domingo, 30 de noviembre de 2014

Escuderos del rock (y 4)


Más escuderos. Clásicos, gente que puede que salte a la palestra y homenajes a gente que se nos ha ido.

Chris Slade (Batería, Manfred Mann earth band, AC/DC)



Un clásico con un buen currículo. Este galés, otro "divino calvo" lleva dando guerra a la batería desde mediados de los sesenta. De hecho, fue un paisano el que le dio su primera oportunidad...nada menos que Tom Jones, el tigre de Gales, con el que grabó sus discos clásicos en los sesenta.Así que es él quien toca la batería en...sí, lo habéis adivinado:


Otro dato curioso es que formó parte de Toomorrow, una banda formada ex profeso para una película musical de ciencia ficción...con Olivia Newton John al frente. Qué cosas

Evidentemente, el que toca en el vídeo es un "impersonator"...mucho más seria sería su presencia en Manfred Earth earth band donde coquetearía con el jazz y el progresivo, versionando a Springsteen antes de que fuera alguien realmente importante:

Curiosamente sería miembro de Uriah Heep en una versión poco conocida, entre hard rock y AOR, con John Sloman cantando. Los Uriah Heep de conquest:

Pero sí, sería después de su paso por the Firm con Jimmy Page cuando los hermanos Young lo ficharían para AC/DC tras verle tocar en directo para Gary Moore. Con ellos solamente grabaría the razor´s edge y la famosa actuación en Donington, donde demostró que no le temblaba el pulso ante grandes multitudes: 

Después se retiró unos años, para volver con los Asia de John Payne. Nadie le puede negar versatilidad al amigo Slade: 

Hoy, sobrevive como soldado de fortuna (sí, como el equipo A) en dos bandas tributos que llevan su nombre...una de AC/DC ¡y otra de sí mismo! pero estoy casi seguro de que con todo el follón que ha montado Phil Rudd, probablemente vuelva a trabajar con AC/DC. De hecho ya estuvo a punto de sumarse en su gira anterior, de haber fallado el batería original. 

TONY FRANKLIN ( Bajo, The Firm, Blue Murder, Kenny Wayne Sheperd)


Otro miembro de The Firm, del que salió para montar aquel efímero supergrupo de hard rock con John Sykes y Carmine Appice


Después tocaría con un montón de gente, hasta con...Eros Ramazotti.Aparte, tiene un par de trabajos en solitario, tutoriales de bajo y fue representante de Fender, hasta incorporarse a la banda de Kenny Wayne Sheperd, con quién está trabajando en la actualidad 


Rick Rosas  (Bajo, Neil Young, Joe Walsh)

Recientemente fallecido, le dedico este post de escuderos. Este bajista norteamericano de origen hispano tocaba en los 80 con Joe Walsh cuando lo descubrió Neil Young, a punto de formar una banda de acompañamiento, los blue Notes. Convencido de su talento y de su carácter discreto lo ficharía, para grabar this note´s for you y Freedom. Por lo tanto es el hombre tras las líneas de bajo, pequeño solo y todo de nada menos que 


Volvería al mundo de Neil para grabar con él nada menos que prairie wind y living with war, aparte de tocar en las reuniones de Buffalo Springfield y CSNY y de sustituir a Billy Talbot en la última gira del caballo loco, antes de que un cáncer nos lo arrebatara. Entre otros, también tocaría para Jerry Lee Lewis o Ron Wood 

WADDY WACHTEL (Guitarra, Stevie Nicks, Warren Zevon, Jackson Browne)


Ya ha salido mucho por aquí: no en vano es el guitarrista de la costa Oeste con el que todo el mundo quiere contar. Aparece ya nada menos que en el mítico disco de Buckingham/Nicks y con Zevon firma nada menos que la famosa Werewolves of London. Y por supuesto ha sido la mano derecha de Stevie desde Bella Donna, donde firmó (y fusiló a Police) el mítico riff de edge of seventeen


SAM BROWN (Voz, Pink Floyd, Jon Lord, Jools Holland )



Un caso curioso, por tener una carrera en solitario y hasta un éxito. Todos lo conocéis,creo: 


Pero aparte ha hecho coros para muchísima gente, siendo lo más destacado las voces que metió para the Division bell de Pink Floyd, en cuya última gira estuvo. Ahora mismo es profesora de backing vocals en una escuela de Guildford. Una escuela de rock ¡Como la película! 

sábado, 29 de noviembre de 2014

Storytone: el disco "solo"



Escuchado el nuevo del Tito Neil, no acabo de entender lo de la big band o la orquesta. Lo bien que habría estado este storystone en formato acústico...pero ya sabemos que Neil Young hace lo que le sale de las gónadas (lo siento, pero no hay mejor expresión para explicar su manera de trabajar) y eso tiene sus pros y sus contras. 

Pero centrémonos en ese storytone acústico,solo. De haber sido un disco sencillo, estaríamos hablando de su mejor trabajo para mí desde Le Noise. Tiene esas pequeñas cosas que te recuerdan a esos discos más "íntimos" del canadiense, de Harvest a On the Beach, Prairie wind...incluso harverst moon. Sin tener la magia de esos discos, claro. Aunque es buen trabajo. 

Escuchándolo, tienes la impresión de estar en un club canadiense, de esos de North Ontario de Helpless y que Neil Young se ha subido al escenario, para desgranar unas canciones al piano, como plastic flowers I´m glad I´ve found you, uno de esos temas tan personales que le quedan tan bien  o Glimmer (que me recuerda a Birds) o la acústica en who´s gonna stand up (qué diferente es aquí de ese single con orquesta con el que ha dado a conocer el trabajo) tiene incluso alguno de esos vaciles que nos suele regalar a veces (I want to drive my car) Y en general todo sigue un tono autobiográfico como nota predominante, por eso el disco gana más enteros así, más desnudo. 

Y desde luego, lo que no se puede decir, desde luego, es que con tantos vaivenes en su vida, Neil Young no siga, musicalmente hablando, en plena forma  


Neil Young formato orquesta
(sin barba de tres días)

Neil Young formato acùstico
(con barba de tres días a juego con las patillas)


viernes, 28 de noviembre de 2014

celebrating the 90´s with the Ayatola: el disco de Roxette de baladas en español


Este es el disco más bizarro de la década (y mira que tuvimos unos cuantos) en mi modestia opinión...pero es que simplemente es insuperable. Ni siquiera el gran Bryan se atrevió a tanto



A nivel de ventas, este dúo sueco de pop se lo comió todo, al menos en Europa, hasta mediados de la década (justo cuando sacaron este artefacto) por eso, o por querer asegurar y prolongar su éxito en España y países latinos, que tenían rendido a sus pies (y mucho) se les ocurrió o fue alguna cabeza privilegiada de su compañía, regrabar algunas de sus baladas (que afortunadamente siempre cantaba ella) en nuestra lengua. Eso sí, traducidos y adaptados... de manera simple y llanamente...demencial

No hay más que ver algunos de los "nuevos" títulos que les pusieron a las canciones: ahí tenemos spending my time, que se convierte en..un día sin ti. 

Podemos mirar para otro lado, nadie es perfecto...pues no, que esto sigue:  listen to your heart...ahora es habla el corazón (¡y no escucha!)

 queen of rain es una reina va detrás de un rey  (¿en serio?)...

y fading like a flower, su mejor tema es transformado en...soy una mujer. ¡¡¡Con un par!!!...de lo que queráis. 

Si le sumamos que ella no tiene mucha idea de lo que está cantando, ese acento raro y sobre todo las frases metidas con calzador, para que no se pierda el tempo todo queda raro, raro, raro, como decía: como por ejemplo cuando en Crash boom bang, suelta:

¡Crash! ¡Boom! ¡Bang!
Soy un tren, un misil,
voy a cien, voy a mil (como Olé Olé)


Y en la ya citada Fading like a flower meten esta gamba sin cortarse un pelo...


Soy una mujer y a veces me equivoco
porque me fío de mi corazón.
Soy una mujer y por amor
yo soy capaz de todo.
Soy una mujer,
si me quieres tener
no juegues con mi amor.
Ooh, no juegues con mi amor.
Mejor lo dejamos aquí...es un disco que no tiene ni pies de cabeza. Entre genial...y delirante. Bueno, más delirante que genial 







Work of Art/framework: vuelve el AOR más elegante





He leído por ahí y quizás quien lo afirma tiene razón, que Work of Art son los herederos de los mejores Toto, por sonido elegante si hablamos de AOR. Desde luego son el mejor grupo de la nueva hornada, ya lo he mencionado y con su tercer disco estamos de enhorabuena. Otra gran obra para ponerse a hacer deporte con banda sonora incorporada. 

Aunque no empiece con un tema como Why do I de su álbum debut, que es un tema fantástico es bastante mejor que el disco anterior, en el que cometieron (sin pasarse) el clásico error de las bandas de AOR jóvenes, coquetear con un hard rock "moderno" bastante impersonal, pero aquí si han vuelto por sus fueros. Ahí están ese fantástico single que es can´t let go , How do you sleep at night? o the turning point, algún medio tiempo fantástico como hold on to love...en definitiva, mucho teclado, una guitarra suave pero potente y la voz de Lars Sanfuld, el cantante que la verdad es que la tiene de seda y le imprime personalidad a cada tema. Ojalá de los que coletas e los que se habla tanto fueran cantantes como él. 

Así que ya sabéis, este otoño, framework de Work of Art de banda sonora: Aor fresco y reciente de alta calidad. Para que cojáis fondo para las navidades, que los turrones siempre se pegan y los mazapanes ni te cuento. 




domingo, 23 de noviembre de 2014

Celebrating the 90´s with the Ayatola: los increíbles disparates de Bryan Adams


El canadiense tiene una primera parte de década que, por razones obvias, es mejor ni mencionar. Pero, quizás para compensarnos por eso en la segunda parte de nuestra catódica y caótica década noventera emprendió un viaje psicotrópico, haciendo cosas extrañísimas, desconcertantes... cuando no directamente ridículas, con una total falta de vergüenza torera (y en muchos casos de escrúpulos) que iba a darnos grandes momentos ( y risas aseguradas)

Bryan Adams dándole al bel canto 

Brutal. En 1994, en uno de aquellos "Pavarotti and friends" benéficos, el amigo se atreve a salir con el gran Luciano luciendo una camisa que le queda larga por una manga (increíble gazapo) y cantar... o sole mío (sin tener mucha idea de lo que está haciendo) mientras Pavarotti intenta no partirse la caja, hasta que no le queda más remedio que intervenir al final. Pero no contento con eso, el canadiense se propone retarle y todo, crecido y dando el do de pecho. Increíble. 





la conexión andaluza/flamenca: 

maestro, vámonos por bulerías

Para esa "gran" película noventera que era Don Juan de Marco, Bryan nos compuso ese "have you ever really loved a woman" que tenía vagamente ciertas conexiones flamencas,como el peinado calorro que lucía. Para eso fichó a golpe de talonario a Paco de Lucía nada menos, que metió su guitarra y se prestó a grabar un videoclip atómico, con esas bellezas "españolas"  luciendo cacha... todos ahí enmascarados...¿Como el zorro?. La cosa es tan ridícula que al gran Paco se le escapa, con razón, la risa al final.  

18 till I die: su álbum bizarro por excelencia

"sí, macho, ahora voy a ir de grunge, lo que oyes"

en 1996, después de un largo (y agradecido )silencio, nuestro personaje se sacó de la manga este increíble despropósito. Para empezar uno de sus temas tiene uno de los videoclips más descacharrantes nunca vistos, sino es directamente el que más...




hola mi amor, soy yo tu lobo...
Increíble. Esa iluminación de club de carretera, esos travelos, ese Bryan haciendo el tonto sentado en el wáter, intentando parecer malo-malote con su peinado, su barbita y su piñata, después de haber sido un "madaleno" oficial solamente un par de años antes, copiando una estética grunge cuando ya no se llevaba el grunge...cuando lo vi la primera vez pensé que estaba acabado...a mitad del visionado ya me estaba partiendo de risa. Pero la cosa no quedó ahí: 

tenemos a Bryan en plan "caliente" que ni Barry White
osado a lo príncipe Carlos de Inglaterra cuando quiso ser la compresa de Camila:

y componiendo uno de los himnos deportivos con letra más profunda de todos los tiempos. We´re gonna win, we are gonna win, we are gonna be the champions




Sus colaboraciones atómicas 

No contento con su carrera en solitario, exploró nuevas vías colaborando con... Barbra Streissand. Con Barbra Streissand. Con Barbra Streissand no me jodas
"ella nunca me traeee floreeees"





y claro, por puro silogismo, con otro icono canadiense a la altura de la susodicha en cuanto a hortera 


Pero no contento con esto, en su siguiente disco,  se permitiría darnos otro himno petardo, con la del chandal (e insufrible voz de pito) de las Spice Girls (Si al menos hubiera sido Emma Bunton cuando estaba jamona y tenía coletas...) 
 

Pero, por si fuera poco antes de acabar la década, aún le quedó tiempo para trascender del rock:por ejemplo, con un par, para investigar en el dance mix, al tiempo que se nos vestía de molinero, todo de blanco...




"vi vi vivva la fiestaaa" 

estilo con el que.... se permitió repetir la jugada, para despedir del todo la década...ya directamente en viaje trippi total. 




En fin, Bryan Adams, el hombre renacentista (y humorístico) de la década. Por (de)méritos propios: 



Ben Howard: no ha olvidado donde estaba


Acaba de salir el segundo disco de Ben Howard que se llama I forget where we were y afortunadamente musicalmente parece que contradice al título que ha elegido, porque este album "sophomore" que dicen los anglos, es aún mejor que su debut. Eso está bien


Pero creo que la mayor parte de vosotros no conoceréis a este chico inglés. Se puede decir que es la última sensación del folk inglés, más serio, tanto que con su debut, también recomendable, every kingdom
incluso llegó a ganar un par de brit awards el año pasado, cosa rara porque hablamos de buena música. De folk con pinceladas de otros géneros, intenso, muy sugerente, con buenos textos... 




Hay veces y lamentablemente más de una vez y dos, en que artistas con un debut fantástico la cagan (no hay otra expresión mejor, lo siento) con el segundo disco, tanto que a veces, tal y como están las cosas, la carrera de esos artistas se van al garete. Afortunadamente con Ben Howard no ha sido así. 

I forget where we were es aún más maduro y con más matices, Empezando con la voz, que aquí es más madura, más seria aún. Recuerda aún al tragaldabas de James Blunt (nadie se alarme, que esto sí es cosa seria) pero tiene más matices. Musicalmente, es más variado: hay un  trabajo impresionante de slide guitar en muchos temas, como small things o all is now harmed, temas más juguetones como rivers in your mouth, temas apoyados prácticamente en acústica como evergreen o end of the affair y su voz profunda y peculiar...un disco denso, pero no monolítico, que disfrutaréis si escucháis prestando atención a los textos, con Ben Howard reflexionando de lo humano y lo divino, de como están las cosas hoy en día, las relaciones y hasta Joseph Conrad.

Y como veis, tiene el típico jeto raro inglés, que
 siempre es garantía de que algo hay...



viernes, 21 de noviembre de 2014

Discos de carretera y manta: Blue Rodeo five days in july


El mejor disco de los canadienses, en mi opinión (y creo que en la suya) es ineludible para la sección.



Estamos en 1993  y la banda de Jim Cuddy y Greg Keelor es ya un puntal del sonido americana, del rock de raíces. El grupo se encierra en una granja perdida en su Canadá natal, en los cinco días de julio de ese año, como dice la portada y pare esta maravilla.Es curioso que en principio fueran a ser demos solamente, pero la banda quedó tan contenta con el resultado, como es evidente, que decidieron sacarlo como disco oficial. Y escuchando esa maravilla de disco, por supuesto tendremos que estarles siempre agradecidos por haberlo hecho. 

los Blue Rodeo de 1993
El sonido es magnífico y parece raro que sean canciones grabadas en un salón de una granja en Canadá. Qué canciones, por cierto. 5 days in may, con su historia del técnico de sonido que escribía el nombre de su mujer en cada playa de la gira (algo que podría haber sido muy moñas, pero que con Jim Cuddy escribiendo es todo lo contrario) hasn´t hit me yet, con ese acelerón al final, el tono blues que tiene bad timing, los guiños a su país, que inspiran canciones como English bay o la aparición de Sarah McLachlan en unos coros discretos y a la vez perfectos, como en la monumental dark angel. 

Greg Keelor, elaño pasado delante
 de la puerta de  su mítica granja
donde se grabó
Un disco de los de principio a fin para ir por carreteras secundarias, de las de espacio abierto, en mañanas soleadas o noches estrelladas. Por el Canadá rural o por cualquier otro sitio a cielo abierto. 






domingo, 16 de noviembre de 2014

Españoles contra corriente Señor Mostaza: podemos sonreír






Dentro de esa pequeña escena rockera que hay en Valencia,señor Mostaza es uno de los grupos más especiales. No en vano son el grupo de piano rock, uno de esos subgéneros que hay que saberse en el rock para subir nota  por excelencia en la pie de toro...si no es que es el único. Y afortunadamente, en esto sí que van contracorriente, ahí siguen: el último disco lo han publicado en 201

Surgidos de The Flauters, banda madre a reivindicar que era prácticamente la misma propuesta del señor Mostaza (nombre puesto por la canción de Abbey Road) publicaron en 2011 su tercer larga duración, podemos sonreír, toda una declaración de intenciones en un momento bastante malo, en la música y en general,que confirmó las expectativas de su disco anterior, somos poco prácticos. Esto es, mucho piano, ironía, humor, fantásticas melodías...toda una rara avis en el panorama nacional. 

Ahí están ese "no puedo vivir contigo pero sin ti tampoco" tan peculiar que es bipolaridad, la nostálgica y divertida un momento eterno de la que ya he hablado, el guiño beatle que hay en ojalá pudiera ser, un guiño psicodélico en es duro ser frágil y hasta el guiño entre nostálgico y humorístico que es Eurovisión 70... 




Mis momentos favoritos de Robbie Krieger




Yo soy fan del amigo Krieger, uno de esos guitarristas que también tienen bastantes detractores. Quizás no sea el más técnico ni esté nunca en lo alto de las listas de mejores guitarristas de la historia del rock (lo encontraremos por la mitad) pero supo encontrar su sonido, muy característico, con pocas notas. Además fue el hombre en el que se apoyaron los Doors cuando Jim Morrison desfasaba tanto que no estaba en condiciones ni de componer ni de grabar: por eso, por ejemplo en the soft parade hay incluso más material suyo que de Morrison. Poco reivindicado de todas maneras, cuando vino con Astbury y Manzarek hace unos años, una de las cosas que más me gustaron del concierto fueron las ovaciones que se llevó. En fin estos son los momentos que más me gustan de él dentro de The Doors. 

Un clásico blues llevado a su terreno, en el que Krieger se luce más de lo habitual, sobre todo al final. 

Uno de los clásicos de la banda compuesto sobre las melodías de Krieger 

una de las mejores cosas que tenían los Doors era su facilidad para atraparte con temas como éste, que van como arrastrándose y te atrapan...y además con todo un duelo entre la voz de Jim y la guitarra de Krieger.
Inevitable. Sigue siendo el riff más conocido de Krieger...anda que no era impresionante cuando arrancaban los conciertos con su guitarra y aparecía Morrison ahí en plan chamán...


Uno de los temas en los que mejor se aprecia ese sonido de guitarra suyo, tan propio

Otra parada obligatoria. Aquí se dejaron llevar en un tema más largo y por supuesto eso permitió que Krieger se luciera más de lo habitual, tanto que la segunda parte de la canción es cosa suya y de Morrison prácticamente. 

Y por supuesto mi tema favorito de los Doors, ese peace frog con su intro que es casi funky y esa producción perfecta. Lo mejor que tenían los Doors, musicalmente era que los tres instrumentistas tenían no solamente un sonido propio que se reconocería a kilómetros, sino que sabían conjuntarse y sonar independientes a la vez. Creo que no se ve mejor en ningún otro tema que en Peace Frog

Por cierto, ha hecho las paces con John Densmore y ha lanzado poniéndose de acuerdo con el batera un nuevo dvd de la mítica banda, titulado feast of friends, en su gira del 68...material que grabaron ellos mismos y que al final se quedó en el tintero...por eso  hay que tenerlo en cuenta.... 


jueves, 13 de noviembre de 2014

Graham Bonnet: mucho más que since you´ve been gone



Graham Bonnet, ese hombre con pinta de profesor chungo de  una película de instituto ochentera,sería, si hubiera una, en la enciclopedia del Hard rock una entrada muy breve en la que se diría, más o menos " conocido sobre todo por ser el cantante de Rainbow en el disco down to earth y por el single Since you´ve been gone  y evidentemente, el amigo Bonnet con sus chaquetas/chupas y tupés, desentonando entre tanda melena, es mucho más que eso



Sus orígenes están en el soul y el Rhythm and blues que tanto arraigó en la British invasion. Aquí lo tenemos con veintipocos años, con su primer éxito al frente de Marbles, dueto con un primo suyo, con el que dio sus primeros pasos y consiguió ser muy popular en Australia. En parte gracias a su amistad con los por entonces reyes del pop de melodías de allí...Los Bee Gees. Su influencia se nota en ese Graham Bonnet debutante, que demostraba que tenía ya una buena voz. 




Chris Isaak antes de Chris Isaak
Después de haberse pasado una década haciendo jingles, por fin en 1977 debutaría con un primer disco, que incluía cosas curiosas. Primero, demostró que sabía perfectamente hacer versiones, con un toque Rod Stewart y esas pintas suyas clásicas de profesor fascistoide


y después que, cortesía de sus amigos Bee Gees, podía coquetear con la música disco, con un descarte de fiebre del sábado noche, nada menos 


No voy a detenerme en su etapa en Rainbow, que todos conocemos, nada más que para decir que llegó gracias a Roger Glover, entonces bajista, que le había producido su primer disco en solitario. Congenió bien con Cozy Powell y parece que con Ritchie Blackmore y el resto (down to earth)es historia. Salió bien parado en la difícil misión de sustituir a Dio ( "pelucas" Lynn Turner nunca convenció a todos) y tuvo su gran momento, por supuesto, en el mítico Donington 80,  el primero, con Rainbow encabezando el cartel


Curiosamente, dejaría la banda poco después. para lanzar un segundo disco en solitario, ahora de puro hard rock de la época, ese line up basado en temas de otros bien adaptados a su voz y con, como decía el título, un line up de lujo: Cozy Powell, Micky Moody,Jon Lord, Rick Parfitt y Francis Rossi de Status Quo...casi nada. En line estaría su otra canción más recordada, la fantástica night games 

por cierto, como mola esa chupa...de ahí saltaría al Michael Schenker Group gracias a Cozy Powell. Es curioso que antes que a él se barajara el nombre de...David Coverdale y que al final Powell se iría a Whitesnake. Assault attack es tan clásico como el material de Gary Barden e hizo que Schenker destapara el tarro de las esencias y que Graham Bonnet se confirmara como uno de los frontman del momento: 


Lamentablemente saldría de la banda muy rápido, después de que se le cayeran los pantalones en el único concierto que dio con el MSG, por ir borracho y Schenker lo despidiera por alcohólico (teniendo en cuenta los problemas con la priba del alemán, resulta paradójico) Graham Bonnet aguantó el tipo y se marchó a EEUU. Tenía en mente formar una banda como Rainbow, en la que él fuera el líder y pudiera darle salida a sus propias composiciones. Por eso en 1983 forma Alcatrazz, una de las mejores bandas de hard rock y a la vez menos conocidas de los 80. 


Para el primer disco, junto a un par de desconocidos músicos que trabajaron para Alice Cooper, reclutó a un guitarrista sueco de 19 añitos recién llegado a Estados Unidos. Un tal Yngwie Malsteen. Con él grabaría no parole from rock n roll con la suave island in the sun, los clásicos hard rock de jet to jet o Hiroshima mon amour, los primeros instrumentales del sueco como Incubus... Malsteen le robó el protagonismo, convirtiéndose en la sensación del momento y si ya andaba bastante tocado del ala, con la fama se perdió del todo. Son cachondos esos vídeos de la gira, con Malsteen desatado, chupando cámara haciendo virguerías, inventándose solos a destiempo y Graham Bonnet mirándolo de reojo con cara de cagarse en sus muelas:



Lógicamente la cosa acabó con Malsteen fuera de la banda,siendo reemplazado por Steve Vai. En cuestión de guitarristas, nadie tiene el currículo del señor Bonnet, desde luego...el marciano Vai aquí sí entendió su papel, se puso al servicio de Bonnet y dio el mejor trabajo de Alcatrazz y quizás de la carrera de Graham Bonnet, Disturbing the peace  con un nuevo single que fue éxito, god blessed video, buenos temas como painter lover o skyfire y esa fantástica  breaking the heart of the city que cierra el disco 
Con Vai marchándose para trabajar con David Lee Roth, aún le daría tiempo a grabar un tercer disco con Alcatrazz, con el menos conocido, pero no menos bueno, Danny Johnson a la guitarra. Dangerous games. Ahí están esa gran versión de los Animals it´s my life o ese dangerous games coqueteando con el AOR



Finiquitado Alcatrazz, llegaría una larga época de ostracismo, que quizás dure hasta hoy...lo ficharía Impelliteri, tocaría en Blackthorne, un proyecto de supergrupo que no prosperó con Bruce Kulick...su tercer disco en solitario llegaría en 1997, donde cedería la composición a su último guitarrista en Alcatrazz 



seguido en 2001 por the day I went mad, otro disco casi todo de versiones, con invitados como Slash o Vivian Campbell 

Y después de probar con el fenómeno revival, con la nueva versión de Alcatrazz y el tributo a Rainbow, del que ha salido muy quemado,se ha animado a formar un nuevo grupo, llamado Bonnet, como él,con el que quiere dar rienda suelta a su talento y componer canciones de todo tipo, hard rock, soul...de momento lo tenemos en gira estos días por aquí, a ver si tantos años después consigue sorprendernos.