domingo, 1 de marzo de 2015

30 años de Live Aid: lo que pudo ser y no fue


El macroconcierto solidario  por excelencia de la década ochentera está de aniversario redondo, así que vamos a aprovechar para recordarlo,  más por las ausencias, los que no estuvieron (y no porque no quisieran sumarse al evento) que le quitaron brillo (que tuvo, con sus luces y sus sombras) "ruockero" que por otra cosa. Vamos, que le vamos a dar unas collejas simbólicas a Bob Geldof, que es algo que, creo, siempre apetece y tratar de imaginar como habrían quedado unos cuantos músicos  que no debieron faltar en Wembley o en Philadelphia 

aunque solamente por esto, mereció la pena, claro
 "eeeeero"

Prince: 


mandó una cinta, pero hombre, eso no vale, no se puede ser tan cutre. El irlandés tenía que habérselo dicho. !En ese momento todavía se escuchaban los ecos del éxito de Purple Rain" 

Billy Joel 

se bajó del carro por no tener banda y no tener claro lo de actuar solo al piano. Cuesta creerlo. Si yo hubiera sido Geldof le habría dicho "hombre, "Piano man" si Phil Collins va a tocar el piano después de un viaje expreso en el Concorde ¿Cómo no lo vas a hacer tú?"


Rolling Stones

Estaban en su peor momento, como confirmaría el disco del año siguiente, pero a fuerza de insistir en que deberían estar ahí, podrían haberse subido al escenario, en lugar de aparecer con Dylan y Jagger por su cuenta 

Foreigner: 

Por decisión, extraña, del legendario mánager Bill Graham que movía los hilos en Philadelphia, teóricamente porque no había sitio para ellos ya. Teniendo en cuenta algunos nombres y la popularidad que tenían, con I want to know what love is (que pegaba con coro gospel y todo en el festival) no se entiende. 





Yes

por las mismas razones que Foreigner. Estaban en un buen momento, en plena reinvención ochentera y qué mejor prueba que haber formado parte del Rock in Río, el bueno, cuando era rock y en Río: 

Marillion

Tampoco tenían sitio en Wembley. Una banda que en ese momento había sido número uno en el Reino Unido y estaba en el punto más alto de su carrera... 



Police: 

Sting y Stewart Copeland aparecieron por ahí en solitario y volverían brevemente al año siguiente. De haber intentado convencerlos, seguramente se habrían animado 


Big Country 

otra banda muy popular en el momento que no tuvo inexplicablemente su sitio, teniéndose que conformar con el bis final en Wembley. 


Paul Simon: 

Al parecer porque Geldof quería que apareciera como no con Garfunkel y Simon le dio calabazas.Todo esto cuando estaba en la época de Graceland, así que es más doloroso. Que para dúo ya estaban Hall y Oates, hombre... 

The Kinks: 

descartados por no ser "suficientemente famosos" a pesar de que querían participar. Sin comentarios



Thin Lizzy 

la más dolorosa porque pudo salvar (bueno, quién sabe) a Phil Lynott que ya estaba perdiendo la batalla con la droga. El propio Darren Wharton lo ha explicado así " creo que (no ser invitados) fue una trágica, trágica decisión. Pudo ser y debió ser la ocasión de volver para  Phil y creo que realmente le afectó mucho que nunca nos llamaran para tocar. Quiero decir, Phil tenía algunos problemas en ese momento, pero al final si le hubieran pedido que participara en Live Aid, habría sido una meta para él, limpiarse y hacer el show". 


En fin, en Live Aid nunca lloverá a gusto de todos..(a.menos que seas el dichoso Phil Collins)

1 comentario:

  1. No me puedo creer que hayan pasado 30 años, me lo trague todo (lo que televisaron), muy fuerte lo Billy Joel, y lo de Kinks de traca.
    Saludos.

    ResponderEliminar