domingo, 13 de septiembre de 2015

Squeeze, la banda de Greenwich...y su meridiano














Squeeze está de vuelta con nuevo disco, con sus dos alma mater de siempre, Glenn Tilbrook y Chris Difford al frente y esa es una buena noticia...que pasará desapercibida. Como esta banda londinense que solo es conocida por su canción, totalmente "emeochentera", tempted. Y evidentemente hay mucho más. 

Surgidos a mediados de los setenta en Greenwich, al sur de  Londres, con el punk y el pub rock dándose de la mano, Squeeze acabaría fabricando un pop rock elegante, basado en lo que vivían en el Londres de su época, un poco como había hecho Ray  Davies en los Kinks una década antes. Junto a otro nombre conocido a la guitarra, Jools Holland (el del programa) y posteriormente con un Paul Carrack antes de formar parte de Mike and the Mechanics, facturaron discos notables, como
 cool for cats,

 que les daría sus primeros singles de éxito,la propia cool the cats y up the junction, Argibargy,

 que sería su coronación como banda y east side story,

 ya con Carrack a la guitarra y la voz, llena de canciones brillantes, coronadas por tempted que fue un exitazo, tanto que en esos momentos se les consideró como unos nuevos Lennon y McCartney, nada menos. Luego su estela se iría apagando, con idas y venidas, hasta que lo dejaron en 1998. Y ahora los tenemos de vuelta con Cradle to the crave, en el que esperemos que estén a la altura de su leyenda. Aunque dos tipos de talento como Tilbrook y Difford no parecen ser capaces de fallar. 

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario