domingo, 15 de noviembre de 2015

Son Volt: 20 años de Trace



Otro disco de aniversario con su consabida reedición: el debut de Jay Farrar después de que uncle Tupelo se separaran. 

En 1995 todo parecía indicar que de una gran banda iban a salir dos grandes bandas, en plan espora: Farrar al frente de Son Volt y los Wilco de Jeff Tweedy que ese año sacaron A.M, un disco de americana muy fresco. Luego no sería así. Wilco sería, algunas veces para bien y otras para mal, otra cosa y los discos de Son Volt después de Trace no fueron lo mismo. Pero centrémonos en el disco. 

Aquí está el mejor Farrar, ese cantante de voz profunda que se deja los huevos en cada tema y que aquí además echa mano de guitarras abrasivas, tan del momento, como en drown, el single que tuvo cierta repercusión, aunque en canciones acústicas como tear stained eye o windfall también echa el resto para bien. Mucha intensidad también en los temas: libertad, desencanto... una ruptura de un grupo acaba inspirando tanto como la de una pareja, parece. Además Rhino, que es quién reedita el disco, ha echado el resto y la reedición tiene hasta 37 temas, entre las demos del disco y un concierto del 96 presentando el disco llamado bottom line en el que Farrar y cía, que en intensidad en directo nunca han fallado, parece que lo bordan. 





2 comentarios:

  1. Un discazo. Me mola eso que dices de que Farrar se deja los huevos en cada tema. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando le oigo en life worth livin...no se me ocurre mejor manera de definirlo

      Eliminar