domingo, 1 de febrero de 2015

The Waterboys Modern blues: Mike Scott vuelve a los 90




Seguimos con Mike Scott, ahora hablando de su nuevo disco, Modern Blues


Esa es la sensación que me ha quedado después de oírlo un par de veces, que Mike ha querido volver a esa época menos conocida, la que puede que vaya de dream harder a rock in a weary land e incluya sus discos en solitario. Hay pequeños matices que recuerdan a cada uno de esos discos. 

Cabría esperar que después de la gira de aniversario de Fisherman´s blues, Mike Scott aprovechara el tirón folk, pero ha decidido dar un giro de ciento ochenta grados y grabar un disco de rock, clásico, a pesar de su portada que quiere jugar al despiste (¡parece el hombre de musgo bejarano!) 

Grabado en Nashville (la capital del country parece la nueva meca de estudios y músicos a sueldo del rock ) tiene un sonido fantástico, limpio y la esencia de Mike Scott, esa forma tan especial de ponerle alma a la música, está ahí. De entrada hammond y guitarras con pelín de distorsión en destinies entwined, un tema que parece sacado de Dream Harder. November tale, más tranquila me recuerda a rare precious and gone, still and freak por el contrario habría encajado bien en weary land, con ese guiño rockanrolero...en I can see Elvis vuelve el clásico homenaje que Mike Scott hace a sus mitos, como Jimi Hendrix o Hank Williams, The girl who slept with Scotland me parece una de las mejores canciones que ha grabado en los últimos años con un in crescendo espectacular, a pesar de esos aplausos raros pregrabados que ha metido, Beautiful now también destaca ¡Mike Scott haciendo puro rock americano y desbordando energía! y después de un tema más big music como nearest thing to hip el disco acaba a lo grande como long strange golden road, otro tema rock. 

Le ha quedado un disco muy compacto, a lo mejor se echa en falta la complicidad de una banda frente a unos músicos de estudio que no dejan, a pesar de ser muy buenos, unos "mercenarios", pero es mucho mejor que book of lighting, su último disco con canciones propias, del que ya hacía tiempo además y además confirma que un tipo tan especial está viviendo una segunda juventud con la música, que es la mejor noticia que puede darnos. Por cierto, he leído en algún sitio que recuerda a un disco de Ian Hunter...algo del rubio ex Mott  encontraréis en modern blues, eso es cierto. ¡Y eso también es bueno!


3 comentarios:

  1. Disco notable con momentos de grandes emociones pero alguna canciónm de relleno. Como son Waterboys notable si fueran unos noveles sobresaliente

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo aun pendiente, pero le tengo ganas, lo cojere cuando este mas tranquilo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me parecen muy acertadas tus comparaciones con el Dream harder, se nota que conoces y te gustan los Waterboys. Yo me estoy reservando para escribir sobre él cuando lo oiga más. Quizás difiero en lo único que difiero es que por ahora The girl who slept with Scotland no acaba de calarme tanto. Saludos.

    ResponderEliminar