domingo, 2 de agosto de 2015

pena de voces españolas...por una cosa u otra


Aquí también tenemos voces de esas que por un motivo u otro marcan época, que podrían servir de inspiración para nuevos cantantes...y por una razón u otra ya no lo son, en mi modesto entender: 


Germán Coppini

El santanderino no solo tuvo un papel en los primeros Siniestro Total fundamental, sino que grabó por su cuenta álbumes recomendables y sobre todo formó Golpes Bajos, donde su voz tan personal es fundamental para temas como malos tiempos para la lírica y sobre todo no mires a los ojos de la gente. Pero nunca pasó de músico de culto hasta su muerte. Todo lo contrario que la otra parte de Golpes Bajos, el dichoso Teo Cardalda




Gonzalo Alonso (Días de vino y rosas)

Gonzalo Alonso era el cantante de esta banda comandada por Juan Aguirre: pop rock melódico de calidad con una voz estilo "zaragozano" (hay que ver qué resultados da la cantera del Ebro) que merecía más recorrido. Pero en lugar de eso el éxito le fue esquivo y Aguirre emprendió un camino de no retorno en una banda que no merece ni de lejos tanto como estos Días de vino y rosas. 




Manolo Tena



El amigo Tena tiene el honor de haber estado en dos bandas fundamentales en el rock de este país, Cucharada y Alarma. En la que las dos deben mucho a su voz, personal y rasgada. Pero el éxito brutal de un trabajo como sangre española lo llevó por otros derroteros y en cierta manera a vivir de las rentas. Un pena si tenemos en cuenta que fue capaz de imprimirle personalidad a canciones como ésta. 



Morfi









Icono rockero noventero ("sin filosofía") pasó a ser el "Eddie Vedder" español al frente del Fantástico Hombre Bala a convertirse en un extraño cantante "moderniqui" para todos los públicos abusando de rimel negro en Skizoo y tirando de todos los clichés habidos y por haber. Una pena porque podía haber sido un buen frontman en otra línea. No hay más que volver a su disco debut. 


Tino Casal


Lo que habría podido llegar a hacer este hombre sino hubiera sido por aquel maldito accidente: quizás sería el gurú glam nacional, no hay más que ver lo bien que han funcionado siempre sus recopilatorios. Y además, hombreras aparte, tenía versatilidad para casi cualquier cosa con su voz. Para muestra un botón. 



Bunbury
  

Está claro que iba a mencionarlo. De acuerdo en que sigue en solitario marcando tendencia, pero no es el Bunbury que algunos querríamos ver y oír, el que absorbió a todos esos cantantes de la escena gótica como Astbury o Ian Sullivan y lo pasó por su propio tamiz para hacer hard rock además. En su gira con Héroes demostró que sigue siendo un frontman más que válido...



Luz Casal













Algo parecido al amigo Bunbury. Sigue demostrando que tiene una voz única (cuanto canta y de otra manera... cuando habla) pero su línea está alejada del rock desde hace mucho tiempo. Y desde luego si hay una voz de mujer que tenía que sonar en las ondas haciendo rock, yo votaría por ella. Aunque bueno, no se arrepiente de los viejos tiempos y sigue tocando en sus conciertos ¡Rufino! Pues bien por ella.



No hay comentarios:

Publicar un comentario