domingo, 13 de septiembre de 2015

Willis Earl Beal: experimentando con el soul





Un personaje a descubrir este Willis Earl Beal. Desde luego su aspecto de rapero-gangsta (se da un aire al mítico Jazz del príncipe de Bel Air) llama a engaño, porque lo suyo es el soul, un género en el que ha intentado abarcar toda la gama de estilos. Y encima a lo "do it yourself" empezando con canciones caseras, que incluso componía por encargo, dejando su número de teléfono en estaciones, por se a alguien le interesaba Después de un par de trabajos reuniendo grabaciones caseras y un par de años accidentados, con divorcios, vagabundeo y detenciones policiales, llega su tercer disco, noctunes, el primero "profesional" formando parte de un sello. Un disco de soul puro, en el que Beal demuestra que es la penúltima sensación del género (está siendo un buen año para este género "hermano", desde luego, recordemos el discazo que se han cascado JJGrey and the Mofro) echando mano de una voz privilegiada, a lo Otis Redding (hacer esos falsettos y salir bien parado del intento no es cosa fácil) sin mucha instrumentación alrededor. Muy nocturno y con carácter confesional, de esos que me gustan a mí, tocando fondo con muchos rayos y azufre, los sube y bajas, la búsqueda de redención y esperanza...todo muy soul por otra parte. Y eso sí, hecho con maestría, en mayúsculas, por un tipo con talento.Un placer descubrir a un artista notable. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario