sábado, 31 de octubre de 2015

Gigatrón: Charly Glamour está (y sigue) como las maracas de Machín


" Surfin Valencia"

Gigatrón está de gira presentando mar de cuernos...diez años después (Caray, ya han pasado diez años...) y su líder y alma máter Charly sigue en el mismo plan que siempre...haciendo una parodia del jebi que a veces no parece parodia... y totalmente desfasado. Hay veces en que me pregunto si el hombre detrás del "mito" no está, para bien, un poco tocado del ala de verdad, aparte de tener el paquete hipertrofiado, según confesión propia. Porque algunas de sus canciones siguen teniendo "tela"...hay veces en que pienso que la confesión que hace en su biografía de que no ha estado un minuto sobrio en treinta años...puede que sea cierta y todo. Si no uno no se explica cosas como...




Tremendo ¡Spiz metal a tope! esa es la frase que a veces se me ha escapado cuando he acabado en algún garito jebi de esos que siguen igual veinticinco años después (mobiliario y parroquianos) y ha sonado algún tema de ritmo parecido. Y es que la mezcla de agudos y gritos varoniles de Charly no tienen precio. 


Para qué cantar en inglés "fino" si se puede mezclar a Brian Johnson con el clásico guachi guachi del fan hispano...




Todo lo que apuntaron en su debut se plasmó en Mar de Cuernos, un disco que navega por la (parodia) de todos los géneros del metal y pone además los puntos sobre las íes con temas sociales...como éste: Charly adiestra en plan señor Miyagi a una promesa heavy y le sale un moderniqui. No somos nadie


¡Funky metal!



¡Y rock andaluz con ribetes "calós"!la facilidad para travestirse vocalmente del amigo Charly también es para tener en cuenta. No hay mejor ejemplo que esta canción, donde parece que ha entrado en el cuerpo de Manolo Martínez de Medina Azahara...


El hittrashit, el disco de "versiones" de otros "robadas" a Gigatrón también tiene su miga...especialmente este "carry on" de Manowar que suena tan épico como el original (y cachondo, que es lo que le falta a Joey DiMaggio y sus compinches aceitosos) Esos "chuta,chuta" del final son impagables. 

 

Y por último la prueba de que Charly sigue como las maracas de machín en su último disco...¿un villancico heavy celta?

Charly, tiene usted que hacérselo mirar... pero no cambie nunca ¡rock n roll épico húmedo y lírico!



No hay comentarios:

Publicar un comentario