domingo, 7 de junio de 2015

ea ea ea...David Coverdale se cabrea


Careto de " How the fuck... you dare!


Qué mal se ha tomado Coverdale las críticas a su último disco de versiones de Purple. Que quién es la gente para criticar su decisión, que como osamos, que no somos dignos...calma, calma hombre: como siempre ni tanto ni tan calvo ¿No David?

A mí el motivo que ha esgrimido, rendir un homenaje a Jon Lord a través de la serpiente, ya que Blackmore (o las brujas de su entorno) no quiso saber nada (qué novedad) me parece bien y me lo creo. Que la cosa haya quedado en un tributo heavy metal a Deep Purple con su voz, como hay muchos ya es harina de otro costal. En peores plazas hemos toreao...por ejemplo, con lo que hace la formación actual de Deep Purple con el innombrable Gillan. 

Lo peor de todo es esa...altanería de David Coverdale. Que sí, que altanería, chulería y David Coverdale deberían ir como sinónimos en un diccionario pero...no está en condiciones de mirar por encima del hombro, por muy leyenda que sea. 

Si me escuchara le diría que sus días de gloria han pasado hace mucho y se está paseando por el borde del abismo... un día de estos se cae y se va armar una buena. Y creo que no pocos músicos cercanos se lo han dicho y lamentablemente no ha echo caso No se puede no escuchar a nadie más allá del "yes sir, no sir" y si alguien te lleva la contraria echarlo de la banda. Me estoy acordando de Marco Mendoza, que le dijo que si creía que estaba en los tiempos de 1987 se estaba equivocando...y adiós Marco Mendoza, pobre hombre, todo un "currelas" del bajo... David, te puedes pegar una torta considerable...guarda tanta chulería un poco. Como cuando estabas en el Mark III, por cierto. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario