jueves, 5 de febrero de 2015

Mi homenaje a Joe Cocker: el hombre que hacía cualquier canción suya


Sí, un poco tarde. Pero como siempre tenía la impresión de no poder decir mucho más que los muchos amantes de  with a little help of my friends, Mad dogs and englishmen...y tampoco de los de los lugares comunes, la bso de oficial y caballero, el you´re so beautiful, Kim Basinger moviéndose a ritmo de you can leave your hat on... Tampoco habría sido honesto del todo, al fin y al cabo no mucho antes del deceso había pensado, lo admito, con cierto desdén en lo fácil que era para Joe Cocker caer una y otra vez en lugares comunes y repetirse. Ahora que ya no está entre nosotros, reconozco que no estoy tan seguro. 

Porque bien pensado, Joe Cocker tenía una virtud única, que desarrolló sobre todo en esos años de mainstream y éxito, esos ochenta y primeros noventa: cogía una canción, cualquiera y le imprimía su sello, único, barba y contoneos incluidos. Además, casi siempre y eso es algo que se ve en esos años, era capaz de multiplicar por dos, cuanto menos, el valor de la canción que decidía versionar. Como little help es el ejemplo paradigmático que se ha comentado tantas y tantas veces y you can´t leave your hat on es archiconocida (aunque no siempre se sepa que es una canción original de Randy Newman) vamos a buscar alguna gema más desconocida, relativamente, en su carrera. 


When the night comes 


 El mejor ejemplo: Bryan Adams a veces da la impresión de entregar sus mejores canciones a otros artistas. Pasó con Tina Turner y back where you started y con when the night comes, que en la voz de Cocker se convierte en un tema intensísimo, con un in crescendo tremendo y la voz del amigo Cocker en modo on fire. Si buscáis la versión en directo del canadiense, hecha en sus días de "Magdaleno" creo que se queda en menos de la mitad.  

Summer in the city

Summer in the city es una de esas joyas sesenteras impagables de los lovin Spoonful, con sus arreglos de teclado, pero Cocker se permite el lujo de darle la vuelta, dale un guiño soul y convertirlo casi en un tema que no tiene que ver con el original.

Have a little faith in me 


Nadie puede cantar con la misma emoción que John Hiatt un tema tan especial y maravilloso como éste, de hecho hay que tenerlos muy bien puestos para atreverse, pero la versión de Joe Cocker no está nada mal y por supuesto se acaba convirtiendo en un tema marca de la casa. 

Inner city blues 


Al barbas le gustaban los retos, eso no se le puede negar ¡nada menos que el Marvin Gaye más respetado, el de What´s goin on! y ahí está él quitando un poco ese tono funk de Motown del original, para convertirlo en un tema "cockeriano" 
Isolation 




un tema poco conocido relativamente de Lennon ahora, que se convierte en un blues poderoso en el vozarrón del inglés 

You are so beautiful 

Y un clásico que no puedo dejar de comentar: Fuerza, sentimiento y sencillez, todo aunado a la vez Solamente Joe Cocker podía convertir una buena canción de Billy Preston en un clásico atemporal. 


En fin, si pensamos que esto hace unos años era el mainstream...y sobre todo lo que es el mainstream ahora, pues un motivo más para echar de menos una voz tan única como inimitable. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario