viernes, 6 de febrero de 2015

Rock y Soul, condenados a entenderse (I)


Ya sabéis de leerme que pienso que son dos géneros hermanos, que casan perfectamente: nunca estará de más una sección de viento en un tema rock y una buena guitarra eléctrica en uno soul...si hace poco hablaba de blues rock y del buen momento que goza, esa hermandad entre rock y soul tampoco le anda a la zaga: pero antes, veamos esos clásicos rockeros que hicieron posible el hermanamiento, algunos de ellos están también de aniversario redondo este año...





Fundamentales para volver a atraer la atención del público sobre el soul gracias al gancho del cine, en los 90 y los 70. Alan Parker acertó de pleno con una historia sencilla que encajó muy bien en los complicados 90 y de lo míticos que son Belushi y Akroyd y de la cantidad de guiños a los clásicos de soul legendarios de la película creo que no hace falta ni mencionarlo. 









 El aniversario redondo, 40 años de un disco del que seguramente Bowie y Emi echarán mano este año. Impresionante vuelta de tuerca del Duque Blanco (que nace aquí) dejándose seducir por el soul y el Philadelphia sound y facturando una pequeña maravilla más, sobre todo el tema título, con ese saxo dándolo todo. 


El Rey, nada menos, dio su bendición al soul con este disco, cuando volvió a lo grande, demostrando que podía con todo.In the Ghetto, dejemos a un lado la parodia del príncipe Gitano, anticipa ese soul más maduro, más comprometido que estaba por venir a finales de los 60








Un grande, un artista de culto de rock que tenía una voz única, capaz de competir con Paul Rodgers y demostrar que no tenía nada que envidiar a las grandes figuras del soul, grabando discos como éste con canciones como ésta: 



yeah. Quizás tiene discos mejores, pero en los 80 nadie entendió mejor como adaptar el soul y llevarlo al gran público. Traje y corbata, actitud "como molo" soul rock superventas y encima las míticas modelos de los vídeos. Grande





Temazo....tanto que es un clásico soul en toda regla. La British invasion tomaba nota del soul y le daba un tema inolvidable, con un Stevie Winwood que no tenía veinte años y ya tenía una voz prodigiosa. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario