martes, 12 de mayo de 2015

Brothers in arms, a treinta años vista


Tarde o temprano llegara la reedicion por el 30 aniversario del disco de Dire Straits, una de esas que serán un must. Así que vamos a dar la opinión "ayatolesca" sobre un disco bastante polémico entre el rockerío.

A mí Brothers in arms me gusta. No es Making movies o love over gold, eso está claro, pero me parece superior al debut o a Communique. Le pasó factura el éxito, brutal, no en vanosigue siendo uno de los discos más vendidos de la historia y durante muchos años fue el número uno en cds vendidos y la saturación al final pasa factura y nos lleva a pasar de un extremo al otro. Del amor al odio hay un paso, dicen...pues he aquí  el caso más palmario. 

Pero hay muy buenos temas. So far away y sus arreglos de guitarra, la típica canción de amor/desamor sencilla que te acaba atrapando, money for nothing, aunque sea uno de sus temas m´as quemados, tiene esa intro matadora de Terry Williams y Knopfler, qué bien se complementaban estos dos...Walk of life sí que me cuesta asimilarla y ha envejecido peor...esos tinoninos tan famosos te ponen tan en guardia que the final countdown, pero the latest trick viene a continuaciión y lo compensa, otro de esos temas elegantes, saxo incluidos, marca de la casa que se apoderan de ti. Ride across the river es un tema que habría entrado en esos primeros discos... y brothers in arms, el tema, es descomunal, solo de guitarra incluido. De las tres o cuatro canciones básicas de la banda. Como veis no está nada mal. No es precisamente un disco maldito (o para maldecir)

Lo malo es que en cierto sentido mataría a la banda, no solamente para el público rockero  integrista,que encima fue sustituido por el ajeno al rock, ese que elige una banda para poder decir que oye de todo...sino que probablemente inspiró a Knopfler para acabar con el proyecto. Ahí está  esa larga pausa que siguió a la gira y después de on every street...el vacío, ya lo sabéis Pero no pensemos en el triste presente "Knopfleriano" y disfrutemos de brothers in arms sin complejos. Y a ver cómo y con qué  nos sorprenden con la reedición  



2 comentarios:

  1. me gusta mucho el primero mas que el brothers sin embargo me parece logica la elección del camino comercial del grupo e ley de vida y le salio excelente

    ResponderEliminar
  2. Es posible que como dices el exito le pasase factura, nunca he sido de los Dire Straits, pero es un buen disco, aunque a mi el único que realmente me puede es Making Movies.
    Salud.

    ResponderEliminar