigfield, el mayor engendro jamás parido en esa década.

aaaaaaaagh ¡¡¡¡¡Jesucristo te ordena que salgas de ese cuerpoooooo!!!!1

Próximamente más...y peor

Festivales rock y España...ese mundo


Un post de desahogo... No soy de festivales y cada día los entiendo menos. No me gusta la sensación de que van a acaparar lo poquito que venga de música de calidad a este país, salvo las bandas más "underground". En plan burbuja económica, incombustibles, aunque algunos no hayan aguantado, la verdad es que la mayoría siguen como si tal cosa. Aquí unas cosas curiosas, recuerdos y opiniones propias y ajenas, de como funcionan en este país (en nuestra línea, casi siempre fatal)  para ofrecer una vertiente crítica... 

El Programador, ese desconocido. 

Hay veces en que es para pensarse quién decide qué grupos y artistas juntar, porque desde luego que se les ocurren cada cosa...uno de los mejores ejemplos fue el año que en el Viña Rock se les ocurrió colocar a Ramoncín, entonces totalmente volcado en la polémica de la SGAE. Ese festival, que tiene (o tenía) un tonillo de rock calimochero libertario, tipo las extintas fiestas del PCE, no se iba a acordar del litros de alcohol y sí del marica de terciopelo (para increparle así) el resultado...no pudo ni llegar a tocar. Pedradas y según dijo él, estrellas ninja contra el escenario. Total, un desastre, que pudo ser peor, que con dos dedos de frente se podría haber evitado. Si total, Ramoncín solamente actúa cuando y donde él lo considera oportuno (o eso dice)

menos mal que no salió en dúo con Teddy...

En 1997 (modo abuelo cebolleta on) personalmente sufrí una de las genialidades de los programadores/organizadores. El festival Rock in Madrid Primero (y último): con un lineup, si mal no recuerdo, tal que así:

Manolo Kabezabolo Porretas, Napalm Death, Bruce Dickinson, Peter Green, Marillion y los Suaves. 



De verdad que es para preguntarse en qué demonios piensa esta gente. En fin: con tanta mezcla de artistas variopintos, la cosa no salió tan mal, salvo por la impaciencia de los fans de Yosi y cía, que se cabrearon porque no salían sus ídolos a tocar la de Dolores se llamaba Lola y la emprendieron a pitos con Marillion. Por supuesto fue un fracaso sonadísimo , se perdería dinero a espuertas y nunca se volvió a hablar de una segunda edición.  

Aunque mi favorito será siempre un concierto, no festival, pero para ilustrar el despropósito nos vale, acontecido en el lejano 1980. A alguna lumbrera se le ocurrió mezclar a Mike Oldfield con los Ramones. He encontrado como recogía el periódico el País la noticia. Ya entonces se lo tomaban a cachondeo: " los Ramones eran los mejores representantes del punk americano, por mucho que allí se llamase nueva ola. Pero eran igual de salvajes y todavía lo son. Igualito, igualito que Mike Oldfield"

Afortunadamente, parece que los porros relajaron el ambiente. Pero tela, tela....

No dar a los garrulos lo que quieren: su banda 

Evidentemente no todo el público que sigue a una banda es garrulo y maleducado con todo lo que no sean sus ídolos, pero hay veces en que te hacen dudar. ¿Por qué no traerlos solo a ellos para un concierto? ¿Por qué organizar un festival o un mini festival con multitud de teloneros que no tienen mucho que ver con esos grupos? Son ganas de complicarse y de poner en un brete a los artistas que sufren las iras de la horda y a su, este sí, sufrido público. El caso más paradigmático será siempre el de Tesla abriendo para Metallica y AC/DC, bombardeados literalmente a latas  porque el cantante salió con unos pantalones fucsia no lo suficientemente viriles. Menos mal que los buenos de Tesla corrieron un tupido velo sobre el asunto y no abjuraron de volver a tocar en España.  

En España cualquier sitio es bueno: 

Plantamos unas vallas, un escenario grande, dos pequeños, unas tiendas para vender cerveza, unos retretes portátiles y ala, a tirar millas con un festival nuevo en cualquier parte. Personalmente me hace gracia el famoso Sonisphere getafense, meca veraniega para heavys. Se supone que se celebra en un supuesto  "auditorio John Lennon" que es...un descampado en medio de un polígono industrial. Allí, en pleno verano hispano, bajo el inclemente sol, se encierra a veinte mil personas, a la espera de que salgan los Maiden o Metallica. . algo parecido al Kobetasonik, un monte en las proximidades de Bilbao, famoso por su cómodo acceso para autobuses. La leche. Pero ahí siguen, erre que erre...de momento han sorteado la catástrofe, pero deberían hacer caso del refrán de " cuando las barbas de tu vecino veas pelar..." dos desastres a tener en cuenta: el del monsters of Rock en Zaragoza, en el espacio de la expo del agua, o sea en las afueras, en una larga extensión de terreno infrautilizado por el pelotazo : tromba de agua, un poco de cierzo y festival suspendido. Y el mejor, histórico ya, el Festimad 2005 en el parque de la Cantueña. Ebrios de soberbia por el éxito de las pasadas ediciones del "gran festival alternativo del Sur de Madrid" los responsables lo trasladaron a un secarral en mitad de ninguna parte, que parecía sacado de una película del oeste: solo faltaban las bolas de paja volando. ¿El resultado? 


Con esta versión cañí de mad max, el exitoso festival quedó herido de muerte. Les quedaron un par de ediciones bastante discretas y luego se perdió para siempre. Pero parece que no aprendemos...

Pelotazos muy pocos rockeros y made in Spain 

Que un festival no toque en mi pueblo o ciudad y que no anden enfrascados por ahí los políticos, porque vamos listos. El caso más palpable me parece el de Arganda, en Madrid. Allí el brasileño Roberto Medina, un listo que organizó el rock in Río original y que luego pensó que podría forrarse organizando un festival que llamándose así ni fuera de Rock ni en Río, consiguió levantar, con el apoyo de los políticos locales, una ciudad del Rock en mitad de la nada, con aparcamiento, alumbrado propio...que solo cobra vida cada dos años, cuando se celebra el festival, que por cierto este año no se celebra. El resto del tiempo, es una verdadera ciudad fantasma en medio de la nada. Todo por el módico precio de 24 millones de Euros que es lo que costó el chiringuito a las Arcas autonómicas y municipales...


Si algo sale mal ...siempre puede ir a peor

En España hacemos buena la ley de Murphy. Un ejemplo: el festival Rock in Madrisss. Sí, lo he escrito bien. No contentos con el fiasco del Rock in Madrid, alguien se sacó de la manga un mini festival de nombre ridículo para el 2004, en el palacio Vistalegre. Deep Purple Status Quo, Cheap Trick (45 míseros minutos) y los madrileños Tea. El resultado..aire acondicionado que no funciona, precios de comida y bebida desorbitados, retrasos entre grupos, sonido pésimo de un recinto que no está acondicionado... Total, nuevo desastre y festival para el olvido. Para una vez que llegaba a España Cheap Trick...

La soberbia de la promotora: esto se hace así por mis coj...

Algo recurrente. Para empezar,  las promociones en las entradas. Bonos y descuentos a seis o siete meses vista del evento...sin saber quién va a tocar. Lentejas, si quieres las comes y si no las dejas...y debe funcionar, porque esas promociones siempre se agotan. Luego llega el extremo opuesto: es momento de anunciar el cartel y...¡hala! 


Siempre me acuerdo de este anuncio.Y es que la oferta parece la carta de postres de un restaurante, que nunca sabes con qué quedarte. La cosa llega a extremos casi ridículos, como el Primavera Sound (¿De dónde sale tanta pasta para tanto grupo, por cierto?)  veamos el cartel de este año: 


Me he tomado la molestia de contar, así por encima, todas las bandas: Me salen, en los tres días y medio más de 150. 

¿Estamos locos o qué?  ¿Cómo se puede disfrutar de algo así? ¡Sería difícil aguantar entero la décima parte de un día! Pues ahí siguen, año tras año con esos carteles mastodónicos, llenando. No hay duda de que la música importa cada vez menos o directamente nada. Lo importante es el ambiente, previo paso por caja. En este y el dichoso FIB de Benicassim está más claro que el agua: de hecho si el público nacional se resiente (la crisis también debe haberles hecho daño a los culturetas) se trae a los británicos, que vienen a tomar el sol y a desfasar. Así nos va. 

Luego, encima exigen exclusividad del artista para no tocar en otro festival o en un concierto en el país. Agravio comparativo, cuando fuera de España ese artista actúa en concierto normal durante mucho más tiempo. Pero seguimos tragando

En fin, es como clamar en el desierto. Este verano volveremos a tener hordas de festivaleros lanzándose de cabeza a cada evento...puede haber algunos buenos, el festival de guitarras de Córdoba, los propios veranos de La Villa, el Luna Lunera (que por modesto, han dejado caer), pero no mucho más. Y en mi opinión, entre otras cosas, el triste panorama del rock en directo que tenemos se debe a estos saraos. 



Danny Michel, artista de culto.


Quizás todos tengamos un artista de culto que es nuestro casi en exclusiva. De esos de los que estás seguro que en España los que lo conocen se cuentan con los dedos de la mano...y aún te sobran dedos, aunque merezca mucho más. En mi caso, desde luego, por encima de todos está Danny Michel.



¿Quién es Danny Michel?

es un guitarrista/cantante canadiense, nacido en 1970, que en su propio país tiene ese estatus de culto (evidentemente no tan reducido) es decir, que tiene muy buenas críticas, le nominan a premios, etc,pero no ha llegado al gran público, lo que le obliga a hacer virguerías para salir adelante. Como todo buen músico de culto que se precie... 

Supe de su existencia de una manera curiosa: por un disco de versiones de David Bowie, loving the alien, un tanto peculiar: incluía canciones no tan conocidas del duque blanco, con unos arreglos diferentes. Una cosa curiosa que le gustó al propio Bowie, que le dedicó un elogio al amigo Danny. ¡No está mal! 


Me picó la curiosidad e investigando por ahí, sobre todo en youtube, me encontré con un concierto grabado , ya con su propio material, que me encantó: 

                                                        concretamente esta canción...

y a partir de ahí, se convirtió en uno de mis favoritos.  Realmente lleva mucho tiempo en este mundillo, desde que tocara siendo adolescente en bandas de clubs: 


                                   curiosidades de youtube, he aquí su primera actuación en directo...

y tras su paso por una banda poco conocida, the Rhinos,  su carrera en solitario arranca a finales de los noventa. Sus primeros álbums,before the world was round, clear o fibsville, en los que toca él casi todos sus instrumentos en plan Juan Palomo se vendieron bien, pero no consiguió dar el salto. Eso no le ha desanimado lo más mínimo. Ha seguido sacando trabajos como in the belly of the whale, tales of invisible man o el citado álbum de versiones de Bowie. Este disco hizo que renovara fuerzas, porque sus mejores trabajos han venido después: Valhalla, un genial e irónico disco sobre relaciones, feather fur and fin, sunset sea y su último trabajo hasta ahora, del 2012 black birds are dancing over me  

a pesar de la portada es un gran disco, de verdad

Entre medias le ha dado tiempo a sacar el dvd en directo que menciono, con una banda cubriéndole las espaldas y otro completamente solo al piano. Danny es una compositor un poco a lo Tom Waits, muy descriptivo, aunque da más cancha al humor, no hay más que ver esa cara de pillo que tiene y es un tipo que te entretiene en el escenario del minuto uno al último. Todo un showman. Aparte, no le cuesta nada coger la maleta y montarse una gira en solitario, con su guitarra por Europa, a la buena de Dios (cuando hablo de Europa, desgraciadamente ya sabemos que es allende los Pirineos)

                                                y deja grandes momentos también...

O pone en el mapa a Belice,que parece ser que es más que un paraíso fiscal...de hecho parece un país bastante pobre, que es su santuario. Parte de sus últimos discos los ha grabado allícon músicos locales (algo de fusión hay en su último black birds y no suena nada mal) y está empeñado en poner en marcha proyectos
de escolarización y de educación musical para niños pobres. 
profesor adjunto y sin embargo enrollao



Pero como lo que aquí importa es la música, pongamos algunas de sus mejores canciones: 





En fin, Danny Michel, un gran artista...de culto 

¡Eh, a Juan Tamariz...digo a Mike Scott también le gusta!