viernes, 29 de agosto de 2014

Nick Cave: un hombre renacentista...y friqui


Va a llegar dentro de poco un  falso documental sobre Nick Cave, 20000 días en la tierra en el que el australiano se ha implicado (con cameo de Kylie Minogue, como podéis ver)  y que es una prueba más de la capacidad de hacer multitud de cosas diversas y siempre a su manera. Para qué hacer un documental al uso pudiendo montarse una historia pelín rara... 

No es la primera vez, desde luego. Para empezar con esa forma tan particular suya de hacer las cosas...mencionemos el spoken word. Sí, esa moda que tuvimos hace un par de años, festival sevillano incluido, en la que artistas se subían al escenario a hablar y hablar...Nick Cave no se conformó con participar en algún evento de esos, aprovechando además que había dado charlas sobre composición en la universidad, si no que lo puso en formato disco: en el año 2000 sacó un LP de coleccionistas con él hablando y reinterpretando alguna canción suya, como people ain´t not good o love letter. El disco se llama the secret life of the love song Había que aprovechar su vozarrón cavernoso...(sí, he hecho el chiste fácil)


Quizás ya sabéis que tiene también varios libros publicados, entre ellos dos novelas. Y el asno vio al ángel y la muerte de Bunny Munro. El primero es más inclasificable, ese sur imaginario suyo de Estados Unidos a lo Mercy Seat que es un poco apocalíptico y del propio Cave no guarda buen recuerdo de ese libro, mientras que Bunny Munro que es más reciente trata de un seductor en busca de su alma y que tiene los días contados...por cierto que echándole un par, decidió que la portada fuera el cuadro del origen del mundo (creo que ya sabéis cual es) para pasar desapercibido...

También ha desarrollado su faceta de actor, a su manera. En Ghost of the civil dead dio el paso por primera vez, dirigido por John Hillcoat, en la piel de un presidiario...como ampliando su videoclip de the mercy seat. Aunque es más de cameos, siendo el más famoso el de los Bad Seeds tocando en el cielo sobre Berlín, película a ratos genial a ratos terriblemente pedante, que hará las delicias de sus fans más gafapastas (o hipsters)  como anécdota, creo que actuaron después de la película en una gala para homenajear a Wim Wenders, el director y que la banda hizo una actuación lamentable, todos con un pedal considerable. 
También ha firmado guiones como el de la propuesta, otro western ambientado en Australia y multitud de bandas sonoras, casi siempre firmadas con Warren Ellis, que le han dado bastante prestigio en círculos cinéfilos. 

Y por último los videoclips, un mundo que no le gusta y en el que ha optado por hacer algunos muy buenos (se me ocurre the Ship song o el de where the wild roses grow) o reírse un poco de sí mismo, porque sí, Nick Cave tiene sentido del humor...aunque su aspecto no le ayude a que lo pillemos. Como en Weeping song, mano a mano también con Blixa Blagerd en el que ha comentado que querían parecer dos viejos maricas haciendo el tonto...o el de Stager Lee con esa camiseta rosa y ese escenario con pinta de club de carretera.Por no hablar del de Dig Lazarus y el bigotazo que afortunadamente ya se ha quitado. 







jueves, 28 de agosto de 2014

¿Por qué nos gusta Nick Drake?


Parece de perogrullo la pregunta...porque era un músico excepcional, claro. Pero sí  es curioso que goce de tanto  predicamento en el rock, siendo un artista de folk bastante ortodoxo (con su muerte prematura no le dio tiempo a explorar otros caminos) algo que no siempre nos gusta. Pero Nick Drake es un artista de culto, un poco en la línea de otro genio malogrado, Jeff Buckley. Por cierto que los dos tienen un aniversario luctuoso este año: el de los cuarenta y veinte años de sus muertes, por desgracia. Eso también ayuda a convertirse en mito. 

Y sin embargo en su momento no fue un artista que llegara al gran público y su figura después de su muerte tardó bastante en convertirse en la de artista de culto, es curioso. Pero tenía que llegar,  tarde o temprano. Nick Drake era un poeta, un artista que recordaba en sus textos a los poetas simbolistas franceses, pero sin ser terriblemente pedante (intentaremos no volvernos así en la entrada) y prácticamente en todas sus canciones hay verdadera belleza encerrada. 

Descubierto por Joe Boyd a los veinte años en el circuito de las Universidades, las maquetas que había grabado hasta entonces acabarían convirtiéndose en su primer disco, five leaves left. Un disco que contenía time has told me, river man, quizás la única canción que en su momento llegó a conocerse, the Thoughs of Mary Jane o man in a shed. Canciones que hablan personajes que tienen magia o del amor de una manera brillante, casi única. ¿Cómo no conmoverse con frases como "el tiempo me ha dicho que eres un extraño hallazgo, una conflictiva cura para una mente agitada" (time has told me) o "por favor no dejes que en mi mundo siga lloviendo" (man in a shed) 

La falta de repercusión hizo que retrasara algo su siguiente trabajo, Bryter Later, que contenía otra de sus grandes canciones, Northern sky que tampoco tuvo mucho éxito. Aunque aún daría tiempo a que grabara Pink Moon, siempre asociado a la canción que le da título, su última joya. en la que es imposible no ver esa luna rosa, aunque sea en la imaginación ("Lo he visto escrito y lo he oído decir, la luna rosa está en camino y ninguno está a la altura") y finalmente su suicidio, entre trágico y romántico después de su estancia en París, que abrió lentamente paso al mito.

Algo que llega hasta este año, donde, con ese aniversario de su muerte, si no conocéis su carrera os encontraréis una buena ocasión para meteros en ella, porque seguramente se reeditarán otra vez sus tres álbumes grabados en vida y el material suelto que dejó, que también se compiló. Como decía el propio Drake en otra de sus canciones:

"la fama es tan poco sólida como un árbol frutal, nunca florece hasta que su tronco yace en el suelo" 



el estudio casero donde surgía la magia 



inspirándose







domingo, 24 de agosto de 2014

celebrating the 90´s with the Ayatola: Marta Sánchez, icono erótico y musical


Nueva sección

La fiebre desmedida por los 90, parecida a la que hace unos diez años tuvimos con los ochenta, ha llegado para quedarse.

La prueba: el primer festival íntegramente
 hortera y noventero

Y he visto el peligro claro: El tiempo lo cura todo, nos hace ver las cosas de otra manera nos mostramos más generosos y como nos descuidemos, acabamos reivindicando a Kenny G. Como un genio incomprendido de las secciones de viento. Tiempo al tiempo... 

Por eso no estaría mal dar un repaso a lo que fue, musicalmente, esa última década del siglo XX. Lo que no queremos recordar, claro está. Así que, homenajeando a the Hoff y su último proyecto (icono noventero por cierto gracias a las vigilantes de la playa) empecemos a celebrar los 90 como es debido: abriendo la caja de Pandora y quedándonos con los ojos como platos. Let´s celebrate  

Modesta ella

Qué mejor manera que empezar haciéndolo con el verdadero icono erótico musical de la década, al menos en su primera mitad, nuestra Martita. Que vendrán muchos a decir que ellos solamente se embelesaban con Tori Amos o PJ Harvey. Ya... 

El mío no, ya lo sabéis. No puedo ni he podido nunca con esta mujer: ni me parecía atractiva ni creo que  la haya visto nunca sin hacer o  decir una tontería, con el agravante de querer ir de interesante (por lo que la caga aún más) pero en esos primeros noventa, años de efervescencia hormonal de casi todos los que pasáis por aquí , desde luego mi postura era minoritaria.

Por cierto, el origen de la tirria, lo recuerdo perfectamente: una noche de navidades de 1990


Pues sí, es la primera guerra del Golfo y la comunidad internacional ha decidido atacar a Irak , para que Saddam salga de Kuwait. España, que por fin pinta un poco en el mundo, no va a ser menos y pone su granito de arena. Por supuesto con el toque castizo: a la Royal Navy y los Marines sumamos dos fragatas con soldados de reemplazo. Vamos, con los pobres que están haciendo la mili en España en ese momento y se comen el marrón. Una de las fragatas no llega y la otra, cuando por fin alcanza al golfo Pérsico, recibe por Navidades el apoyo de una delegación de artistas españoles para levantar el ánimo (y con Marta lo que no es el ánimo) y ahí, se planta ella, el mito erótico que puede levantar...el ánimo de toda la alborozada marinería.

                                                     ¿no te bastaba con ir de Madonna? 

El espectáculo es increíble... y a mi tierna edad, ya me pareció inenarrable. Ese ministro de defensa con salvavidas (que casi se cae subiendo por la escalerilla)  ese Raúl Sender haciendo el tonto y Marta, sobre todo Marta abochornando,queriendo ser Madonna sin conseguirlo  en ningún momento con un tema horterísimo. ¡Soldados del amor! pero esto que es... Pero por supuesto, todos los chavales palotes, como se decía entonces, pero palotes, palotes...vaya si se nota. Tremendo cuando se acerca a uno que tan feliz le dice a la cámara, tratando de disimular con todos los compañeros al lado partiéndose la caja " tranquila Mamá, que estamos muy bien aquí todos con Marta"; la leche. Como para que no se te atragantaran los turrones. Vergüenzajenismo to the max (El invento costó 20 millones de pesetas, que en la época, dinero era...)

  Y yo preguntándome... ¿Qué le verían?

                                                     
                                                     el "tiran más dos..."


Costaría entender hoy el nivel de tontería que tenía medio país con la cantante de Olé Olé. El mejor ejemplo, las fotos para Interviú. De repente se filtró por todas partes que Marta iba a salir en cueros en la revista, por no se qué de un supuesto chantaje por unas fotos suyas en actitud comprometida con alguien de Duran Duran (toma ya) y bueno fue increíble:  colas en los kioscos, a gente llevándose el número escondido debajo del periódico... Ese interviú vendió un millón de ejemplares. Repito, UN MILLÓN de ejemplares.
quién sabe, a lo mejor era por el debate de la movida...

 Y dio que hablar mucho tiempo, tanto que al final tuve que ver las famosas fotos (mucho tiempo después: entonces un chaval solamente podía ver el interviú si se lo robaba a alguien mayor, le echaba un vistazo de tapadillo en una peluquería de caballeros o se lo encontraba tirado por ahí al cabo de un tiempo, que fue lo que pasó) Y... tampoco era para tanto...yo me sigo quedando con Sammy Fox, que ésta para los pósters desplegables nunca falla... en fin.
                                                    Lady Gaga...no has invitado nada

 Marta Sánchez marcó tanta tendencia que no había chica esos años que cantando no copiara su estética ( O sea, la de Madonna) En las fiestas de pueblo, cuando tocaba la orquesta (otro clásico noventero que preferimos olvidar) la chica o chicas salían invariablemente teñidas de rubia y peinadas igual que ella, con un mini vestido de látex, escote de vértigo, canalillo y medias de rejilla. Para alegría de los ( ya no tan) chiquillos que daban vueltas por ahí. En mi caso, contaré la anécdota de que en plena actuación de una de esas imitadoras, a alguno del grupito se le ocurrió que nos coláramos por la parte de atrás y nos metiéramos debajo del tablado... para echar un vistazo por debajo de la falda y aunque intenté hacerles ver a los otros que  igual nos pillaban, allí que me arrastró la corriente y la chica nos pilló, claro. Si llega a ser Marta, por como parece que se las gasta, se nos hubiera caído el pelo y se habría acabado ahí mismo el concierto. Menos mal que aquella chica fue mucho más simpática, nos sonrió y se limitó a pedirnos que saliéramos, nos pusiéramos en primera fila para que les enseñáramos a todos... como se bailaba Paquito el Chocolatero. La primera vez que interpreté ese ritual tan hispano fue de alguna manera "gracias" a Marta Sánchez Qué cosas

Aún así en sus días de gloria, Martita tuvo que defender con uñas y dientes su trono de sex symbol española, ya que eran tiempos de segundo destape, el de tetacinco. Empezaban a asomar por todas partes señoritas ligeras de ropa cantando y había que marcar territorio, a base de insinuar pechuga. Los duelos de canalillos con Carmen Russo, una vedette italiana, fueron lo siguiente que me traumatizó...por ridículos: tanto melón empachaba más que gustaba ¡en serio que al final hasta daban un poco de miedo!

Aunque para miedo, su aportación al séptimo arte Sí, Marta protagonizó una película esos años, por llamarla de alguna manera: Supernova

Marta quiso ser punk

Recuerdo ver la promo en la tele y pensar que eso no era bochornoso...lo siguiente. Y visto ahora, es aún peor: 




Madre mía. Pero como volvía  a salir en pelotas, más revuelo. Aunque era tan mala tan mala que ni para eso valía y la película se estrelló. Marta se tomó un tiempo de reflexión, había abandonando Olé Olé, que se le había quedado pequeño y tenía que meditar como enfocar su carrera solista. Así que volvió como artista en solitario (y se cambió de peinado) para seguir facturando éxitos petardísimos que te persiguen en las noches de invierno. El "mejor" seguro que lo recordáis 

                                          Qué oportuna y casual se quita la chaqueta, por cierto...

En fin, el primer cisma entre Marta y el público masculino rockero, que empezó a romper ese absurdo idilio, vendría con su siguiente trabajo, moja mi corazón (tela el título) aunque el que se llevó la peor parte fue un tal... Slash: resultó que Marta se hizo con los servicios del ex Guns, que puso su guitarra en ese tema hortera, salió en la contraportada con la estrella y hasta hizo promoción del disco

Marta iba a presumir de Slash durante todo un año o toda su carrera, pero al rizos con chistera se le echó todo el público rockero encima, con razón y creo que aún no lo han perdonado del todo. No se podían mezclar churras con merinas, hombre.  En el grupito de rockeros "íntegros" de la época hasta dejamos de usar gafas de sol  un verano, en señal de protesta. 

¡Ella la tenía más grande! (la melena )

En fin, los sex symbols musicales suelen ser de vida corta  y la estrella de Marta empezó a decaer a mitad de década, al menos entre su público heterosexual, que no podía estar siempre en celo (o palote) y necesitaba caras nuevas. Le dio tiempo a dar dos últimos coletazos, para nuestra desgracia, eso sí. El primero, su particular visión del género sinfónico/dueto,  anticipándose a Nightwish: 



 y al mismo tiempo su intento de pasarse a las bandas sonoras, que no funcionó. No sé por qué...

En fin, desde hace unos años su carrera está estancada, apareciendo de vez en cuando discos que pasan algo desapercibidos,echará de menos esa corte de admiradores masculinos que ya creciditos, parece que prefieren pasar página y no recordar ese desliz de juventud (en el pecado llevaréis la penitencia) Lo último que sé sabe de ella es que se ha animado a hacer electrónica "seria"


 y que amenaza con emigrar a México y quedarse allí de forma permanente. Pobres manitos, no saben lo que les espera...    




viernes, 22 de agosto de 2014

Festivales "buenos"


Se va acabando el verano y con él los festivales musicales...esa plaga, al menos para mí. Sigo pensando que en España funcionan como una burbuja artificial, exagerada que se está cargando casi del todo la escena de conciertos o lo poco que queda. de ella. Opiniones habrá para todos los gustos, claro, pero sí que me gustaría decir que no me opongo a los festivales de rock. Estaría bueno, forman parte de nuestra "cultura" desde, qué se yo, 1967. Y hay cosas que funcionan, festivales que me parecen elogiosos. No hay que flagelarse siempre y pensar que todo lo que hacemos a este lado de los Pirineos está mal. Hoy pondré algunos ejemplos. Advierto que sin haber estado en ninguno...solamente por la apariencia. Pero creo que no estaré muy desacertado. 

HONDARRIBIA


Esta localidad lleva organizando un festival, pequeño y con poca repercusión que sin embargo va ya por su década, centrado en el blues rock, con variedad de artistas. Este año con pesos pesados como Gov´t Mule leyendas como Taj Mahal y cosas curiosas, como Pablo Carbonell y Steven Seagal. Sí, el mamporrero de la coleta y la eterna cara de palo...

                                      toca mejor que actúa...pero el listón no estaba muy alto

SAN SEBASTIÁN
"venimos de la playa ouououoh"

Un festival clásico ya, aunque centrado en el Jazz hay muchas actuaciones de otro tipo, incluyendo el rock, muchas veces conciertos gratuitos, en un marco como la Concha. A mí me gustó el de Eric Burdon hace unos años y éste el peso pesado ha sido Ray Davies, con ese experimento suyo de la coral...


PIRINEOS SUR/LUNA LUNERA



Dos buenas iniciativas aragonesas, que parece heredera la primera de la segunda. El festival Luna Lunera era una serie de noches de conciertos en Sos del Rey Católico, con dos artistas que podían tener puntos en común entre sí. Así hemos visto mini carteles como Xavier Rudd con Ben Harper, Quique González y Jakob Dylan, Marah/The Brew, Los Madison/Drive by truckers...una buena iniciativa que lamentablemente se dejó caer y desapareció. Aunque este pirineos sur ha recogido la antorcha, programando concierto de artistas femeninas con esos puntos en común. Como por ejemplo, esa curiosidad de Imelda May con Carmen París. 

CERDANYOLA
Ç


¡Qué tiempos!


Otro festival veterano que además se programa en octubre. Centrado en el blues tiene un cartel pequeño y selecto y a veces han dado sorpresas, como cuando estuvieron a punto de traer a Peter Green, aunque al final cancelara.  

CÓRDOBA



Otro clásico centrado en el mundo de la guitarra y en todas sus variantes. Así, igual que artistas de flamenco, blues o jazz encontramos artistas rockeros, este año, por ejemplo a Satriani y Pat Meheny. 



CALELLA


Un festival pequeño que da su oportunidad a los que podríamos llamar "segundas espadas" del rock que raramente podríamos ver en buenas condiciones en un concierto normal (Bueno Y&T no entrarían ahí) ahí tenemos el ejemplo de este año, con Bernie Mardsen. O el pasado  con el irlandés Bernie Tormé 


 CAZORLA



La última pata del banco del blues. En España nos gusta el blues en festivales, somos así...siempre hay varios y bien programados, ya lo veis. Cazorla (Cazorleans) convierte los días de festival en una fiesta del blues, con conciertos en la calle, aparte del programa oficial...lo malo es el calor, estar a veces ahí a mediodía o por la tarde debe ser como asarse en una sartén 

BÉJAR




Admito que el sitio es una debilidad personal...pero tiene muy buena pinta. Llevan varias ediciones con un buen cartel, el año pasado con Eric Burdon y éste con Gov´t Mule en un marco bonito, en la plaza de toros de Piedra, en plena sierra y con la provincia de Salamanca a los pies. 

CÁCERES



Un festival que reivindique lo hortera y presente un cartel tan atómico siempre encontrará su lugar en este blog... ¡vuelven los 90, no queda duda!





jueves, 21 de agosto de 2014

Discos de carretera y manta: Crowded House Recurring dream




"Conoces más canciones de Crowded House de las que crees" el mejor eslogan comercial para vender discos que he oído. Porque además de funcionar, era cierto.

Así conocí a Crowded House, con aquel anuncio en la tv que promocionaba su recopilatorio "recurring dream" q. Acudí seducido por las melodías de fondo en el anunco de weather with you, four seasons in one day  o fall or your feet al Corte Inglés y me hice con esa casette legendaria (de leerme alguien jovencito se quedará extrañado ¿discos anunciados en t.v.? ¿Casettes en el Corte Inglés? sí, hijo, sí...) el comienzo de mi relación con la banda de Neil Finn, que sigue a día de hoy.. de hecho acabó siendo un disco (quiero decir casette) quemado en viajes de tanto ponerlo. 

Porque es uno de los recopilatorios, un género algo denostado, muy acertado, ideal para hacerse una idea de lo que era el grupo, que entonces acababa de anunciar su separación. Se escogió lo mejor de los cuatro discos de estudios y se puede decir que no dejaron nada en el tintero: quizás las canciones más flojas sean las compuestas para el disco, everything is Good for you, Instinct o you are not the girl you think you are no están a la altura del resto, se nota que son canciones terminadas por Neil Finn por su cuenta,con algo de prisa y en circunstancias no muy agradables, con el grupo ya extinguido como tal. Pero el resto...

¿Qué viaje que sea especial puede empezar mejor que con Weather with you de fondo? o fall at your feet, when you come y Private Universe, una de esas canciones para llevarse a una isla desierta, juntas cerrando la cara A del casette, o ese final con distant sun, something so strong, Mean to me y Better be home soon en la cara B? Conoces muchas más canciones de Crowded House de las que crees y te pueden hacer más especial cualquier viaje... 









viernes, 15 de agosto de 2014

"Crazy" de Aerosmith cumple veinte años (el video)


Me di cuenta ayer: el mejor videoclip de la historia (al menos para la mitad del planeta rockero) el que más he visto, creo y el que más me ha hecho poner chiribitas en los ojos cumple 20 años este año. Impresiona. que haya pasado tanto tiempo. Lo peor, al menos para mí, es que se sienten como cuarenta...pero eso es otra historia. Lo importante, es una vez más, disfrutar del video. Allá vamos 


Wow. Pasan los años y se me sigue quedando la misma cara que al chico de la tienda, ese que tiene pinta de fan de los Spin Doctors y que se ha fumado demasiados petas...así que imaginemos los estragos que causaría en un quinceañero que se encuentra con estas dos musas por primera vez. Era como cuando pasaban por delante las chicas de COU y se te caía la mandíbula al suelo...y de hecho Liv y Alicia (las llamo por su nombre porque es que son ya como de la familia) tenían 17 y 18 añitos. El vídeo, sin ser soez, tiene su punto picante que me encanta y chicas, no os quejéis que ahí está ese cachitas "natural" arruinando el panorama al final. Menos mal que Liv y Alicia lo arreglan dándose un bañito informal... en fin. Qué el vídeo se hizo muy pero que muy popular, encima con la música de fondo de una banda que entonces habíamos descubierto muchos y que molaba (esa portada con el piercing de la vaca, ese eructo antes de eat the rich) Imposible no tenerle cariño. 

Hablemos un poco de sus  protagonistas...con profusión de fotos de Alicia y Liv, que os conozco, malandrines: 


Liv había descubierto a los diez años que era hija de Steven Tyler, que tuvo un rollo con su madre, una groupie y playmate guapísima llamada Bebe Buell antes de que ésta lo dejara para irse con Todd Rundgren (curioso cambio) que fue quién ejerció como su padre. Intentó ser modelo pero se cansó
             
tenía madera
 y empezó a dar clases de interpretación. Por enchufe apareció en su primer trabajo, el mítico vídeo. Aunque curiosamente a su padre le sorprendió el tono erótico festivo del vídeo...que su hija no tenía ni dieciocho años, aunque aparentara ser mayor para andar en sujetador medio videoclip y amagar con liarse con la otra chica... su carrera como actriz tardó en arrancar, siendo su papel más destacable el de Belleza Robada, donde Bernardo Bertolucci le permitió un mano a mano con otra belleza casi debutante como Rachel Weisz. Luego se metió en Armaggedon, papel que curiosamente no quería interpretar (Tenías que haberle echado valor, Liv) y tuvo su momento de fama con la trilogía del señor de los anillos, como Arwen, la elfa sexy

a mi me gustan sus orejas puntiagudas
Aunque este papel suyo también merece ser recordado...
           no es realista, pero a quién no le gustaría...

luego se ha ido a producciones más independientes, con escasa fortuna como aquel rollo de Jersey Girl. Se casó con un rockero de medio pelo al que nadie le importa
le pegaba un grande como Joaquin Phoenix

(que le pidió permiso a Steve Tyler, ja, ja, con suegros como ese hay que andarse con ojo) y sus últimos pasos son...como cantante. Eso sí, el tema elegido...mejor no digo nada



Hay quién dice que no está tan guapa ahora a los treinta y pico...no tienen ni idea. 

Alicia 


también venía de ser modelo, aunque ya había debutado nada menos que en aquellos maravillosos años


Aunque no nos acordemos porque el que quedó en el recuerdo fue el joven "Marilyn Manson". El caso es que su siguiente película, the Crush la dirigió el director de Crazy, que fue quién la seleccionó, igual para que los clips de Amazing o Crying. La Aerosmith´s girl, una verdadera musa adolescente... 

Después se convirtió en la actriz del momento gracias a fuera de onda, firmando un contrato multimillonario. Para su desgracia, uno de sus papeles estrella sería en la infumable película de Batman y Robin, donde todo el mundo se metía con ella por estar muy gordita para ser Batgirl (a mí me gustaba) 
era lo único disfrutable de la película, en serio

Tanto que su carrera ya nunca se recuperó del todo. Aquella de los trabajos de amor perdidos y muy poco más. También le dio tiempo a casarse con otro rockero de medio pelo (igual que Liv) y meterse en polémicas por masticar la comida de su hijo y opinar sobre lactancia natural...que poco ponen esas cosas ¿no? aunque sigue siendo la actriz vegetariana más sexy 

AEROSMITH

poco qué decir, salvo el bajonazo que pegaron después de Get a Grip. Aún tuvieron su momento con Nine lives, pero enseguida se convirtieron en el blanco de las críticas, con la estomacante balada de Armaggedon, el ansia de fama de Tyler, discos flojos, un álbum de versiones que se quedó en nada, los dimes y diretes de Steve Tyler al que quisieron echar y meter al que fuera en su lugar...y finalmente dedicarse a giras lucrativas, para hacer caja en cualquier parte del globo donde se les pague el caché, conciertos donde los fans más antiguos echan de menos los viejos tiempos, cuando Crazy era la canción "moñas" visto lo visto, ojalá hubiera sido la única... 


En fin, gracias a Aerosmith y a Liv Alicia Alica Liv por ese gran e inolvidable video...je, je. 




 




Españoles contra corriente: sonora: el año del huracán


En 1992 el dúo sonora sacó al mercado su disco debut, el año del huracán, que contenía esta pequeña joya:


¿Alguien en la sala ha dicho Antonio Vega? Pues, aunque se parezca...no es él quién canta. Aunque sí que Antonio y Nacha Pop tienen mucho que ver con este dúo.

Lo formaban Nacho Béjar y Basilio Martí, que al que conozca la carrera de Antonio Vega sabrá que fue su pianista hasta el último momento. Nacho Béjar era un compositor y cantante madrileño que había llamado unos años antes la atención de Ñete, batería de los Nacha Pop, que le produjo su álbum debut, con su mismo nombre. Después Antonio lo ficharía como músico para su banda en solitario, junto a Martí y pronto surgió la química entre los dos y la posibilidad de grabar un disco, este año del huracán,que sacó en el sello Dro. 

Bonita portada
El disco tiene ese tono que habéis escuchado en arquitectura de la soledad, muy Antonio Vega, pero sin la melancolía tan intensa que para bien o para mal marcaría tanto la carrera de éste. Un disco de textos inteligentes, con el amor y su búsqueda de fondo y ese envoltorio de pop rock de artesano, bien hecho, que se mantiene a lo largo del disco, en el que nos parece encontrar una y otra vez a un Antonio Vega joven, en forma...la verdad es que su voz y la de Nacho Béjar se parecen mucho. Papel de Armenia, algunos corazones y siempre, encabezando esa pequeña joya, arquitectura de la soledad y su guiño a la esperanza. Un muy buen disco, tanto como no me iré mañana o el sitio de mi recreo, coetáneos suyos. 

Por supuesto, no funcionó. Dro, tristemente que normal suena esto, boicoteó la salida de un nuevo disco y el dúo se deshizo. Ambos siguieron en la banda de Antonio y tocaron para otros músicos en plan mercenario (¡David Summers!) y Nacho Béjar tardó la friolera de doce años en poder sacar un nuevo disco, el tercero, donante de corazón, que hasta ahora es su último trabajo. Mientras sigue tocando y componiendo al mismo tiempo sintonías...para culebrones

En definitiva, un compositor y un proyecto de calidad que otra vez se perdió en el tiempo y que no tuvo el reconocimiento que merecía. Con lo bien que nos habría venido otro singer songwriter en la línea del gran Antonio...al menos podemos disfrutar de esa gran canción. 

                                         
     Esto no es ciencia ficción: Tele pública, Gran Wyoming presentando sin poner caretos y un buen grupo como Sonora sonando en la tele...pasó, quién lo diría



                                                 


jueves, 14 de agosto de 2014

Tom Petty: Hypnotic eye



Bueno, pues ya tenemos aquí uno de los lanzamientos del año, el nuevo disco de Tom Petty y sus Heartbreakers, al que le he podido dar ya un par de escuchas

portada pelín cutre...

Y el veredicto es...

pues a mí me ha gustao (no me estoy quedando calvo con los adjetivos calificativos últimamente)

Me ha parecido el mejor disco de Tom Petty en mucho tiempo (a todos nos gustó highway companion o the last Dj, pero este me ha parecido superior a estos dos) aunque lejos de su gran momento, esos primeros noventa y tampoco tan relacionados con los primeros discos de los Heartbreakers, los más míticos. La verdad es que tanto Petty como Mike Campbell han vendido la moto de que era la vuelta a los inicios y se han pasado un poco. Por eso en otros foros y blogs no ha llegado el disco con mucho entusiasmo, de hecho todavía pocos comentarios y críticas he leído. 

La cosa empieza con American plan B, con Tom Petty y su voz distorsionada, algo que repetirá en varios temas. Es algo que a mí no me gusta mucho, quizás, ya que parte de la temática del disco es la visión de alguien un poco amargado con lo que contempla a su alrededor (En una entrevista Tom Petty dice que le entristece ver a todo el mundo pendiente de cualquier tontería de seres ridículos como Kim Kardashian )

la única chica que se unta de verdad el culo
de mantequilla con un remo(como en el piropo)
lo mejor es ese solo que se marca Campbell entre medias, la verdad es que es el disco en el que más suelto lo he visto, destapando el tarro de las esencias. Siguen canciones algo parecidas a esta, como red river, que tiene un fraseo que es puro heartbreakers, full grown boy me parece uno de los mejores temas reflexivos que ha compuesto, sin tantas capas de producción, mejor que sin of my youth...  forgotten man sí que tiene esa conexión con los primeros días, con ese Petty entre reflexivo y enfandado, la curiosidad de Burnt out town, donde se marcan un blues en toda regla, antes de cerrar a guitarrazos com Playing dumb, aunque no sé por qué vuelven a distorsionar un poco la voz de Petty. 

En definitiva, un buen disco, más homogéneo que Mojo y que necesita varias escuchas, entrar poco a poco. No va a ocurrir como con full moon fever o into the great wide open, en el que escuchas free fallin o learning to fly (así se empiezan unos discos, sí señor) y ya sabes que estás ante algo grande. Pero sí que Tom Petty está en buena forma y desde luego el grupo, con Campbell, Tensch y Thurston a la cabeza, sí que están en un momento dulce. ¿Lo mejor? que nada más salir en EEUU haya sido número uno. Pese a las Kardashians de aquí y de allí, parece que no está todo perdido ¿no? 






Tom Petty and the Heartreakers. ¿forgotten men?


sábado, 9 de agosto de 2014

razones y canciones para confiar en Robert Plant



Hay mucha gente que no cree en el tío Roberto. Lo consideran cada vez más un "yayo" muy lejos de sus días de gloria en Led Zeppelin y que encima se ha emperrado en no reactivar la banda, por muy jugosas que sean sus ofertas. El pinchazo de su gira por España (tiene toda la pinta de que se suspendió por la escasa venta de entradas) es la prueba. 








Y hay que confiar en Robert Plant, que ha vuelto a coger el timón de su carrera en solitario y cuyo próximo disco está en puertas de aparecer en el mercado. Un tipo que siempre ha tenido claro lo que quería hacer y cuya carrera en solitario es la más sólida de los tres supervivientes del Zeppelin y que ha dejado grandes momentos, moviéndose entre las aguas del rock, el folk, el blues, world music...con una maestría a la alutra de pocos, pese a sus patinazos. Volvamos al pasado antes de centrarnos en el presente para ver algunos de esos grandes momentos, más allá del 29 palms. 

No será un yayo despistao...pero a veces lo parece

Slow dancer, de pictures at Eleven 

Un tema poco conocido de su debut, en el que demuestra que la línea Zeppelin en los arreglos y voces no se ha ido del todo, algo que tantos años después mantiene. Se apoyó además en músicos jóvenes con talento, como Robbie Blunt, que le acompañaría en los primeros años, siendo su mano derecha

Big Log de the principle of moments



su primer gran éxito en solitario, una de las canciones con un solo de guitarra más elegante que he escuchado. 

Heaven Knows y Ship of fools de Now and Zen

Tras un patinazo con su disco shaken an stirren, en el que dio un buen bajón
yo le echo la culpa a esto
y un LP de canciones de rock clásicas, Plant volvió a lo grande con Now and Zen, el primer disco de una trilogía excelente. Quizás sus dos mejores canciones fueron estas dos, en la primera demostró que sabía adecuar a su estilo los sintetizadores y sobre Ship of fools, sigue siendo su mejor canción, una verdadera maravilla. 

Watching you de Manic Nirvana
Manic Nirvana confirmó lo que se había intuido en Now and Zen, que Plant estaba en un gran momento. Aquí empezaría a introducir elementos de world music, algo que se aprecia en este tema. No siempre se acierta con el mestizaje musical pero Plant, un estudioso y amante de la música en general, sabe llevarlo todo a su terreno.

If I were a carpenter de fate of Nations


quizás su mejor disco, aquí introduce otro punto fuerte suyo: las versiones. Casi siempre de ídolos suyos de los sesenta, antes de Led Zeppelin y la fama, hechas con respeto pero al mismo tiempo llevándoselas a su terreno. 

Song to the siren de Dreamland


Tras pasar mucho tiempo junto a Jimmy Page, retoma en el 2002 su carrera en solitario con Dreamland, un disco a medias de versiones a medias de temas propios. Y una vez más demuestra su talento. Esta versión de Tim Buckley, mucho más sencilla que la que conocemos de This Mortal coil, es perfecta

Tin Pan Alley de Mighty rearranger 

Mighty rearranger es su otro gran disco. Sabe dar esas pinceladas de Folk, de World Music, hasta de hard rock y seguir sonando a Robert Plant, con una banda compacta en su mejor momento, la Strange sensation. Un disco fantásticamente producido además 

Angel dance de Band of Joy

Tras un largo periplo con Alison Krauss que le devuelve a las mieles del éxito, vuelve a montar una banda, variopinta con Guy Clark o Patty Griffin, con la que se casaría, bautizada como un proyecto suyo anterior a los Zep y retoma la senda de anteriores trabajo, con muchas versiones. No es tan bueno como Dreamland, pero tiene buenos momentos, como este angel dance

Y nos queda su último disco, ese lullaby and the ceasless roam del que espero hablar pronto (y que sea para bien) promete que habrá de todo, sonidos celtas, africanos, folk y tecno...a ver qué tal. Ojalá que se parezca a Dreamland o Mighty rearranger. Ya veremos. 

 

el caso es que Plant está de vuelta, con ganas y ni mucho menos es un "yayo" desganado que ha alcanzado su ocaso.