viernes, 31 de octubre de 2014

parejas de "hecho"... longevas



En este mundillo del rock, pasan los años, hasta las décadas...y seguimos teniendo parejas musicales ( y solamente musicales)  que aguantan el paso del tiempo admirablemente...y no siempre por el vil metal (aunque el vil metal siempre está presente) Hay veces en que es mejor aguantar y no  acabar echando sapos y culebras...al final lo agradecemos los fans

Daltrey y Townshend 


Inevitable hablar de ellos dos. Ahí están, montando su gira de cincuenta aniversario, que se dice pronto, para despedirse...o no, con los Who nunca se sabe. Lo que es curioso es que nunca se han llevado realmente bien,mítica es esa anécdota en los días de gloria de la banda en la que Daltrey mandó al hospital de un puñetazo al guitarrista y líder de los Who...incluso tantos años después, con todo lo que han vivido  Daltrey ha dicho que siguen sin ser íntimos amigos precisamente, pero que han aprendido a entenderse. Están condenados a entenderse: Juntos siguen siendo imbatibles. 


Dave Meniketti y Phil Kennemore (Y&T)

Una historia que solamente se interrumpió con la muerte del bajista de la banda en 2011, de cáncer. Antes de eso, Meniketti y él estuvieron siempre en Yesterday and Today, con sus idas y venidas, esas giras que tanto les ha traído por España...su hard rock parece que nunca pasa de moda ni pierde adeptos. 



Jim Cuddy y Greg Keelor:


los alma máter de esa gran banda que es Blue Rodeo llevan toda su vida musical con el proyecto. Dos tipos que se complementan a la perfección, tanto en encajar sus respectivas voces, a la perfección,  como en incorporar a Blue Rodeo  las distintas influencias que tienen: esas vetas country y americana por un lado y las armonías cuidadas, al estilo Beatle


Ian Astbury y Bill Duffy 


Unieron sus fuerzas en 1982...y aquí siguen, llevándose además bastante mejor, después de separarse en los 90. Se necesitan, no hay más qué recordar qué raros eran los trabajos de Ian en solitario y los dos han acabado por entenderlo.Teniendo un carácter difícil, sobre todo Astbury, como todos sabemos, tiene su mérito, siendo capaces además de haber facturado un disco tan bueno como choice of weapon. 


Rick Nielsen y Robin Zander 


Terminamos con las dos caras más reconocibles (una fea y otra guapa, estilo portada at Budokan) de Cheap Trick. Al profesor loco de las guitarras que es Rick Nielsen le viene como anillo al dedo la voz de Zander, que es capaz de alcanzar registros muy variados. Ahí tenéis el disco homenaje al Sgt Pepper, como mejor ejemplo. 




En fin, qué sigan las parejas de hecho musicales  ¡sí se puede!

(y las otras si hay amor también, claro...)


domingo, 26 de octubre de 2014

Jack Bruce


Se nosva un grande del rock, con mayúsculas. Quién iba a decir que volviendo este año,estaba escribiendo su particular canto del cisne.  Dentro de lo malo, me alegro de haber podido elogiar cuando sacó su último dísco, su carrera. No podría homenajearlo mejor ahora: 





Hasta siempre, Jack

sábado, 25 de octubre de 2014

mondo video: Paul McCartney: coming up


De McCartney en los 80 podría haber escogido más de media docena de momentos "únicos", en esa larga travesía por el desierto que emprendió hasta flowers in the dirt...y que ha conseguido que muchos todavía no hayan recuperado el respeto por el ex Beatle...y al final me he quedado al principio, en ese momento en que decidió liarse la manta a la cabeza y emprender su particular vía crucis ochentero: coming up (y el título nos viene al pelo, mira tú por dónde) 

La canción es bastante correcta, igual que su McCartney II, pero el vídeo...ay, el vídeo. 3,2,1: se abre el telón: 


Allá vamos. Se encienden las luces y aparentemente aparece una big band, delante de la que se pone a cantar un McCartney con ganas de hacer el tonto.. 
y arqueando la ceja
y de repente, vamos descubriendo cosas. Como que el batería...también es McCartney. Que está Linda, cosa habitual, que va a ser la que se salve un poco de la quema (menos cuando también luce peluca y bigote)...y que el bajista también es McCartney...¡etapa Beatles!, pero un momento el del órgano...¡también es él mismo!
 ¿Pero qué está pasando aquí? además lleva una estética kraftweriana inquietante (aunque parece que era un homenaje a Ron Mael, de Sparks)...pero, un momento, que a la izquierda el dúo de guitarras...también son dos Paul más, disfrazados de Buddy Holly, con gafas de culo de vaso (Él dice que era el guitarrista de los Shadows ) y de...¿heavy? (Dice que era David Gilmour...poco parecido le vemos) Bueno, vamos con la sección de viento, que son... McCartney desdoblado en cuatro, en plan egotrip total...
el rockabilly volvió gracias a este vídeo, ya ven
encima el de los pelos largos va desacompasado... y así todo el rato, oiga: venga y venga  sucesión de primeros planos McCartnenianos haciendo el tonto (esa peluca del batería y esa barba Amish,..por amor de Dios)
"será falsa...pero pica igual que la mía en Let it be"
 y todo hasta cuando no le enfocan, prestad atención al McCartney "moderno" a las teclas pasando de todo...al final con tanta sobredosis de Pauls colapsamos y los ojos se salen de nuestras órbitas, con vida propia ... 


Pedazo de vídeo que se marcó el amigo Macca...en fin. Mi teoría es que aquí (haciendo el tonto, eso sí) quiso decirnos que a partir de ahora iba a hacer de su capa un sayo, ponerse el mundo por montera, un yo me lo guiso y me lo como porque para algo soy el jefe, que nada sería lo mismo... y que nos fuéramos preparando...

Afortunadamente, paralelamente sacó otra versión en directo, aún con los Wings, donde podemos ver el verdadero potencial de la canción: 

Por supuesto funcionó muy bien, tanto que llegó al número uno. Se abrían por tanto las puertas para los duetos con Stevie Wonder y Jacko, el peliculón de Give my regards, la canción de la rana... 













viernes, 24 de octubre de 2014

Escuderos del rock n roll (y III)


Nueva entrega de esos músicos secundarios pero imprescindibles. Para algunos, va a ser de homenaje y recuerdo

Raphael Ravenscroft (Saxofón, Gerry Rafferty band)


Hay artistas oscurecidos por un tema y otros que van más allá, como el pobre señor Ravenscroft. Cuyo nombre no os dirá nada,como me pasaba a mí hasta hace unos días. Pero si ponemos el tema por el que justamente se le tiene que recordar,seguramente todos lo conocéis: 


Pues sí, es el hombre detrás del solo de saxo más famoso (y para mí, como fan del saxo, el más espectacular) Requerido como músico de estudio como Gerry Rafferty, pasó a la historia con este momentazo (la verdad es que todos los músicos están en estado de gracia en Baker Street, no hay más que oír ese solo de guitarra final) por el que curiosamente cobró muy poco y no quedó satisfecho con el resultado: decía que sonaba desafinado y no le gustaba nada oírse en todas partes, porque el tema fue un justo exitazo. Cómo sería sonando bien, madre mía. De todas formas, se le abrieron las puertas y durante más de treinta años pondría su saxo al servicio de Pink Floyd (etapa final cut) América,Kim Carnes, Mike Oldfield,Chris Rea, Robert Plant, Brand X o Robert Plant. Al mismo tiempo, escribió muchos libros sobre técnica y lamentablemente,con poco eco, falleció de un infarto el día 19. 

Ed Alleyne-Johnson (Violín, New Model Army)

Ya hablé un poco de él en un post de New Model Army,pero el personaje merece profundizar un poco más: Para empezar, el violinista de Liverpool, es hijo de un profesor...de los Beatles. Y al igual que Brian May, se fabricó su propio instrumento, en este caso el violín eléctrico y fue músico ambulante. Hasta que a finales de los 80 Justin Sullivan lo incorporó a su proyecto, debutando con esa fantástica vagabonds. Aparte ha grabado sus discos como solista, a veces versionando al violín temas clásicos de rock, de yesterday a Baba O ´Riley 
Y recordando sus tiempos de músico callejero...


Nicky Hopkins (piano)



Quizás sea el músico de estudio que mejor currículum puede presentar en el mundo del rock. ¿Por qué digo esto? pues porque tocó para...Beatles, Rolling Stones, Kinks, The Who, Jefferson Airplane (aparece con ellos nada menos que en Woodstock),Jeff Beck, John Lennon, Paul McCartney, Rod Stewart, Badfinger..y en qué discos: el White album, Beggars Banquet, let It bleed, Who´s next, Volunteers, Imagine, something else, village preservation society... 

Británico, era pianista desde niño y curiosamente, a pesar de este curriculum, su carrera en solitario no despegó y su nombre permaneció en la sombra, relativamente, hasta que falleció hace 20 años, por enfermedad. Una lástima, porque tenía un talento descomunal a las teclas. Como prueba un botón. Él es el hombre que lo borda en un tema que todos conocemos: 




Aparte de tocar..para Julio Iglesias y Willie Nelson en aquel psicotrópico dueto...y grabar el piano para "mi" Belinda Carlisle en su debut... 

Robbie Blunt (Guitarra, Robert Plant)


Robert Plant casi siempre ha acertado con su mano derecha a la guitarra. Empezando con Robbie Blunt, al que rescató del semi anonimato de la escena blues británica para iniciar su carrera. Y por supuesto Blunt cumplió a la perfección, sin querer ser un clon de Jimmy Page precisamente. Ahí está ese embrujador solo en Big Log para demostrarlo. Luego apoyaría a Jeff Healey en su debut o trabajaría como músico de estudio para gente de la categoría de Tom Petty, nada menos. 

Justin Adams (Robert Plant)

"Aquí dónde me véis, yo toco para Robert Plant..."

"...y lo disfrutooo"



Y del primero,al último. Justin Adams se ha convertido en la última mano derecha de Robert Plant, desde Dreamland hasta Lullaby, entendiendo como encajar la guitarra en ese sonido tan peculiar que quiere su jefe, con su mezcla de Rock blues, folk, música étnica...no en vano, aparte de para Plant, su trabajo como músico de sesión lo ha hecho para artistas de world music, aparte de una carrera en solitario que ya incluye media docena de discos. 





J. Kutchma: mucho con poco

Sorpresa positiva, de las pocas que llevo este año, con este singer songwriter americano de Durham, que después de tocar en una banda llamada Red Collar, se ha aventurado en solitario, aunque con banda de acompañamiento detrás,buscando un sonido más acústico. Y desde luego que ha acertado, porque su trabajo tiene ese toque que os puede recordar al Springsteen de Nebraska, por voz y tonalidades, aunque aquí hay lugar para una visión más optimista y sonidos folk. 





Y desde luego tiene humor a la hora de hacer videoclips. También le echa un par. Ya lo podéis ver en el clip de used to believe...




domingo, 19 de octubre de 2014

Mott the Hoople: los dos "lives"


El año pasado la formación clásica de Mott The Hoople se reunió para unos conciertos esporádicos, algo que causó aquí poco revuelo, más allá del interés de unos pocos seguidores del grupo, entre los que me incluyo. Y que por supuesto se ha plasmado en un disco y dvd en directo: que han titulado simplemente live 



Con el que de alguna manera, cierran tantos años después un círculo, que empezó con su directo en su época dorada, el otro live, uno de esos discos  en directo que son muy apreciados, pero por una minoría: 


Aquí nos encontramos a una banda en su mejor momento: están en la cresta de la ola del Glam, a cuyo carro se han subido y han enlazado tres discos excelentes: All the young dudes, The Hoople y Mott, por lo que tienen un repertorio de órdago, una presentación original que incluso incluía marionetas bajando del techo y cuentan con Ian Hunter y Ariel Bender dando espectáculo, en estado de gracia. Todo esto con los mismos Queen abriendo para ellos, los del Live at the Rainbow  que se acaba de editar. Casi nada.  

En su momento no se editó como debería, como doble, algo que se subsanó en una edición de hace diez años con los dos conciertos completos, en Broadway y Londres, así que no falta nada para disfrutar de la banda, aunque para mí no tenga la magia del Welcome to the Club de Hunter en solitario.


John Mellencamp: plain spoken



Qué mal ha caído lo nuevo de Mellencamp por foros y blogs. Después de cierta expectación, sale el disco, un par de críticas negativas y... silencio


Plain spoken a mí me ha gustado.Sigue en esa línea intimista con el que el de Indiana empezó en Freedom road. La época más épica, la de los ochenta se fue hace mucho, para bien o para mal, quizás en el Human Wheels y quizás hay muchos fans que no terminan de asimilarlo. 

Se trata de un disco de americana, puro y duro, acústico, muy bien producido. Con la firma de T Bone Burnett hay garantía de que en ese aspecto, todo va a ir bien. Aunque sí que es un disco que se vuelve algo más monótono con las escuchas, al contrario de lo que suele suceder. Con Mellencamp reflexionando, siempre está inspirado a la hora de inscribir, sobre lo humano y divino. Con cierto tono pesimista, por su divorcio y ruptura con la actriz Meg Ryan (que pareja tan rara...espero que se ahorrara ver alguna de las películas de la señorita Ryan) y la voz algo cascada, aunque para el ritmo que al parecer lleva fumando cajetillas de tabaco, no es para tanto. Los mejores temas, sin duda, tears in vain, una canción de esas que parece que huelan a carretera, igual que Brass ring o troubled man


sábado, 18 de octubre de 2014

mondo video: video killed the radio star



La canción (más allá de los teclados marca de la casa Geoff Downes y la coletilla de que X... mató a Y cuando hay un cambio de tendencia) ha pasado a la historia (sí, en serio) por el detalle de ser la canción del primer videoclip que se emitió en la MTV, allá por 1980. Y por cierto, digan lo que digan los Buggles, el vídeo no ha matado a la radio...sino que ha sido a la inversa. Mientras que la frecuencia modulada sigue trampeando, la MTV hoy en día acapara titulares...por el reality show de Alaska y Mario. 

no te rías que es verdad


En parte, esta es mi teoría, por el propio videoclip...


Madre...vamos por partes. Primero que lo firma como director Russell Mulcahy, un australiano que antes de saltar al cine a lo grande con los inmortales, se inventó casi solito él, para bien o para mal, la estética del clip ochentero por antonomasia: no en vano, su firma está en el de Pour some sugar on me, hungry like the wolf y Wild boys de Duran Duran,White Wedding the Billy Idol,Gypsy de Fleetwood Mac, we didn´t star the fire de Billy Joel...y total eclipse of the Heart de Bonnie Tyler, del que todo el mundo se chotea hoy, pero que a mí me gusta, por sorprenderte visualmente y por lo currado que quedó para 1984...pero esto es otra historia, señores: por presupuesto, por ser pionero...la cosa no pasa de patochada. 

" Eso no me lo dices en la tele"
Después de ver la luna (un foco)  aparece un tipo con gafas de buceo...que se parece a Mortadelo
no me pongas el modo centrifuau, ou ou ou
, intentando sincronizar sus labios con la voz. Para superponerse sobre una niña que manipula...una radio (que parece una lavadora) que se calienta...y explota, con efecto retardado...haciendo que desaparezca la niña...para volver a aparecer enseguida otra vez y convertirse...¿qué diablos es eso? ¿ El Dios Mercurio? ¿Una drag queen ? ¿un marciano? Para pasar luego al laboratorio "Buggles" donde aparece delante de los dos...la cosa rara por un tubo de ensayo...¡con una peluca de cotillón!
los dos acaban de descubrir en este
preciso momento que están haciendo el  ridículo
 y la niña también ¿Pero , vamos a ver, no se había transformado en "eso"? También hay dos fans de Blondie con pelucas rosas, Geoff Downes con cara de palo a ratos con bata y a rato de chaqueta de lamé, el de las gafas chupando plano descaradamente...y la niña que se sube a un deco

rado de cartón piedra ¡para que explote otra vez la radio-lavadora!...más adelante, después de una sobredosis repentina de televisiones aparece un tercer miembro de la nada, tocando teclas...que resulta que es Hans Zimmer, el compositor alemán de bandas sonoras
No somos moñas, mira como empuño el bajo 
 y la cosa rara...pues resulta al final ser una gogó que baila dentro del tubo de ensayo...fundido en blanco y tú intentas recuperarte de esta breve e intensa lobotomía...


Por supuesto fue un éxito, que consolidó a la MTV que empezaría su reinado de veintipico años...los Buggles quedaron como banda de "culto" o "one hit wonder" como trampolín para la vuelta de Yes y la formación de Asia...y el vídeo (y por tanto los malditos ououou de marras)...es lo que ha quedado para la historia. Aparte de crear escuela...incluso en España, ya veis: 



viernes, 17 de octubre de 2014

celebrating Jon Lord life: mis momentos favoritos de Jon Lord


Supongo que sabréis que se celebró un concierto homenaje al gigantesco teclista de Purple en el Albert Hall (un clásico) con la formación actual de la banda y gente, entre otros, como Bruce Dickinson, Bernie Mardsen Rick Wakeman(¡!) o Glenn Hughes. Por supuesto, con su dvd correspondiente.

Que tiene un repertorio bastante curioso, dividido en varias partes: la del Jon Lord compositor, la del Jon Lord Rockero y un set de Deep Purple

Pero quiero rendirle mi particular tributo. Para mí, a las teclas era el más grande, estaría en mi "all star band" sin dudarlo. Así que evidentemente que no pudiera superar el cáncer fue un golpe durillo. Porque grandes momentos, más de uno, de dos, de tres... nos dejó de pie frente al Hammond. Y voy a hacer una pequeña selección de algunos de mis favoritos. No voy a tocar su faceta clásica o de blues en la que se volcó en sus últimos años, pero evidentemente la recomiendo. Nada de lo que hacía este maestro queda deslucido. Yo me quedo en lo que me gusta, Purple y Whitesnake, que nunca viene mal. Así que tendremos abundancia de bigotazos, antiparras, patillas...y buena música. 

Hush 



Como molan estos protovideoclips sesenteros....todos ahí haciendo el bandarra...al pobre Rod Evans lo ponen medio en pelotas y todo..total, para luego largarlo. Ese Mark I, sobre todo en su debut era más psicodélico, siguiendo la moda de lo que se llevaba entonces, pero ahí tenemos esta versión, que demuestra por primera vez el poderío de la banda y el primer gran trabajo de Lord a las teclas, intentando que tuviera un sonido alto y claro, lejos del Moog o el mellotron, que no le gustaban.Qué descafeinada al comparar, queda la versión que hicieron años después con Gillan. 

Child in time. 

Un clásico del Mark II, donde, por duración, Jon Lord hace lo que quiere ya desde esa intro mágica. 

Highway star 

Por supuesto. El comienzo de la sincronización perfecta de la banda. Como se funden el órgano y la guitarra de Blackmore...

Smoke on the water 

...para alcanzar su esplendor en el clásico inevitable. Como entra Lord después del mítico solo y acaban sonando como si fuera un instrumento, con el bajo saltando. Si no habéis visto el documental dedicado a Machine Head en la serie de classic albums y os gusta conocer la historia de discos míticos, este lo recomiendo. Qué gran trabajo hicieron todos y qué producción tan fantástica. 

Never before


Seguimos en Machine Head. Otro tema para lucimiento del señor Lord, en estado de gracia 

Woman from Tokyo 

La mejor canción del who do we think we are. Con otro solo en la mitad de Jon Lord para apoderarse del tema 

Stormbringer
Con el maestro explicando el vídeo y todo. El tema quizás más épico de la banda, con Coverdale y 
Hughes en plan extraterrestre, también tiene un solo y unos arreglos marca de la casa...

On the road again 


En 1977, tras disolverse Deep Purple, Jon Lord forma el trío Ashton Paice Lord con Bernie Mardsen a la guitarra, para dar rienda suelta a su vena más jazz o incluso funk, en un trabajo poco reconocido 
y recomendable, Malice in Wonderland, en el que quizás llevó más que nunca la parte compositiva, como se puede ver aquí 

Ain´t gonna cry no more 

Coverdale monta Whitesnake y a la hora de meter teclados, sabe de sobra quién puede darle lo mejor...Jon Lord se incorpora enseguida a la serpiente y nos va a dejar momentos memorables, como éste, con la intro fantástica en el mítico live in the heart of the city 

Don´t break my heart again


Uff. Quizás el tema que más me gusta de Whitesnake. Y gracias en parte a un Jon Lord en estado de gracia con una de esas intros matadoras, antes de acompañar ese solo...fantástico, que maravilla de tema. 

Here I go again

como no... si no fuera por esa intro de Jon Lord, este clásico sería menos clásico

Perfect strangers 


En la vuelta del Mark II que Jon Lord tuviera más protagonismo era una de las condiciones sine qua non.. y vaya si se lo tomaron al pie de la letra. No solamente con el tema título, con otra de las míticas intros de órgano sino con...

Knockin at your back door 



fantástico. La última gran aportación de Lord, con la intro que hace lo que quiere contigo y el clímax final... 


Qué grande era, maestro. 



domingo, 12 de octubre de 2014

Gary Clark jr: vuelven las guitarras


Descubrir estas cosas me gusta: Este chico, al que no conocía hasta ahora, acaba de sacar un directo al mercado:


Y como nos da la pista ese público, es un fenómeno de masas en EEUU...y haciendo Rhythm & Blues, en el sentido más clásico del género, el bueno. Un guitarrista muy interesante, sobre el que sobrevuela la influencia de Hendrix...y evidentemente no sólo porque se parezcan, capaz de picar un poco en el blues más clásico, un poco en el rock duro con esos ecos del mítico Hendrix, tocar incluso el pop y al mismo tiempo sonar a sí mismo y ser un superventas, capaz de codearse con el mainstream que todos conocemos... (casposo) grammys incluidos. Fantástico..al loro, que.no estamos tan mal, que diría Laporta... 




Big Country: discografía 1983-1991


Acaban de reeditar en Reino Unido cuatro trabajos de los escoceses, con las clásicas demos, caras B, temas en directo que suelen acompañar estos lanzamientos. Como hace unos años reeditaron su primer disco The Crossing su etapa dorada queda "reeditada"al completo y me ha parecido bien hablar un poco más de ellos, de los discos en esos años. Sobre todo por seguir siendo poco conocidos en nuestro país. 


Algo denostados por ser punta de ese rock ochentero para todos los públicos, sobre todo en su momento, curiosamente surgieron de un grupo de culto punk, the Skids (reivindicados por U2, que hace poco se marcaron hasta una versión) 

de allí salieron Stuart Adamson y su amigo Bruce Watson, futuros líder y guitarrista de la banda. Fichados Mark Brzezicki (vaya apellido imposible) a la batería y Tony Butler al bajo y tras telonear a the Jam, sacarían en 1983 su primer L.P: The Crossing 


El disco en el que el sonido Big Country, esa mezcla de rock de guitarras, tono apasionado, influencias celtas y new wave ochentera tan particular más iba a apreciarse. Y por supuesto, del sonido de guitarra recordando una gaita, en plan épico. Como en el caso  de su canción más reconocida, In a Big country, un himno extraoficial para los escoceses, un medio tiempo donde ya se aprecia la intensidad de Stuart Adamson a la hora de componer como Chance, el toque folk en Storm, la épica de Lost patrol y los himnos que serían fields of fire o Porrohman (que no, no está dedicada a un porreta) Todo ello con Steve Lilywhite a los controles, dándole una producción parecida al War de U2: 





The Crossing funcionó muy bien tanto en Reino Unido como en Estados Unidos y no tardaron en sacar su segundo trabajo al año siguiente, Steeltown 


Un trabajo muy en la línea del anterior, quizás potenciando más el sonido de guitarras y haciéndolo casi conceptual, basado en la clase trabajadora y con tono quizás más épico. No hay más que escuchar ese comienzo con flame of the west,la rabia de Steeltown, uno de los solos "gaiteros" más afortunados que es when the rose is sown y en contraposición uno de los temas más íntimos que tan bien les quedaban, just a shadow. Además en la reedición entró wonderland, un single que inexplicablemente no entró en el primer disco y que es de los mejores temas que ha firmado la banda. Y sí, su videoclip recuerda horrores al de New year´s day. 


Con Steeltown se convirtieron en uno de los grupos del momento en el Reino Unido. Tanto que les daría el número uno y todo. Pero tenían la espinita americana clavada y en sus siguientes discos enfocarían a ese mercado sus esfuerzos, perdiendo un poco por el camino esa idiosincrasia británica (o escocesa ) el primer ejemplo sería el siguiente trabajo, the Seer de 1986 
Quizás su disco más flojo, aunque empiece muy bien con otro pequeño clásico, look away y Eiledon, que tiene el tono escocés que tanto me gusta de ellos y que es deudor de bandas de esa región que les habían influido, como Runrig. 



Esa obsesión americana aún se acusaría más en su siguiente trabajo, peace in our time 

Aquí intentaron copiar el sonido de...Starship, el grupo del momento. Hasta consiguieron que Mickey Thomas hiciera las segundas voces en algunos temas. Pero afortunadamente, la cosa no quedó tan mal. Sobre todo por contener uno de los temas más emocionantes de toda la carrera del grupo Broken hearts 13 valleys) 

Y la historia, esa primera etapa del grupo se cierra con No place like home, disco que esta vez ni siquiera salió en Estados Unidos 
 No es exactamente una vuelta a sus orígenes, estamos ya en 1991 y ese sonido tan ochentas no les habría llevado a ninguna parte así que la banda intentó diversificar su sonido e incluso mostrarse más irónico que épico, como en we´re not in Kansas aunque por supuesto la mejor canción tendría la marca de la casa, ese Ships emocionante que cierra el disco al piano: 

viernes, 10 de octubre de 2014

celebrating the 90´s with the Ayatola: el revival en los 90


Pues sí, en nuestra década también hubo momento para la nostalgia de décadas pasadas, musicalmente hablando. Por supuesto, nada de los cercanos 80, que tan rápido habían sido denostados. Casi todo setentero y sesentero...trayendo de vuelta a artistas de todo tipo...en algunos casos mereció la pena...y en otros, pues... veamos 

Grease megamix:



Parece mentira hoy, que hasta tiene un musical (hortera) que se repite en la Gran Vía Madrileña, pero a principios de los noventa Grease no era una película de culto, no se recordaba, supongo que un poco por culpa del petardazo que pegó la secuela relativamente reciente ...hasta que algún lumbrera ideó este megamix, entrelazando  algunas de las canciones más recordadas de la BSO, que sería un pelotazo. De ahí a que la película se repusiera con picos de audiencia increíbles y que todo el mundo volviera a hacer el tonto imitando a ese Travolta pasado de rosca  cuando sonaba...solamente hubo un paso. 


Que vuelve el reggae... gracias a Dios, no pasó de 1995



Sí, los ritmos jamaicanos se pusieron de moda durante cinco minutos gracias a estas dos versiones...de temas que nada tenían que ver con el reggae. Cosas veredes. Encima, dos atentados musicales de órdago: el primero a cargo del cantante más insípido que probablemente ha dado el Reino Unido y su infumable banda, a años luz del trabajo que hizo Elvis...  y el segundo consiguió que odiáramos, casi sin conocerlo , al pobre Peter Frampton y celebráramos los comentarios cargados dea mala leche de Nick Hornby en alta fidelidad cuando se cebaba con él.

 Viendo el vídeo dan ganas de llegar palo en malo y desalojar a los porreros esos ¡ malditos fumetas, venga, humo que chispea! 

Hooked on a feeling, el eterno single



Se le pone el "ugachaka, ugachaka" tuneado a la canción de Blue Swede, sale en una película de Tarantino y poco después en un anuncio del Corte Inglés (atención al detalle de "sección de música" destacado, qué tiempos) y tachán, la canción es un éxito veinte años después. Aunque la pena es que no se pusiera de moda esa versión anterior del tema a cargo de BJ Thomas, mucho mejor. Por cierto, que la canción sigue con vida propia veinte años después, gracias a la película de los Guardianes de la Galaxia. Aunque bueno,sí, antes de eso...el más grande también grabó el tema en los 90 


Tom Jones

Nadie mejor que él volvió a lo grande en los 90...haciendo menos, Porque todo se lo debió a...sí, lo habéis adivinado: 

si no lo has imitado,
no viviste los 90 o estabas en la luna


En la genial serie, quizás lo más celebrado eran esos bailecitos de Carlton a ritmo de Tom Jones, su ídolo. Casi tanto como el amigo Jazz saliendo por la ventana en cada capítulo que salía.

 Tanta fama tuvo el guiño, que hasta el propio Tom se marcó su cameo en la serie. Por supuesto 
cantando EL tema:

Pero no quedó la cosa en la coña del príncipe, ya que más o menos en esos años también Tom Jones salió en Mars Attacks, ¡otra vez con it´s not unusual! aunque a los bichejos aquellos no les gustara el tema. Si es que eran muy "desaboríos". Y aún le dio tiempo a pegar fuerte las listas otra vez con una versión de you can leave your hat on, aunque no sea tan buena como la de Cocker.  

Camilo Sesto





Toma ya. Camilo, desde que se hizo cosas raras en el pelo, había caído en un ostracismo total, quedando medio retirado y olvidado por casi todos, salvo por sus fans más nostálgicos. Como Alaska, sí, que lo rescató para hacer dos versiones de "vivir así es morir de amor" y "el amor de mi vida".. .en la que no se preocuparon mucho de la producción, precisamente. Pero dio igual, porque de repente Camilo Sesto volvía como icono hortera, tanto que regrabó Vivir así es morir de amor...convertida ya para siempre en la canción número uno en los karaokes. Porque mola mazo, claro...

La fiebre  disco.


A finales de la década, el sonido disco setentero se puso de moda, después de estar acorralado por los odios rockeros (aquello del "disco sucks" y los aquelarres públicos quemando vinilos) y por parecer hortera, pero hortera... hasta que empezaron a cambiar las cosas con una película, full monty y sus constantes (geniales) guiños a esa época:


Así  muchos descubrimos que esas canciones de disco setentera no eran nada malas y era más, molaban para hacer el tonto y quitarse complejos...y nadie lo entendió mejor que la Hermes House band. Grupo holandés que adapta canciones de otras épocas para convertirlos en himnos de discoteca, de desfase, mucho desfase...y nada mejor que su versión del I will survive para quemar cualquier garito en el punto álgido de la noche...

Y para terminar, algo increíble aunque  no muy recordado: ¡En los 90 volvieron los Pecos!

Pues sí. En 1998, después de llevar retirados más de una década retirados, los ídolos junto a Miguel Bosé de las adolescentes setenteras, decidieron sacar un grandes éxitos, 30 años y un par de corazones...(viva la buena salud cardíaca) y con sus muchas apariciones televisivas,atrayendo a sus fans ya creciditas, se montaron una gira y sacaron nuevo disco. Lo "mejor" fue, sin duda, descubrir en esas apariciones (época pre youtube, recordemos) sus atómicas actuaciones setenteras, que te dejaban ojiplático, por la capacidad para el agudo/falsete del rubio en aquellos años y la nula presencia de testosterona por su cuerpo.