jueves, 13 de agosto de 2015

Sisters of Mercy first last and always: 30º aniversario..lo que fue, pudo ser y no fue





Si, el disco de la banda de Andrew Eldritch y entonces también de Gary Marx, Wayne Hussey y Craig Adams cumple treinta años y por supuesto tiene su edición especial por el aniversario, con boxset en vinilo y las habituales rarezas, aunque se le ha hecho publicidad un tanto de tapadillo. 

Como es un disco seminal, como se suele decir es una buena excusa para hablar de él, de lo que fue pudo ser y también no fue, que es la sensación que a mí me queda con este debut. Que siendo importante pudo ser mucho más. 

La banda había surgido en 1980 y había recorrido un camino muy largo hasta su debut en larga duración, apoyándose en singles que cada vez eran más exitosos. Al final, en el verano de 1984 empezaron a trabajar en lo que sería first last and always, con Wayne Hussey y Gary Marx componiendo los temas y Eldritch en la sombra, nunca mejor dicho. De hecho los problemas con el líder-tirano de la banda empezaron en cuanto pisó el estudio, porque enseguida empezó a ponerse ciego de anfetaminas, obligando nuevamente a Hussey y a Marx a tomar las riendas y componer los textos, en canciones que luego entrarían en sus primeros trabajos fuera de la banda, con the Mission y Ghost Dance. Porque con el control total de la banda, sería Andrew Eldritch el que pondría finalmente los textos a las canciones instrumentales que iban acumulando, lo que retrasó bastante el proceso de grabación. La segunda fase de la grabación ya sería un caos total, con Eldritch dando los primeros síntomas de no estar muy bien de la cabeza, algo que ya sería habitual: que siga arrastrándose todavía con unos supuestos Sisters of Mercy sin grabar nada nuevo desde 1990 (chúpate esa Axl Rose) es una de las cosas más tristes de este circo. En fin, en estos momentos el amigo no solo le estaba dando a las anfetas sino que era incapaz de dormir, sufría alucinaciones y llegó a estar...malnutrido. Le ingresaron en un hospital...y le dio un síncope...Así que el álbum volvió a retrasar su fecha de salida, para el año siguiente, el 85. Ahora fue Wayne Hussey el que tomó la dirección del grupo, componiendo temas que luego no se aprovecharían, como un serpent kiss que sería la primera grabación después de The Mission. Poco a poco las cosas se fueron reconduciendo, pero ya sin Gary Marx, fundador del grupo, que salió harto de que sus composiciones fueran ninguneadas. Y finalmente el disco salió en marzo de 1985

Wayne Hussey, Craig Adams y Andrew Eldritch en la breve gira del disco:
los dos primeros se marcharían para formar luego the Mission

Y es un buen disco con un Eldritch sacando partido a su voz cavernosa en el que se notan los arreglos y las voces de fondo de  Wayne Hussey (será porque me gusta the Mission y enseguida lo advierto) y hay pequeños clásicos, como walk away, no time to Cry, Marian...un pilar del rock gótico, sí, pero también un disco que se queda a medio camino. Si Marx o Hussey hubieran tenido más participación, acorde de sus esfuerzos...hoy hablaríamos de un verdadero clásico. A mí, personalmente me parece peor disco que Floodland o vision thing...y no digamos ya de  Gods own Medicine...


No hay comentarios:

Publicar un comentario