jueves, 31 de julio de 2014

Las canciones olvidadas de Stevie Nicks


Stevie Nicks ha confirmado que para octubre tiene un nuevo disco en el mercado, aunque será de material que ha ido compuesto a lo largo de los años y que no ha grabado hasta ahora, empezando en los días de Buckingham & Nicks

Algo para celebrar, pero que no es nada nuevo. Stevie es una artista que trabaja bastante y que guarda mucho material que luego tarda en aparecer, si es que lo hace o lo hace fuera de su discografía o de la Fleetwood Mac. A veces para que allí entren composiciones de otros  y en solitario...por el factor tiempo o porque ella quiere. De hecho Bella Donna, su disco más famoso,ya era en buena parte un disco de material antiguo que había ido acumulando y que necesitaría un tópic propio. Podría haber sido perfectamente un doble legendario...en fin, algunas joyas de ese estilo de Stevie son:  

Without you: 



Una demo del famoso disco con Buckingham que al cabo de los años ha recuperado para el último Extended Play que ha lanzado Fleetwood Mac 

Sara 


Esta maravilla de canción era en realidad un largo poema de Stevie que se recortó y mucho, por la duración para que entrara en Tusk. Existen varias demos más largas del tema circulando por ahí , siendo la más famosa ésta. 

Twisted


Otro tema de Buckingham&Nicks (que material tan bueno había en ese disco, no sé que esperan para reeditarlo) que al cabo de los años grabaría, para incluirlo...en la banda sonora de Twister. Qué oportuno...

Sweet Girl:


Otra demo que salió en su box set enchanted,  que podría haber sido un gran tema

Castaway: 


Compuesta para Tusk, iba a entrar luego en Bella Donna, pero nunca pasó de ser una demo 




Battle of the Dragon, Sleeping Angel, Blue Lamp y Violet and Blue 





No son exactamente canciones que aparecieran mucho después, pero también se quedaron flotando, sin entrar en sus discos en solitario o con los Mac: En su lugar salieron en las bandas sonora de dos películas ochenteras (Sí, Stevie Nicks también intentó esa vía), Aquel excitante curso, Heavy metal (míticas las dos) y american anthem. Y la horterada de against all odds, con aquel tema moñas del Collins, ay 






Vintage Trouble: El camino continúa



La muerte de Bobby Womack ha escocido bastante, por lo que he leído por ahí. Quizás más que la de Johnny Winter, no sé si porque con la salud tan frágil de éste, cabría esperarlo más...quién sabe. No tiene mucho sentido comparar decesos tristes. De todas formas, lo que quiero resaltar es que la de Womack parece que es una pérdida irreparable para el soul, música "hermana" del rock. Con estas pérdidas yo creo que se puede ver la botella media llena o la botella medio vacía y yo me inclino por verla medio llena. Esa es la idea de este tópic dedicado a Vintage Trouble. 

Este grupo angelino se ha montado una gira por España bastante larga en la que hemos podido descubrirlos con su último disco the swing house  Acoustic sessions, donde regraban algunos de los temas de su primer disco y aportan un par de canciones más. Al frente está Ty Taylor, un cantante negro de esos que tienen el carisma, el talento y una voz privilegiada, puro soul (y a mí me recuerda a un joven Arthur Lee) que demuestran que seguimos teniendo gente con talento que ocupa el lugar que dejan esos gigantes de los 50, los 60 o 70. Ojalá que sigan creciendo...una banda angelina que nace en Venice Beach, graba en Laurel Canyon y la apadrinan Don McGhee y Don Was...hay que tenerla en cuenta. 




jueves, 24 de julio de 2014

mundo videoclí: Meat Loaf dead ringer


Vamos con algo que si tiene tirón puede tener nuevas entregas: videoclips olvidados...injustamente. Por atómicos, por míticos, por horteras, por geniales...un poco por todo. Otra faceta del rock con la que aprenderemos...para empezar, todo un aldabonazo: Dead Ringer for love, de Meat Loaf, mano a mano con Cher: 

Primero unos antecedentes: es 1981 y Meat Loaf vuelve con su segundo álbum, después del éxito arrollador de Bat Out of Hell: problemas con la voz, rumores entre cachondos y brutos (como el que decía que para recuperar tono vocal se tuvo que beber su propia orina) quedaban atrás y Dead ringer (el disco) le devolvía al primer plano. Firmada por Jim Steinmann, el clásico compositor entre épico y hortera, dead ringer for love fue el adelanto, el single que funcionó bastante bien en el Reino Unido...lo que no sé es en qué medida fue gracias al videoclip, que ahora os sirvo. Poneros cómodos y serviros algo...


Impresionante. Hay tantas y tantas cosas que comentar...primero el que sea el vídeo ideal para hacer un numerito en las despedidas conjuntas de soltero y soltera. Que eso parece que es lo que están celebrando los dos grupitos...en un mundo ideal, debería ser obligatorio recrear este vídeo en un sucedáneo de este Walt´s Inn tan peculiar...toda una lucha de sexos...aunque yo creo que en el bando de Cher, no tan operada entonces (aunque ya habría empezado con el bisturí) hay algún "infiltrado"... no estoy nada seguro de la (o él) que sale a la izquierda de Cher sea una mujer del todo...en fin.
de hecho tiene que haber truco en más de "una"
 El número de los "machitos" también tiene su miga, parece que de hecho han estado poniéndose como cubas a base de cerveza, ahí hay más de uno y de dos que van seriamente perjudicados, capitaneados por el tío de detrás, el del pelo a tazón que lleva un pote exagerado de maquillaje...atención a como le brilla la dentadura en contraste
Detrás de Meat Loaf...¿Eduardo Zaplana?
.Es él el que mueve el cotarro en el vídeo, detrás de un Meat Loaf tan épico como siempre, dispuesto a darlo todo...curioso también ese cuadro de desnudo, que no pega mucho en una tasca, la aparición de la nada de los tíos de la camisa blanca (¿Camareros?) que toman el relevo de los de la camiseta...y ese final épico, todos ahí bailando en la barra, mientras que los que están trabajando detrás...van a lo suyo, ajenos al jolgorio y siguen tirando cervezas. Demencial. 

Buscando información, encontré un blog http://thebestofthe80s.wordpress.com/2010/09/26/dead-ringer-for-love/ en el que su autora se apasiona tanto como yo por este pedazo de historia musical y visual, lanzando algunas agudas observaciones, que probablemente os quiten el sueño esta noche, en plan misterios de cuarto milenio... intentaré ayudarla y resolver algunas dudas


" ¡si no me creen, denle al play otra vez!"

¿Dónde se va la camiseta de Meat Loaf cuando se quita las gafas? (0:58”)

(Vaya usted a saber...)

¿Por qué los miembros de las pandillas tienen como 10 o 15 años menos que los protagonistas?

(Hombre, en  las "chicas" no canta tanto, pero en el grupito de cacho carne, supongo que éste los reclutó a base de invitarles a priba y unas raciones de bravas...que se zampó luego él solo)

¿Por qué los chicos van vestidos de tiroleses? (2:50”)

(Vaya usted a saber)

¿Por qué en apenas 6 segundos –de 3:00” a 3:06”–, Cher pasa de estarse tomando una cerveza a estar en lo alto de la escalera?

(Quizás el quirófano le haya dado ese superpoder)

¿Cómo es posible que Cher necesite el mismo número de personas que Meat Loaf para subir a la barrra? (3:28”)

(Esto sí que es inquietante...todos los que conocemos a Meat Loaf sabemos que...bueno, tiene que haber mucha diferencia de peso...por narices)



fans de dead ringer rindiendo pleitesía




sábado, 19 de julio de 2014

Ayatola relaunching AOR: canciones con la mirada del tigre




Va a salir este mes el segundo proyecto de versiones de Houston, el grupo AOR de nueva hornada del que hablé hace unos meses: Temas semi olvidados del género puestos al día por esta banda, en una bonita acción "arqueológica" : todo lo que sea traer de vuelta a un género que ha vuelto a encontrar su sitio es bueno: 


Sigamos colaborando con la idea. Traigamos de vuelta más canciones con la mirada del tigre, la mítica frase ochentera, ideales para hacer deporte...(que para mí sigue siendo lo mejor que puede aportar el AOR) para no perder la forma en verano, mantenerse o preparar la vuelta para septiembre...ya sabéis: los 10.000 del soplao, la Quebrantahuesos, subir el Angliru corriendo...esas cosas para las que necesitas la mirada del tigre...desde luego 
NO, esto no es
Alias: one more chance


Grupo canadiense, formado por músicos que cubrían las espaldas de las hermanas Wilson en Heart, empezaron su carrera teniendo bastante éxito pero curiosamente lo dejaron en ese momento, dejando escapar su tren. Se les recuerda por una baladita, pero también dejaron grandes temas como este one more chance 

Aviator: can´t stop 

Grabaron un disco de esos que aún siendo desconocidos es de lo mejor del género, el homónimo "aviator" que incluía este tema para no parar...ni querer parar 


Craaft: chance of your life

Trío alemán que que nos dejó este tema para que cuando llegue la oportunidad, no la dejemos escapar...

Dio: Hungry for Heaven 
Sí, Ronnie James Dio... a mediados de la década, también coqueteó con el AOR, metiendo más teclados, más melodías cuidadas y le dio en ocasiones un buen resultado; como en este tema tanto que incluso llegó a formar parte de una de las bandas sonoras AOR por excelencia, la de la mítica Crazy for you... hungry for heaven, but you need a little heeeell...

Icon: take another shot of my heart 

Otro álbum que podríamos llamar seminal, aunque no sea muy conocido, del que aquí pongo el que creo que es su mejor tema. 


Journey: edge of the blade 

Un tema poco conocido de una banda que todos conocemos: es de los temas que cierran frontiers, un álbum guitarrero y con momentos enormes, como este tema. Tanto que lo han rescatado para el directo, con el filipino como cantante, en sus últimas giras, como podéis ver en el vídeo. 

Kane Roberts: fighter 

¿Habrá alguien más representativo que Kane Roberts para entender que AOR y Deporte van unidos de la mano? no creo: el mítico guitarrista musculitos de Alice Cooper en los ochenta, también grabó sus discos en solitario aparte de lucir cachas...ideal para luchadores 

Kane Roberts,guitar´s fighter
Sammy Hagar: remember the heroes 
Un tema épico de la época de Hagar justo antes de entrar en Van Halen: cuando más y mejor AOR hacía. Esta versión en directo además es todavía más épica:

Stan Bush: The touch


Por supuesto, aquí no podía faltar un currelas como Stan Bush: uno de los más grandes del AOR, todo un clásico, con uno de esos temas que son un chute de energía total, desde la banda sonora de Transformers, la película ochentera de dibujos...la buena 


Tim Feehan: where´s the fire 


Y cerramos a lo grande: otro nombre ya olvidado que tuvo con esta canción su momento: formaba parte de la banda sonora de the Wraith..o el aparecido, como se conoce en España. Charlie Sheen a bordo de una especie de coche fantástico dando lecciones a unos macarrillas que no respetan las normas de tráfico...(quién iba a decir lo que pasaría después con el bueno de Charlie...) con otra gran banda sonora ochentera, donde el tema de Feehan destaca. Y por cierto les quedó un video muy chulo...mejor que la película...

Charlie en los ochenta, antes del win´s win y la sangre de tigre...
tenía pinta de buenazo y todo









jueves, 17 de julio de 2014

Cincuenta años con los Who en directo (II)


La baja de Keith Moon y su declive artístico no es óbice para que siguieran dándonos grandes momentos en directo, igual que años después, cuando perdimos a Entwistle y Daltrey y Townshend decidieron seguir adelante, para ser reconocidos como justas leyendas y dando todavía verdaderas clases de rock...

Essen 1981
Con Kenny Jones a los parches, aún podían plantarse en el mítico rockpalast y dejar un concierto a la altura de un programa así, con una de sus últimas grandes canciones...

Tommy live 1989

después de unos años separados, volvieron para celebrar los veinte años de Tommy, aprovechando la nostalgia sesentera, que ya empezaba...

Concert for New York: 2001 


Nadie como ellos para animar la noche de un concierto benéfico...

Live at Royal Albert Hall 2002


Concierto benéfico para ayudar a su fundación para la lucha contra el cáncer la teenage wasteland foundation trust, con artistas invitados (de todo pelaje) un repaso exhaustivo a todo su repertorio que sirve como despedida visual a John Entwistle

Live 8 2005 



Todos recordamos el sarao de Bob Geldof por ser el último momento en el que tocarían juntos los Pink Floyd clásicos, pero los Who también triunfaron: se metieron al público en el bolsillo en una noche con poco rock.Recuerdo ver el concierto en la tele, por una vez en España no nos lo perdimos y pensar que Daltrey y Townshend seguían siendo cosa fina, a tener en cuenta y que ojalá pudiera verlos algún día... 

Gira 2006 y 2007 


Con los inolvidables conciertos en España, la primera gira como tal en muchos años de los Who, estuvo muy bien: sentaron cátedra y demostraron a un público joven en su mayoría que no son considerados un mito por casualidad.


Superbowl 2010


Los Who tocan en el intermedio del mediático evento y arrasan con un medley que hace vibrar a todo el estadio, aparte del espectacular juego de luces y pirotecnia, como solamente saben hacer los americanos. 

Quadrophenia 2013

Y para terminar, la gira del aniversario de Quadrophenia del año pasado, uno de los grandes eventos en directo, con todo ese material visual acompañando un álbum legendario. Pocas bandas como los Who pueden hacer conciertos con un material tan mítico todavía...


Y por supuesto, lo que queda por venir, que seguro que también merece y mucho la pena. 


Daltrey, Townshend, Entwistle y Moon: los más grandes. Gracias por 50 años de momentos inolvidables 



Cincuenta años con los Who en directo: I


Daltrey y Townshend ya están preparando su gira del 50º aniversario, con la que en teoría se retirarán de los escenarios. Con fechas en el Reino Unido (ya he visto un pequeño éxodo español, aunque confío en que en el tour europeo no pasen de largo) y luego en EEUU. Como todos sabemos que en concierto, su hoja de servicios es inmejorable, este es un buen momento para recordar algunos momentos de esos increíbles 50 años...

Tiempo de clubes: 1965

The Who, cuando ya habían dejado de ser los High Numbers, se hicieron su nombre tocando en clubes y dejando correr el boca a boca: el molinillo de Townshend, los instrumentos destrozados al final (aunque la primera vez fuera por casualidad) los shows de un Keith Moon que ya destacaba (atención al vídeo y su destreza con un equipo tan básico)...eran tiempos de feroz competencia y los Who se ganaron su hueco a base de energía

Monterey 1967
Los Who estuvieron en el primer festival mediático del  rock. Todo el mundo recuerda las actuaciones de Jimi Hendrix (con el que intentaron que no saliera después que ellos, sin éxito. Luego llegó el fuego de la guitarra y el resto es historia) y Janis Joplin, pero la banda se dio a conocer de verdad en EEUU gracias a una actuación clásica, con todos los trucos que ya habían perfeccionado en los clubes 

Woodstock 1969


Por supuesto, también estuvieron en EL festival: Con Tommy recién publicado, ya en otro nivel: su gran momento fue ese pinball wizard que luego entró en el famoso documental, fantástico: con ese Daltrey reinando con su chaqueta con chorreras (no muchos pueden salir airosos de algo así) y los riffs de un Townshend en estado de gracia, aunque estuviera intoxicado por ingerir por error lsd... 

Isle of Wight, 1970

Por supuesto, para cerrar la trilogía, también estuvieron en el último festival mítico, el de la isla de Wight. Ante una multitud enorme, no se arredraron precisamente y dieron otro concierto mítico, de los más icónicos que se les recuerdan. 

Live at Leeds/Hull


ahora en universidades, tocando en locales más pequeños, también eran una maquinaria imparable: los dos conciertos que iban a dar forma a su primer directo oficial, aunque luego usaron solamente la noche de Leeds, para reeditarse luego muchas veces con material inédito. 

The Who en the young Vic 1971


Preparando su proyecto lifehouse, que al final se reconduciría en el mítico who´s next, la banda hizo unas jornadas de puertas abiertas, dejando acercarse a su público  en plan feedback y por supuesto, demostrando la potencia de sus nuevas canciones.


1973: el sueño de una noche de verano...


Estas cosas solamente les podían pasar a los Who: presentando Quadrophenia, casi nada, Keith Moon se mete unos somníferos por error y se cae redondo sobre la batería. Townshend pregunta al público si hay un batería entre el público y así es: un chico de 19 años llamado Scott Halpin  sube al escenario con ellos y  acaba tocando el concierto de su vida... 

Live at Charlton Athletic club 1974


Uno de los conciertos más míticos de la banda, ahora en un estadio futbolero...

Swansea 1976



Más madera de estadio: ahora en Gales, otro concierto para la historia...

Kilburn 77



Cuando editaron hace unos años este concierto, Daltrey y Townshend dijeron que recordaban que fue un concierto "regulero" nos da una idea del nivel que se gastan, si a esto los Who les parece un nivel "regulero" 

Shepperton studios 1978



La última aparición en directo de Keith Moon. Absolutamente mítico. Los Who se meten en el estudio con público para grabar unos temas para su proyecto de la película the Kids are allright. Donde otros grupos habrían resuelto como un trámite, los Who arrasan con dos momentos míticos, con una energía increíble: parece que están  a punto de quemar el escenario. Lo del láser en won´t get fooled again sigue siendo fantástico tantos años después, cuando salió debió ser una pasada. El colofón a los años dorados de una banda irrepetible. 




sábado, 12 de julio de 2014

John Hiatt: terms of my surrender





El nuevo disco de Hiatt está a punto de salir y he tenido la suerte de poder escucharlo antes. Me parece que merece un post propio: será uno de los discos del año

una mirada sabia...
La madurez de estos últimos años le ha sentado muy bien a John Hiatt. Muchos discos publicados en poco tiempo y siempre de calidad, una actitud de viejo bluesman reflexivo que le queda como un guante...y que parece que corona en este álbum, que es una nueva joyita. Más desnudo que mystic pinball, con la voz más rota, más blues que nunca: abre con esa portada sencilla pero bonita, nos encontramos con canciones como Nothin I love, de esas de amor desesperado que llegan, la ironía de terms of my surrender, personajes que parecen sacados de un blues del delta como Baby´s gonna kick o face of God...acústicas que encajan perfectamente con su voz como old people, esas reflexiones sencillas que tan bien sabe hacer John Hiatt como the wind doesn´t have to hurry... en definitiva, un artista que sigue en estado de gracia. No dudéis en acercaros a este terms of my surrender. 




jueves, 10 de julio de 2014

Españoles contracorriente: 091, último concierto


Es inevitable hablar con más profundidad de los cero, desde luego uno de los grupos que más tuvo que nadar (injustamente) contracorriente, para ahogarse en la orilla, como decían en su canción de "éste es nuestro tiempo"



En 1996, el año en que también perdimos a los Héroes, el grupo de Lapido y cía decidió tirar la toalla, verdaderamente cansados de todo. Quince años de carrera, mucho trabajo duro y pocas recompensas, más allá de un pequeño grupo de fieles seguidores y unas críticas buenísimas que no les bastaban. Nunca trascendió el por qué, los detalles, por el carácter discreto de todos los que integraban la banda, pero por lo poco que han comentado después, debió ser un trago amargo, algo que les dolió, porque las relaciones entre ellos han seguido siendo buenas. 


¡1300 calas! ay, esos 90...
En fin, para despedirse decidieron regalarnos un disco en directo doble que recogiera toda su carrera. Que es mucho decir: no solamente estaría el material ochentero, cuando surgieron en plena movida "periférica" y se codearon con Joe Strummer, si no también el de los discos de madurez, los que vinieron a partir de " doce canciones sin piedad" que los habían puesto en otro nivel, en pleno olimpo hispano: tormentas imaginarias, el baile de la desesperación, todo lo que vendrá después... 

foto puesta solamente por admirar sus impresionantes flequillos ochenteros

Por supuesto, para hacerlo siguieron yendo contracorriente: no eligieron un sitio, qué se yo, como la antigua Zeleste de Barcelona o algún recinto en Madrid: último concierto está grabado en la localidad de Maracena (que no Macarena, ojo) en su casa, en Granada. El repertorio es espectacular: 30 canciones. Ahí es nada. No es una producción redonda, por los medios, pero no suena nada mal: tanto que es uno de los grandes discos en directo del rock español, sino el que más, en mi opinión. Y lo compensa la entrega de una banda excepcional, en plena forma, asentada y con una energía espectacular, que se palpa en el concierto. Momentos buenísimos, muchos: desde esa entrada con este es nuestro tiempo, toda una declaración de intenciones, al final con fuego en mi oficina (hueloo a gasolina na na na na) pasando por 2000 locos, la belleza de la noche que la luna salió tarde, con Lapido fantástico a los riffs, igual que en la calle del viento, la maravillosa versión acústica, embrujadora, de la canción del espantapájaros, la energía del baile de la desesperación...muchos y grandes momentos. Si hay  discos de grupos  españoles a los que hay que lanzarse de cabeza, uno de ellos es éste. 

Por supuesto, igual que sus trabajos, el último concierto pasó relativamente desapercibido. Tuvo que pasar mucho tiempo antes de que los homenajes convirtieran a 091 en un grupo de culto y de repente más gente que no los siguió se interesara por aquella banda: Eso permitió a José Ignacio Lapido remasterizar el disco original y reeditarlo junto a un dvd, por lo que tenemos un motivo más de alegría, ya que sus discos de estudio siguen, lamentablemente, descatalogados en su mayor parte. Así que podemos disfrutar del testamento de una banda fundamental. Aunque los rumores de su vuelta, que tanto han negado todos (solamente les faltaría ya no sacar partido del revival) poquito a poco van cogiendo fuerza. Ojalá. 

comida reciente de los ex 0 para alimentar (nunca mejor dicho)
las esperanzas 








domingo, 6 de julio de 2014

Te lo recomiendan...ya que nadie más lo hará: Pete Townshend: Empty glass


 Jack Burton, camino del aeropuerto y de conocer a Kim Cattrall y a unos chinos misteriosos y saltarines, llevaba en la casette  Empty Glass de Pete Townshend

"Jack Burton. Yo"

En 1980, Pete Townshend nos entregó su tercer disco, que realmente es el primero (lo de los homenajes al Meher Baba lo dejaremos aparte y Rough Mix era un mano a mano con el Gran Ronnie Lane) para inagurar la década, que sería el que más éxito (moderado) tendría fuera de los Who. 

Aprovechando un primer hiato en la banda, Townshend se entregó con entusiamo al album y se nota, porque nos regala algunos temas verdaderamente acertados, cantando bien, con una voz nasal (no tanto como cabría preveer por el tamaño de su legendaria tocha) pero agradable. Para empezar, un rock n roll clásico como Rough Boys, encajando muy bien con los sintetizadores, I´m an animal, tirando de falsete con unos muy buenos arreglos, igual que and I moved, antes de meterse en la joya del disco let my love open the door, un tema de amor sencillo, que se te mete en la cabeza y que recuerda horrores a la posterior you better you bet. Pete no nos da tregua y vuelve el rock n roll irónico, con Jools and Jim y Keep on working. La épica de los Who asoma en cats in the cupboard, solo de harmónica incluido, antes de terminar con otra incursión acertada en los sintetizadores de empty glass y gonna get ya, otro tema con sello who. 

Como dije, tuvo bastante éxito y este trabajo de Townshend fue mucho mejor que los posteriores discos que sacó con la banda, ya un tanto prescindibles. De hecho, de haberlos firmado como the Who y con Daltrey a la voz, Rough boys o let my love, podrían haber sido otro par de clásicos que añadir al legendario repertorio de la banda. El propio Pete pudo repetir la jugada y tener otro éxito con "all the cowboys have chinese eyes" pero empty glass me parece superior. Por supuesto, pasado el tiempo, el disco quedó algo olvidado, aunque temas como Greyhound girl, que no entró, han formado parte incluso del repertorio de los Who en sus últimas giras. 


Y por supuesto, cuando a Jack Burton le preguntan por este disco en un momento como este, ya sabéis lo que responde...

rock y cómic


Más propuestas para el verano, con el Ayatola en plan servicio público: después de las memorias y los documentales, llegan los cómics con el rock de fondo, que también tenemos unos cuantos...


Un clásico comiquero, Alice Cooper. A punto de salir otra novela gráfica con él como protagonista, estará en septiembre en EEUU y no tardará en aparecer en España. Mientras, podéis echar un vistazo a todo un clásico noventero, la última tentación de Alice Cooper, que acompañó a su disco homónimo y para el que colaboró ni más ni menos que con Neil Gaiman 


Curioso, una serie de dibujantes y guionistas recreando canciones míticas de Bob Dylan en cómic, aprovechando lo visuales que pueden llegar a ser temas como Blowin in the wind o Girl of the north country, por ejemplo


Una curiosa biografía del hombre de negro en formato cómic. Y por supuesto en blanco y negro


Para fans muy fans de Queen, como su autor, que narra su experiencia vital en la que la banda de Freddie Mercury siempre le ha estado poniendo banda sonora



 Los Motley le han sacado partido a lo de los trapos sucios: también han contado su historia en formato cómic. Así que, mientras se deciden con su película, si queréis poner los desmanes de Sixx, Neil y compañía, este es vuestro producto...


Y para terminar el Tío Neil. Contando la historia de Greendale, el disco que arrancó estos últimos diez años de frenética actividad de Neil Young. Cuenta lo mismo que el disco, conceptual, así que podéis leerlo al tiempo que suena el Greendale en el reproductor.



sábado, 5 de julio de 2014

los que no encontraron la redención en 1989...



 Vamos a dar la otra cara de la moneda del post del otro día...los que no levantaron cabeza en los ochenta (y más allá), después de haberla  perdido...

Starship

Uno de los grupos fundamentales de los 60, los míticos Jefferson Airplane, se convirtieron en una increíble parodia de si mismos, rebautizados como Starship. Aún con Grace Slick al frente, reclutaron a Mickey Thomas, una figura de segunda del Aor Ochentero y tuvieron su momento y sus éxitos...

tachán, la canción más odiada de los ochenta en no sé cuantas listas. A mí me resulta simpática...mi devoción ochentera me pierde. Podía ser peor. Mucho peor. Porque este tema se queda en nada comparado con...




Dios bendito, mira que habrá pocos que sean tan pro ochentas como yo,pero esto es demasiado incluso para mí. Esa balada pastelona, esas interpretaciones con Mickey Thomas sin carisma, esa Grace Slick convertida en bruja, esa película ridícula y sin gracia que era Maniquí de fondo...un horror, que llegó al número uno eso sí. Y se acabó lo bueno para Starship. Grace Slick se marchó nuevamente y los que quedaron, acabaron, literalmente, a guantazos, haciendo saltar por los aires la nave (qué oportuno)  nunca volvió a ser lo mismo, aunque Mickey reformara Starship como único miembro superviviente, sin mucho más que ofrecer que el revival, aunque es inasequible al desaliento el hombre...


Michael Bolton



Michael Bolton le daba al AOR, todos lo sabéis. Con Blackjack, en solitario y audicionando para Black Sabbath. En serio...hasta que en uno de sus últimos discos AOR alcanzó él éxito por primera vez con unos temas más suaves y alguna versión clásica, aprovechando su voz, que es innegable que es muy buena. Vio claro la jugada y en su siguiente disco ya se lanzó a las baladas horteras descaradamente, tirando de voz viril y melena leonina. El ídolo de las hermanas mayores...y luego de las jubiladas de la alta sociedad, después de juntarse con Kenny G y convertirse en un crooner pesao, pero pesao. Hay quien lo reivindica ahora, pelillos a la mar, tenía corazón rockero y lo que hizo realmente no fue tan malo..ni de coña
Gin tonic, puraco y modelo 25 años más joven que él. Un romántico...

Styx

Banda entre AOR y prog rock setentera (Emblema por tanto de lo que se llamó "Pomp rock") con bastante éxito

                                                            y algún aldabonazo hortera..

que en 1983 le dio el control total a su líder, el inefable Dennis De Young, para grabar una ópera rock bizarra, basada en un futuro apocalíptico para el rock n roll ...vamos como el 2112 de Rush pero a disco completo y a lo cutre. Una marcianada (justamente) increíble, encabezada por este increíble artefacto


Innombrable. A pesar de todo tuvieron mucho éxito, pero las tensiones en la banda (todo el mundo acabaría hasta las narices del De Young, seguro) explotaron y el grupo se deshizo, para no volver nunca con el mismo éxito y quedar relegados al circuito nostálgico...aparte del cachondeo con lo del Domo Arrigato mr Roboto que ya les acompañará de por vida.

Phil Collins 



Pues sí. Hay a quién le gusta todavía...cosa inexplicable. En los 70 había revitalizado a Genesis cuando nadie daba un duro por ellos al irse Peter Gabriel y aún se permitía hacer cosas más arriesgadas todavía como su proyecto Brand X  pero en los ochenta, ay...la cosa no empezó muy mal, con su in the air tonight
                                                                                aunque luego sucedería esto...

Pero el éxito y la generosa caja hecha animaron al amigo Collins y llegó su huida hacia delante: la versión ridícula de you can´t hurry love, la baladita aquella lacrimógena de contra todo pronóstico, el dueto de Easy lover, que ni McCartney se habría atrevido, las baterías programas de Sussudio, la moñez de Two Hearts...etcétera. Una década larga y dura en la que Collins se empeñó además en salir por todas partes, hasta en la sopa: de Corrupción en Miami al Live Aid, donde actuó en los dos escenarios (y falló estrepitosamente con Led Zeppelin en uno) empeñado en demostrarnos que sí, que se estaba quedando calvo. En fin, no pararía de tener éxito más adelante, las bandas sonoras de Tarzán también tienen su miga y salvo los momentos esporádicos en que volvió a Genesis, poco se puede rescatar. Se retiró después de una gira revival, para hacer caja y pagarse un divorcio, pero diga lo que diga volverá. Le gusta el verde de los billetes, como a Clapton...
                                           gracias a Dios que solamente tengo un corazón...

Chicago 

Parece mentira, pero en los primeros 70, a Chicago había que tenerlos muy en cuenta. Menudo jazz rock que se cascaban, tirando de secciones de viento...



Pero unos años y unos discos con su nombre y el número correspondiente después, cayeron en las manos de Peter Cetera, uno de los horteras más impresentables de la década y descubrieron el género de la power ballad...o canción de ascensor Y no facturaron precisamente otro  If you leave me now, no...
Esta es una de las más atómicas, con Cetera más irritante que nunca. Por supuesto, después de colar varios éxitos su éxito decreció, aunque siguieron sacando discos con títulos Chicago nº...(van por el 36) hasta que descubrieron el poder de los recopilatorios primero y después las giras revival, a 50 euros la entrada.

Eric Carmen 
No es que fuera la alegría de la huerta en los 70, pero podía salir airoso de temas que en otra voz habrían naufragado...todos lo conocéis: 

lo malo fue cuando repitió la jugada en los ochenta. En la banda sonora de Dirty Dancing, esa película que todo hombre odia por haber resucitado la pasión femenina por el baile (y pensar que todos vamos a bailar como Patrick Swayze solamente con un chasquear de dedos) consiguió colar esto:

ole ahí, maqueao a lo Robert Palmer, corbata inclusive y con cara de estar estreñido...en fin. Otro tema atómico, a la altura de la banda sonora, que le permitió retirarse a los cuarteles de invierno, para casi no volver. Por supuesto, para rescatar este tema una y otra vez

FOREIGNER

Por supuesto, fundamentales junto a Journey, Boston  o Survivor en los días de gloria del AOR: hot blooded, cold as ice y sobre todo...
Pero a mediados de la década a Mick jones, el "inventor" de la banda, le dio por las baladitas, pese a las reticencias de Lou Gramm. Porque no pretendía precisamente otro waiting for a girl like you, no, eso no era bastante...

Ole otra vez... ese final épico con cada vez más gente cantando...faltan solamente los mecheros. Y qué natural y poco forzado es todo... si esto es el amor, habría preferido no saberlo. Por supuesto, exitazo y a continuación un largo viaje hacia el olvido. Lou Gramm se hartó de todo después de comerse este sapo (no hay más que ver la cara que pone en el vídeo, a la vez que Jones parece que le va a hacer una peineta de un momento a otro, todo contento) y Foreigner se convirtió en el juguete del guitarrista, tirando de mercenarios, regrabando éxitos y tocando en festivales cuando aún es de día...y por supuesto sin atreverse a desenfundar la cancioncita de marras.