viernes, 10 de abril de 2015

celebrating the 90´s with the Ayatollah: los futbolistas dando el cante




El fútbol en los noventa molaba mucho más que ahora, eso lo sabemos todos....       
                          

¿Alguien se imagina esto hoy en día? ¡pues sucedió!

 aunque algunos de los defectos que lo han vuelto algo detestable ya estaban ahí: la fascinación por el Barcelona y el Madrid tan desmedida y la manía de los futbolistas de salirse de su papel, jaleados por los medios y los fanboys y fangirls (primerizas) 
el principio del fin

Entonces pasaba lo que pasaba, lo que pasa ahora...que hacían el ridículo. Que daban el cante. A veces cantando....


Aquest any sí 


la primera mitad de la década fue del Barça. Era el equipo al que el público neutral más le gustaba. Practicaba un fútbol moderno, espectacular, Cruyff se había pasado al chupachups, Laudrup era el futbolista guaperas del momento, estaban los canteranos que eran unos chavales sanotes, modernos y técnicos que contrastaban con los Tatos Abadías o los Beckenbauer de la bahía... hasta Stoitchkov tenía sus admiradoras (si las mujeres son un misterio, más lo eran en los 90...) se iban de marcha por una ciudad que era el oasis catalán, molaban y ganaban la copa de Europa al fin...entonces a alguien se le ocurrió que, rescatando una costumbre del pasado, algunos de ellos podían grabar un single para celebrarlo. En mala hora... 



Hay que tener bemoles para elegir a Bakero, Beguiristáin y Alexanco (Eusebio queda en segundo plano, opacado por tanto talento), que eran lo menos "modernos" para marcarse un rap, 90´s style...amén de sus dotes frente al micro. Están Koeman y Laudrup, los "modernos" intentando arreglarlo, pero es imposible con esas pintas, el uniforme oficial de las farras blaugranas del momento: vaqueros y camisas estampadas a juego. Lo que tenía que haber sido un momento histórico se quedó en un ridículo del que yo creo que reniega hasta Joan Gaspart... 

Pero claro, llegó la réplica del otro lado (oscuro)... 

un futuro lleno de amor

en 1995, con un simbólico 5-0 de esos que se endiñaban entre ellos, el testigo cambió. El Madrid pasó a molar más, un poco por agotamiento de tanto Dream Team que le quitaba las ligas al pobre super Depor. Raúl, que fue durante cinco minutos el "niño" Amavisca el puñal de Laredo, Zamorano on fire...y en 1997 llegó la invasión extranjera con la riada de millones, de la que el Madrid sacó provecho fichando, aparte de reyes de las farras nocturnas de sobra conocidos como Suker o Mijatovic  a un par de extranjeros de esos que pensábamos que eran lo más y nos dejaban embobados...entre ellos un holandés de Surinam, un tal Clarence Seedorf: melena con rastas (sí, eso sucedió también) tocha de boxeador, cuerpo de culturista y voz profunda a lo Eddie Vedder...Clarence cantaba fuera del campo (en youtube podéis ver vídeos suyos haciendo gorgoritos) y le tentó...la canción benéfica "pa los niños. Un futuro lleno de amor. Con 2... 

aquí tiramos de chill out a lo lighthouse family...y la cosa tiene delito también. Más que nada por las colaboraciones de colegas del Madrid Roberto Carlos, Savio, Raúl desubicado, porque lo suyo eran los Héroes...¡si hasta hay guitarrita Santanera de por medio! Una joyita aún menos conocida que su rival blaugrana... 
al final fue un futuro vacío de pelo


En fin, que el fútbol en los 90 molaba más. Hasta para hacer el ridículo. O dar el cante...



No hay comentarios:

Publicar un comentario