viernes, 14 de agosto de 2015

Caras inquietantes del glam rock, un top 5 particular


Pues sí...poco que objetar a un género que aupó a David Bowie o Mott The Hopple, claro. Incluso al vestuario, que aguanta mejor el paso del tiempo de lo que parece y a la ambigüedad calculada de alguos artistas...salvo que quieran parecer ambiguos y lo que queden es...raros, raros, raros. Vamos, que al verlos una vez más te quedes con una cara más o menos así: 

pues de menor a mayor grado de "impresionabilidad" estarían: 

Punky Meadows (Angel)

Vale que Angel son un poco posteriores y americanos, pero usaron una imagen totalmente glam, auspiciados por Kiss, que los vendieron como rivales (y ojo que como músicos eran bastante mejores que Simmons y cía) y desde luego en cuestión de caretos inquietantes, hay que mencionar a su guitarrista. Tanto fue el cachondeo con su ambigüedad que hasta Frank Zappa le dedicó una canción en la que confesaba que su batería se había enamorado de él...esos morrillos de besugo que ponía son indescriptibles. 


Rob Davis (Mud)

El guitarrista de Mud, los creadores de ese hit que todo el mundo debería bailar en un garito heavy si hubiera justicia y valor en el mundo, llevó lo del vestuario hasta extremos insospechados. Como disfrazarse de folklórica setentera española. Podía salir perfectamente de esta guisa en el corral de la Pacheca...

Jobriath




Que en paz descanse...la verdad es que se pasaron con la idea de ser el "Ziggy Stardust" americano, hasta el punto de parecer demasiado extravagante incluso para la época. 


Brian Eno (En Roxy Music)

 Ostras...el otrora gurú de la producción y la música ambient no entendió que siendo un inglés de cara alargada y tendente a la alopecia, tanto maquillaje podía no quedar bien...al menos mientras estuvo brevemente en la banda. Así Bryan Ferry parecía más elegante, claro....(aunque de su etapa con parche pirata también se podría hablar aquí...)


Steve Priest (the Sweet)


Mi "favorito" a muchos kilómetros de distancia de los demás. Ojo que the Sweet era un grupo curtido en el circuito de pubs, que su cantante Brian Connolly tenía un vozarrón y que poco se puede criticar de Ballroom Blitz o Fox on the run...pero tela con el guitarrista: pelirrojo, pecoso, con unos dientes muuy raros (las dentaduras de los ingleses dan para una tesis) y encantado de poner caras raras e inquietantes mirando directamente a la cámara (que causan sudores fríos ) y de disfrazarse de...lo que sea que lleva puesto en el clip de Ballroom Blitz...



2 comentarios:

  1. Lo de Steve Priest con el barco es muy fuerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. STEVE PRIEST ERA HERMOSISIMO Y SEXYYYYYYY A MILES DE KILOMETROS TANTO COMO BENJAMIN ORR Y MARION GOLD ¡HE DICHO!

    ResponderEliminar