jueves, 24 de abril de 2014

te lo recomiendan...ya que nadie más lo hará: Stationary traveller de Camel


los malos me pillaron descalzo
 y escuchando el casette del Stationary, lo reconozco



John MccLane nos trae este abril que ya termina una recomendación del grupo de Andy Latimer: su disco de 1984 Stationary Traveller.


Un álbum muy ochentero en el mejor sentido del término, que intenta unir dos corrientes un tanto opuestas: un rock progresivo clásico con el mundo del sintetizador, de los teclados tan ochentas. Así que no gustó ni a los fans de los ELP más pasados de vueltas ni a los de Ultravox y pasó bastante desapercibido, aunque luego ha ganado adeptos, entre los que me incluyo. 

Me encanta este disco. Alguien me lo prestó con sabio criterio para introducirme en el mundo del camello (Un camello de camel, je, je) y desde luego acertó. Sigue siendo tan especial hoy como en la primera escucha del pressure points. 

Como he dicho es 1984 y Andy Latimer es el único miembro que queda de Camel. Se rodea de músicos de estudio o de su confianza, como Tom Scherpenzel, Paul Burgess, David Paton o el gran Mel Collins del que hablé hace poco y da forma a una historia escrita por su mujer Susan Hoover, con el muro de Berlín como telón de fondo (o acero...)

Y no pudo hacerlo mejor. Si hay un álbum, si hay una música que recoja ese ambiente triste, sombrío, ya pasado del Muro, los dos Berlines y todo aquello es este.Mucho más que el Heroes de Bowie. Con textos cortos muy acertados de Hoover y unos instrumentales que no desentonan: es más, demuestran que Latimer es un gran instrumentista, ya sea de guitarra, flauta, sintetizadores o lo que sea. Habría sido la banda sonora ideal para la fantástica película de la vida de los otros o un documental sin palabras sobre la vida en ese tiempo, en serio. De hecho, como veremos, el vídeo en directo pressure points del año siguiente recoge esa idea, con escenas de ficción intercaladas entre las canciones, algo tan ochentero por otra parte... 

El disco empieza con un instrumental,pressure points. Una guitarra afilada de Latimer marcándose un solo que quita el hipo sobre unos sintetizadores, que te pone en guardia y en tensión. Luego llega refugee, historia de los refugiados del este en el oeste. Crítica breve y certera " I don´t wanna go and I can´t stay. I don´t wanna be a refugee, I just wanna a single guarantee". A continuación Vopos, la policía del pueblo, los jóvenes del oeste que vigilaban el muro. Con ese trabajo de sintetizadores, tan frío, en escala, es como si los tuvieras detrás, pisándote los talones: la parte de can it be a nightmare will you wake up and still be there? pone los pelos de punta.Seguimos con los sintetizadores sobrevolando Cloak and dagger, la fuga: there´s no turning back.Luego viene stationary traveller, un tema que es puro Camel, en el que Latimer sabe equilibrar dos instrumentos tan dispares como el sintetizador y la flauta. West Berlin, mirando al otro lado. Te parece estar allí, sobre el tejado, oteando el horizonte, mientras cae el sol sobre el Berlín oeste. La joya del disco es la siguiente canción, fingertips. Un delicado tema de amor insertado en medio de la historia, con ese solo de Mel Collins al saxo de escándalo. Luego dos instrumentales más, missing y afterword antes de long goodbyes, la despedida, en la que te pones en el lugar de esa chica de la portada, tan inquietante, vagabundeando por ahí, mirando al muro y recordando...uff. Qué maravilla de disco. Y se hace corto... 

Afortunadamente como dije en la gira grabaron en disco y video un concierto en el Hammersmith londinense que lanzaron al mercado como pressure points live, en el que tocaron el disco íntegro. Un complemento más para un disco especial, con una atmósfera de melancolía que ha perdurado por mucho que lo del muro haya quedado muy atrás. 


   

Y por supuesto, a los que en su día no se lo compraron, John Mcclane les dice...


sábado, 19 de abril de 2014

"mis" canciones de Peter Gabriel


Peter Gabriel está en boca de todos últimamente en el mundillo. Es curioso: sin estar de actualidad, más que por su ingreso en el rock n roll hall of fame (felicidades para él) ya llevo varias entrevistas leídas con él.Siempre preguntándole por si vuelve con Genesis o saca nuevo disco...a lo que Gabriel siempre contesta dando largas. Y por el dichoso disfraz de flor de su época Genesiana. Que sigue causando estragos... 

Bueno, éste es el que a mí me sigue causando estragos:
con un par, nunca mejor dicho...

La verdad es que Gabriel se ha ganado desde hace mucho tiempo, tanta unanimidad es algo curioso siempre, el respeto unánime de la crítica y el público. Rara es la voz que se levanta para hacerle una crítica. Vamos a subirnos a ese carro del elogio. Nadie puede negar que nos ha dejado algunas canciones espectaculares. Aquí, modestamente, algunas de ellas que me encantan. 



Solsbury Hill 


no voy a ir siempre a temas oscuros. Solsbury Hill, más o menos lo primero que nos dejó oír en solitario, es un tema que me gusta mucho. Una canción de redención, de esperanza, con esa imaginería poderosa que Peter Gabriel desarrollará en su carrera. Además muy accesible, en el mejor sentido del término. Por eso sigue siendo su canción más recordada



Here comes the flood 

La canción que cierra su primer disco. Una maravilla que te sobrecoge, especialmente la versión solamente con su voz y un piano. De nuevo esa imaginería tan sugerente en los textos, te hace sentir como si cayeras en el sueño, con los ruidos de la radio que brotan ...tremendo


Mother of violenc

El segundo álbum que grabó es uno de los más injustamente tratados de toda la historia del rock. Nadie lo menciona, nadie lo recuerda. Parece que no lo grabó ni siquiera. A lo mejor es porque sobrevuela la (inquietante) sombra de Robert Fripp intentando hacer cosas rarunas por ahí...no es para tanto. De hecho sigue teniendo grandes temas como Mother of Violence, con esos arreglos de guitarra (suenan a Alone again or) y piano tan buenos 




Biko 

Peter Gabriel se inventó o al menos estuvo muy cerca, la canción protesta ochentera. Ya sabemos que el rock volvió a coger "conciencia social" en esa década, U2, Simple Minds, las giras de Amnistía internacional (en donde se involucró Peter Gabriel) y en parte esta canción, de 1980 fue pionera. Destaca en un álbum, El Peter Gabriel III, donde tanto y tanto se trabajó en la producción. Esas voces de coro Soweto, la percusión...y por supuesto, la historia de Steven Biko, asesinado por la policía en la Sudáfrica del Apartheid, reflejada con perplejidad y frustración por Gabriel 



San Jacinto 

Nos vamos al security. Y a los indios y las praderas, en cierto modo. Solamente alguien como Peter Gabriel capaz de construir canciones tan poderosas visualmente, podría salir bien parado de un tema en el que parece jugar a Chamán. Te hará sentir en plena pradera india...

Red Rain


So no es un álbum tan bueno como los cuatro primeros (siempre esa barrera de los cuatro primeros discos...) y sin embargo contiene tres canciones que quizás sean para mí las mejores que ha compuesto. La primera es red rain, basada en un sueño recurrente que tenía, en el que siempre caía lluvia roja. Y te hace sentir como si te golpeara ese chaparrón, significando lo que quieras. Fantástico.  


In Your eyes

uff, una de las canciones de amor definitivas. Al menos para mí, que en su momento sentí punto por punto lo que refleja Peter Gabriel aquí. Y por supuesto, esta asociada a say anything o un gran amor, la película de Cameron Crowe que comentaba en el post de la literatura, que sirvió para relanzar la canción unos años después del disco y convertirla en todo un éxito. Y es que "el momentaso" John Cusack con el loro, es mucho "momentaso" por supuesto. 



Mercy Street 

Más madera...una de las canciones con más ternura en su interior que he escuchado. Dedicada a la memoria de la poetisa Anne Sexton, te hace dar un paseo por la calle de la piedad, sin duda. 

Come talk to me 

Después de un largo tiempo de silencio, Peter Gabriel volvió en 1992 con un nuevo álbum propiamente dicho, Us. Basado en las relaciones, separaciones y distancias (acababa de tener una curiosa con la actriz Rosanna Arquette, sí la Rosannaaa Rosannaaa de la canción de Toto) , contando lo que pensaba y sentía en esos momentos con una desnudez total. Todo esto producido nada menos que por Daniel Lanois, por lo que es un álbum rico,lleno de matices. Y para empezar esta llamada de atención (de hecho empezaba con ella en la gira, con la cabina y el teléfono) llamada come talk to me, con esa  intro de gaitas y percusión...



Sus ventajas tendría estar con Rosanita, ays...

Love to be loved

Y sigue con esta canción, no menos buena que la anterior. Totalmente de acuerdo por cierto con él...si al otro lado no hay nada...estamos listos. 


domingo, 13 de abril de 2014

Españoles contra corriente: PVP

Erasmus españolas=rockeros españoles:
apreciamos demasiado lo de fuera
Otra sección fija: La idea se me ocurrió al hablar de grupos españoles que habían tirado la toalla. ¿Por qué no hablar de alguno de ellos con más profundidad? o incluso añadir a algunos que sí tuvieron éxito pero lo dejaron o que siguen en activo contra viento y marea ( bueno, en España sería contra un tornado y un tsunami) todo lo que se diga de ellos, que han estado luchando contra corriente (como la mítica canción noventera)..es poco. Así que allá vamos: 

Fue poner esta foto y empezar a ganar...nunca se sabe...


PVP : Donde se pierde la luz 


un dos...


Los Clash españoles. Toma ya. Esa costumbre tan nuestra de buscarle un equivalente foráneo a un grupo nacional, por una vez tiene sentido...a mí al menos me los recuerdan, en sus primeros discos, los más punk (que no es este precisamente) ese contacto con el rock más clásico, la batería machacona, el buen sonido, los guiños al ska,la temática.. Madrileños, empezaron en 1980 e intentaron desmarcarse enseguida de ese espítiru de la Movida del vale todo, incluso lo cutre y apostaron por esa calidad que sí los acercaba a la banda de Joey Strummer. Tanto que grabaron su primer disco antes de firmar por un sello, llamado " Miedo, hoy" todo un clásico del mejor punk rock español. 

                                                                   clásico de culto 


Sin embargo, no consiguieron llegar al gran público. Cambiaron de compañía para un segundo disco y volvieron a cambiar para un tercero, este donde se pierde la luz de 1985, en realidad un mini lp de siete canciones 

 El cambio de patrones en el grupo no gustó. Empezando por esa portada, con los cuatro miembros con pinta de new romantics y terminando por el sonido, ampliando horizontes hasta el funk y el disco. Les zurraron por todas partes, incluyendo  una  revista recién empezada, nada menos que Ruta66, poco amiga de aventuras mainstream: 


Pues yo discrepo. Principalmente por esto



1..2 muévanse, me sigue pareciendo uno de los mejores temas que se han hecho en este país, sinceramente. Esas bases rompepistas, perfectas que suben y bajan, haciendo lo que quieren contigo, ese bajo saltón, la voz hipnótica,las guitarras al final...me encanta.¡Un dos, un dos...!  Lo tenían que haber "petao" solamente con este tema, pero no fue así, lamentablemente. Les acompañan temas como Oh Fabrize, que habrían firmado unos Gabinete Caligari o Radio Futura en estado de gracia, todo el mundo quiere más, fantástica mezcla de teclados y guitarra con un guiño punk o Dioses en las sábanas, que cierra el disco. ..No sé si recuerda a los Psychodelic Furs como dice el plumilla rutero, pero tiene un tono ochentero fantástico, con más secciones de viento 

En definitiva, un disco poco comprendido, una mezcla entre rock y funk que fue pionero en España, prácticamente. El grupo aguantó un disco más y luego se disolvió, pero al menos nos dejaron ese fantástico 1,2 muévanse... 

Por cierto, el videoclip original es de traca: uno de esos típicos ochenteros españoles, hecho con cuatro duros y desfasando cosa mala...alguno de esos niños podría haber sido yo, madre mía... 




Chris Robinson new earth mud: los viejos tiempos


la carrera del cantante de los Crowes en solitario suma cinco discos, contando el último aún por llegar. Pero parece que los dos primeros se han quedado perdidos en el limbo, aunque no hace tanto tiempo de ellos. A mí me gustan...vamos a recordar new earth mud y this magnificent distance 



Estamos en el 2002 y los Black Crowes se acaban de separar por primera vez, en lo que parecía un alejamiento entre los hermanos mucho más largo de lo que al final sería, causado, según dicen, por las malas artes de la entonces pareja de Chris, la actriz Kate Hudson (detestada por muchos fans entonces como si fuera una Yoko Ono del 2000...y eso que entonces no había hecho tantas películas malas). Chris da forma a un primer disco con una banda que se llamará como el disco, que incorporará a  gente relacionada con el mundo Crowes, como Eddie Harsh o Paul Stacey. 

Es un disco marcado por esa relación, que entonces iba viento en popa y al contrario de lo que pasa cuando los músicos se enchochan demasiado con alguien
El caso más palmario
el álbum merece mucho la pena. Todo aquí tiene un tono reposado, muy folk, casi inédito hasta entonces en los Crowes y está marcado por el amor, aunque como he dicho, no es para nada empalagoso. Desde safe in the arms of love, pasando por la ensoñadora silver car, con temas algo más complejos y elaborados como fables o untagled my mind y barefoot by the cherry tree, la canción que más me gusta del disco, tan lánguida, con el piano y el crecendo poco a poco, un poco a lo Bad luck blue eyes: escucharlo es como estar en una mecedora en un porche. En definitiva un buen disco, muy intimista, en el que, eso sí, hay que llegar preparado, para encontrar poca "chicha" 




En 2004 llegaría su continuación, que haría recuperar la fe en Chris a los fans de línea dura, preocupados por el cantante, tan enchochao con la pizpireta rubia, con esas barbas cada vez más largas y el aire ausente. Porque this magnificent distance sería un disco que, sumados a los lógicos añadidos de su hermano Rich, podrían haber fimado los Crowes. De hecho empieza a todo trapo con 40 days. También habrá lugar a la instrospección con canciones como girl on the mountain y medios tiempos densos, largos como when the cold wind blows ,like a tumbleweed in Eden o the never empty table y pequeños detalles psicodélicos que luego veremos en sus últimos discos, como eagles on the highway. Otro buen disco que necesita una digestión lenta, que es como te va ganando. 


Al año siguiente volverían para alegría de todos los Crowes y su carrera en solitario quedaría aparcada hasta el 2010, donde se adentraría con los brotherhood en la psicodelia y un rollo grateful dead total, aunque yo echo de menos (sigo siendo de los pocos que lo hacen) el sonido de esos dos primeros discos, tan poco recordados hoy. 

Y temblad, fans de los láseres futuristas..
.Kate Yoko ya tiene nueva víctima...



I´d do anything for you but (maybe faithfully) I didn´t do that IV: Jewel

La madre que la trajo...

Jewel tiene más peligro que un bidé lleno de pirañas...
Jewel es peor que usar una compresa con ortigas...
Jewel es más falsa que un euro de madera...

Como podéis ver, no guardo buen recuerdo de la señorita. Será eso que dicen que del odio al amor hay un solo paso (bueno, aquí unos años y muchos desaguisados de la señorita entre medias) Y encima, en cierto sentido, venía de  "nuestro" mundillo...más o menos. O menos y más

Estamos en 1995, es verano y han quedado atrás los videoclips moñas y las suecas...podemos disfrutar del rock plenamente, con nuestros queridos bakalaeros en franca decadencia, con el grunge cerrado por vacaciones y el brit pop y sus peinados desfasados todavía intentando conquistar las islas británicas. Entonces, con el  5º tour de Induráin y el primer gran Prix del verano (los revolcones  de la vaquilla tenían su gracia) llega, una vez más nadie sabe de donde, este disco:




Amor (desgraciadamente) a primera vista otra vez, esta vez más gracias a las actuaciones en plató de la dama, en riguroso playback hispano. Un ángel rubio, de voz dulce, desde la América más profunda, que vivía en una furgoneta en plan neo hippy, armada solamente con su guitarra acústica y sus canciones, auténticos bombazos para el cuore... 








Bueno, aquello fue tremendo otra vez. No había cosa que más quisiera yo que Jewel me cantara que estaba hecho para ella con esos ojitos y su guitarrita, una mañana tomándonos un colacao caliente...Qué poco sabía yo, evidentemente..

Vistos ahora, esos vídeos demuestran que esta chica era muy buena, pero que muy buena, para el teatro, como diría Mourinho. Esas miradas, esos gestos forzados, esa mirada descarada a la cámara poniendo caras de peli porno, esos gemidos que parece que esté en plena faena...por favor. Solo falta que se fume el cigarrito de después...

                                                                      gracias, maestro
                                          
 Y eso era solamente el principio.

Porque  los pasos que ha dado esta chica a partir de ahí han sido un verdadero despropósito, como si quisiera abochornarme personalmente a mí, que tengo que ocultarme que estuve platónicamente enamorado de ella por un breve lapso de tiempo en una galaxia muy muy lejana... eso sí que se sufre en silencio y no las hemorroides, oiga. 

¿Por dónde empiezo? discos navideños. Pop con videoclips con estética mtv copiada de Britney Spears descaradamente. Tecno baratija con unas pintas de Barbie de diseño incomprensibles.
juzguen ustedes

Infumables libros discos de poesía. Discos para niños que dan miedito. Giros hacia el country pop...todo con tal de mantenerse en el "candelabro". Como diría una película de esa época...enséñame la pasta.

Así que desde luego a Jewel ya no la puedo ni ver, ni aunque grabara, qué se yo, un disco acústico a la altura de Nick Drake.

El que se atreva a ver esto, entendera mi indignación...de golpe 

Aunque curiosamente siempre será el primer contacto musical que tuve con el mundo acústico o el folk que aprecié mucho después, eso sí. No creo que esta chica pusiera las bases para ello conscientemente. Sería reconocerle demasiado...más bien habría corrido el peligro de deslizarme hasta el mundo del cantautor, esa versión infumable e hispana del singer songwriter, en la que unos tipos completamente politizados te dan la tabarra con la guitarrita diciéndote que todos menos él son muy malos...y que también  acaban haciendo por el vil metal cosas disparatadas, para al final volver al punto de origen como ella (y por supuesto, ya nada será igual ) qué horror. De Jewel podría  haber pasado a escuchar a Javier Álvarez versionando el himno de la legión o al Tontxu dando la tabarra en la telebasura con la del Risk...¡horreur!

Nunca os fiéis de las rubias candorosas con guitarras acústicas
Las chicas buenas van al cielo y
 las malas...se ponen un tatú de pega
¡lo prueba todo!


Próximamente más..y peor





domingo, 6 de abril de 2014

A la literatura le gusta el rock


Vamos a darnos "prurito" y ver como algunos literatos se han acercado o formado parte del rock. Nada de culturetas o de iconos rockeros demasiado conocidos, eso sí... ni tampoco de incursiones de músicos, que por regla general, dejan mucho que desear..

Abbie Hoffmann y Jerry Rubin. 

Empezamos con la contracultura en los 60. Realmente sus aportaciones literarias fueron posteriores a la década de las flores y el amor, a la que llegaron relativamente mayores: pasaban los dos de los treinta cuando todo empezó a moverse, pero ambos fueron los que lo capitalizaron, desde luego. El partido yippie, las concentraciones multitudinarias, las protestas...siempre los tuvieron a los dos en cabeza, tanto que ambos estuvieron en los disturbios de Chicago en 1968 y estuvieron a punto de ser encarcelados. En 1970 Abbie Hoffman escribió roba este libro, explicando como oponerse al sistema americano: luego estaría muchos años en la clandestinidad, por un asunto de drogas, antes de reaparecer en los ochenta, década en la que se terminaría suicidando. Mucho después se reeditarían algunos de sus otros textos, que incluso tenemos en castellano, explicando en qué consistió todo aquel movimiento: Yippie, que pasada de revolución

Rubin, por su parte publicaría en ese mismo 1970 do it, escenario de la revolución, explicando con más detalle todo lo que habían vivido esos años (luego se convertiría en un yuppie de manual, opuesto a todo lo que había defendido, el primer gran cambio de chaqueta de la historia): por este libro desfilan Panteras Negras,el Ché Guevara, la convención de Chicago, los disturbios, el juicio posterior... un documento revelador, para conocer una época en la que el rock, como parte de esa contracultura de los jóvenes, alcanzó un poder tremendo. 

John Sinclair 
Seguimos en los sesenta, con este poeta americano, que se convirtió en mánager de los MC5 (organizó los conciertos de los que salió el kick out the jams ahí es nada)  a los que quiso convertir en punta de lanza de un partido parecido a los panteras negras, todavía más chungo que estos...acabó en la cárcel por posesión de marihuana y desató una campaña a su favor en el mundo del rock, desde Abbie Hoffman protestando en el festival de Woodstock (en su libro, Hoffman explica que la famosa escena con Pete Townshend no existió en realidad) a John Lennon grabando para él un tema con su nombre, o participando en un concierto para pedir su libertad, que se consiguió finalmente. Ha seguido con el activismo social y publicando libros y discos de spoken word, hasta lo hemos tenido en España varias veces en ese festival de música y poesía, como "cabeza de cartel". Más interesante me parece su guitar army, el libro en el que cuenta toda la historia de los panteras blancas, MC5 y su punto de vista esos años. 


                        ou yeah 

MICHAEL MOORCOCK 

los aficionados a la ciencia ficción y la literatura fantástica lo conoceréis perfectamente, porque este inglés es un clásico del género. Que ha coqueteado muchas veces con el rock. Empezó con Hawkind, metiendo su voz en sus discos, firmando alguna canción, intentó encontrar su hueco como cantante apoyado por ellos (unas cosas muy raras, francamente) y donde acertó fue con Blue Oyster Cult, el grupo de Hard Rock más "cultural" para bien, menos mal. Para ellos firmó black blade y uno de sus mejores temas, el denso veteran of the psychic wars: 


Sam Shepard 

Este dramaturgo americano también ha tenido su conexión con el rock. De hecho, algunas de sus obras, como locos de amor, tienen una atmósfera muy de Americana o alt country... aparte de eso, tuvo un lío con Patti Smith, antes de que esta fuera famosa y en 1975 cubrió la gira de Bob Dylan, la de la Rolling Thunder Revue, para publicar un libro del diario de esos días, recomendable:
Aparte en los ochenta llegó a firmar una canción a medias con Dylan y siguió publicando entrevistas y reportajes, como un mano a mano antológico que tuvo con Tom Waits. 

Cameron Crowe 

Se le podría considerar más un director de cine que un escritor, pero,aparte de haber escrito también, ya sabéis que en su adolescencia trabajó para Rolling Stone y Creem, entrevistando a todo el mundo del rock de esa época y viajando con bandas como los Allman Brothers. Luego, en sus películas, de las que muchas veces es guionista, siempre hay guiños rockeros. Desde el genial momento Peter Gabriel de say anything: 

reflejar la escena de Seattle en singles, película "grunge" por excelencia, con Pearl Jam haciendo de banda fictia y cameos de otra gente a, por supuesto la ficción de sus años "mozos" en casi famosos, película que algunos critican por blanda, pero que está llena de guiños al mundo del rock y contiene geniales  escenas de "rock n roll tour" como  la del "Dios Dorado", cuando suena Elton John en el autobús o el mal rato que pasan en la avioneta...  

Y también dirigió el documental sobre Pearl Jam por su veinte aniversario, hace un par de años. Aparte de estar casado muchos años también con Nancy Wilson de Heart... 

NICK HORNBY 


¡Por supuesto! Este inglés es un fan del pop y del rock sin  complicaciones y eso se nota en sus libros, en los que la música aparece casi siempre y tiene un papel importante. Por supuesto en alta fidelidad, uno de mis libros favoritos. Las aventuras y desventuras de Rob, ese dueño de championship vinyl, se disfrutan el triple si coges los guiños musicales que hay a tutiplén: ese Peter Frampton comes alive, je, je... aparte, te hace sonreír cuando vas leyendo lo de cambiar el orden de tu colección de discos, esas discusiones larguísimas sobre músicos que no importan a nadie más, las listas de "temas para..." las cintas especiales grabadas en casette, que hay que preparar con calma y todo detalle...genial novela en general. ¿La película? cambian bastantes cosas (empezando por llevar la trama a EEUU) y me gusta bastante menos...aunque esta escena de cosecha propia es genial: 

                                                  si te pones en el lugar de Ian, la cosa va mal,
                                                                         pero que muy mal...

Más adelante publicaría 31 canciones, libro  en el que explica cuáles han sido esos temas clave en su vida y por qué: nos encontraremos ahí con Teenage fanclub, Patti Smith, Van Morrison, Dylan, Springsteen, Ian Dury...casi nada. También apoyó a Marah en su momento, aunque no consiguió que despegaran, subiéndose con ellos a escena. Últimamente la música no está tan, tan presente en sus últimas obras, pero espero que vuelva a sorprendernos con nuevos guiños rockeros entre líneas... 


sábado, 5 de abril de 2014

Jack Bruce: ¿Clapton? un matao


Evidentemente no es así, por mucho que el amigo Eric lleve 40 años (y creo que soy generoso) viviendo de las rentas de sus años de gloria y perpetrando muchas barrabasadas (aunque pagó y bien por ello cuando se lió con la chiflada de Naomi Campbell) pero desde luego su sombra ha sido alargada, injusta, para sus compañeros en Cream; Ginger Baker y Jack Bruce. Vamos a reivindicar al segundo, que vuelve además ahora con nuevo disco bajo el brazo. 



Este señor, con cara de abuelito esmirriao, es uno de los grandes bajistas del rock y un artista a reivindicar, con una sólida carrera a sus espaldas. En la que, además de ser muy extensa, admito que no estoy muy metido, pero algo sabemos...veamos. 

Song for a Taylor


El primer álbum en solitario tras la separación de Cream es el que a mí más me gusta. Sería el trabajo que podrían haber publicado Cream, aunque se noten las ausencias de Baker y Clapton. Los textos de Peter Brown siguen ahí, trabajando mano a mano con Bruce, muy literarios. Destaca su famoso theme for an imaginary western, weird of Hermiston, never tell your mother (esas secciones de viento y esa voz tan soul) rope ladder to the moon o he the Richmond. Un álbum poco reconocido pero recomendable. 



WEST BRUCE LAING: live n kickin


Después de unos años probando con el free jazz (Bruce se mueve como pez en el agua en gran cantidad de géneros) el bajista se montó un power trío de escándalo con dos fenómenos: Corky Laing y Leslie West de Mountain, con los que facturó dos discos de blues rock setentero y un directo, este live n kickin, para demostrar que tenían un directo incendiario. 


Live 75



Otro directo. Ahora con otro invitado de lujo, Mick Taylor, recién salido de los Stones. Es de hecho el único directo oficial de Jack Bruce en solitario, cerrando a lo grande, con ese sunshine of your love 


BLT



Los ochenta tampoco serían generosos con él. Los empezaría enganchado a la heroína y sin un duro...teniendo que hacer de músico de sesión. Un momento de respiro sería su asociación con otro músico sesentero, el guitarrista Robin Trower, con el que volvió a tener cierto éxito 



Mano a mano con Rory Gallagher 

No es un disco, pero este es un gran momento. Abriendo para el irlandés, ya con problemas de salud, se deja seducir por él y no pocas veces se suben los dos al escenario para deleitarnos con momentos como este: 

BBM 


En los noventa estuvo a punto de volver Cream...pero sin Clapton y con Gary Moore a la guitarra. Evidentemente, era un deseo de este, fan de Cream, que se sintió en la gloria emulando a mano lenta con sus antiguos compinches. Incluso tuvieron éxito en UK, aunque no fueran más allá del disco.   


Silver Rails


y llegamos a este año, en el que saca su nuevo disco, 11 años después del último. Ilusionado otra vez a sus 70 tacos, se vuelve a meter en los estudios de Abbey Road y sigue demostrando su talento. 




En definitiva, un grande del rock y de otros géneros: el jazz o incluso hasta la música latina, voz mítica de un grupo mítico y con ganas de guerra todavía. 

viernes, 4 de abril de 2014

las chicas...eran y son rockeras


Sí, usar el título de la canción de Coz es un recurso un poco sobao, pero funciona.

Hace un par de meses leí una entrevista con la pizpireta cantante de No sinner (la de la portada del culete) en la que se quejaba de que había pocas chicas en el rock, porque era un mundo de hombres, en el que se pagaba con priba y todo olía a sobaco sudado..


     nada nuevo..todo estaba en los ochenta

y parece un poco exagerado...

o no...it´s a men´s world, madre mía
y añadía que era una pena las pocas chicas que se animaban al rock,  mientras en el pop "mainstream" (o sea, en la caspa) reinan ellas: de la Beyonce o a la Lady Ga Ga y eso atraerá  a chavalas que luego serán las futuras estrellas.

Veamos la botella medio llena y ni tanto ni tan calvo, geniales refranes hispanos...hay chicas que se la han jugado y están haciéndose un nombre en el mundillo, exactamente como lo hicieron en los 50, 60, 70, 80 y 90...

De Aretha Franklin y Koko Taylor a Shemekia Copeland y Yolanda Quartey 

        
Estas dos señoritas, que además se parecen, son las que han recogido el testigo de esas grandes damas y van por ahí manteniendo vivo el espíritu del blues y el soul, acercándose al rock. La primera en solitario y la segunda al frente de los británicos Phantom Limb, que han facturado dos buenos discos de folk rock, apoyados en parte en su gran voz... 






de Stevie Nicks a Ladyhawke   


no hay más que ver el peinado para saber en quién se ha fijado y el nombre para ver en qué época... que una chica neozelandesa reivindique ese rock tan ochentero de la gran Stevie, fomente un revival y encima tenga éxito...es para quitarse el sombrero. 


De PJ Harvey a Missy Higgins 


la heredera natural de Polly Jean o de Tori Amos, haciendo canciones con mucho sentimiento al que le sienta bien un guiño alternativo , es esta australiana, que tiene mucho éxito en su país, desde que empezó hace una década: 





De Janis Joplin a Dana Fuchs


Aunque en las comparaciones perderá, como todas, desde luego que el estilo de la Joplin está en esta americana de voz grave (de hecho, la ha interpretado en algún musical) que al frente de la banda que lleva su nombre, demuestra que tiene esa presencia magnética: de hecho se atreve con temas nada fáciles, como el mítico gimme shelter de los stones y sale bien parada: 


De Wanda Jackson a Imelda May


esta irlandesa ha revitalizado nada menos que el rock cincuentas, con su estética de girls groups y sonido de clubs. Se ha ganado los elogios de gente como Jeff Beck, con el que ha trabajado, se va haciendo un nombre al otro lado del Atlántico y le siguen quedando los vestidos ceñidos de miedo, por cierto...  

de Joni Mitchell a Thea Gilmore:



le tengo cariño a esta pelirroja inglesa, que además, sin ser despampanante, tiene un no se qué que me gusta: Thea lleva ya más de quince años peleando por encontrar su hueco como singer songwriter y ahí sigue, inasequible al desaliento, con detalles tan bonitos como homenajear a Sandy Denny o grabar enterito el John Wesley Harding de Dylan: 





De Stevie Nicks (sí, otra vez) a Chantel McGregor 



Una historia bonita la de esta inglesita: guitarrista por vocación, graduada cum laude en el Leeds college of music, optó por, en lugar de dedicarse a enseñar,  a tocar en clubes de blues su propio material y versiones, de forma infatigable. No para de girar  y lo toca todo...y bien. Es tremendo, como una gramola rubia. Y en parte, debido a la influencia de Stevie Nicks otra vez, sobre todo en los Fleetwood Mac más clásicos. para muestra, dos botones:


                                ains, me dan unas ganas de llevarmela a casa... como en la canción de Stand back

De Janis Joplin, Grace Slick, Stevie Nicks, etc, etc a Grace Potter


¿Y como no hablar de Grace Potter? me vuelve loco, en todos los sentidos. Una voz privilegiada, una sensualidad innata, buenas canciones...¿Qué más se puede pedir? además se ha ganado la relativa fama que tiene junto a los Nocturnals a base de trabajo duro, por el boca a boca y gracias a su talento. Esta actuación suya de hace unos años, me sigue pareciendo, en todos los sentidos, de escándalo: 




En fin, algunas caras femeninas, entre otras muchas, que siguen peleando y algunas, como Imelda May, Missy Higgins o Grace Potter, que han conseguido a base de trabajo bastante éxito. Así que si alguna chica joven me lee (Quién sabe) que se anime. Cuantas más con talento en el mundillo mejor. Que tampoco nos mola tanto tanto olor a sobaco sudao...