sábado, 26 de septiembre de 2015

Los "auténticos" The Hollywood Vampires


Como ya sabréis, Alice Cooper se ha montado un supergrupo con Johnny Depp, Joe  Perry y tres cuartos de Guns n roses, para marcarse versiones, que está funcionando bien. Pues el nombre no lo ha escogido precisamente por casualidad, sino como homenaje a un club de los buenos viejos tiempos al que pertenecía como presentadores...un club de bebedores. Y no de zumos precisamente... es algo que ha contado tropecientas mil veces en las entrevistas, ya sabéis que es casi el abuelo cebolleta del rock...pero si no estáis tan acostumbrados a leer Popular 1 por ejemplo, aquí os presento a los "auténticos" Hollywood Vampires.  

Estamos en los Ángeles en los primeros setenta, el Alice Cooper Group esta en su momento de máxima popularidad y su líder se codea con las estrellas del rock del momento, con las que sale cada noche a uno de los clubes míticos de la ciudad, el Rainbow. A fuerza de beber, se les ocurre fundar un club...pues para beber a ver quién era el que más aguantaba. El line-up (o alineación) no estaba nada mal: Bernie Taupin (sin Elton John) Harry Nilsson, Micky Dolenz de los Monkees, John Lennon a punto de entran en el fin de semana perdido (aunque ya iba muy perdido, las que se cogía el ex beatle) y Ringo Starr. Con la colaboración "estelar" de Keith Moon, que en esa época se había instalado en California, espiaba a la mujer de  Steve McQueen que era su vecina y estaba más desmadrado que todos los demás juntos, vistiéndose de Hitler o apareciendo en pelotas. En fin, menudas  montarían estos fenómenos, madre mía... 




Algunos invitados ocasionales al club también son dignos de mencionar...Marc Bolan, Keith Emerson...no está nada mal. Por cierto que fuera lo que fuera lo que bebieran, debía ser como la poción mágica de Astérix...más o menos coincidiendo con su estancia en el club, Cooper grabó school´s out, Lennon le daba vueltas a Mind Games, T Rex the slider con canciones como metal guru o telegram sam...casi nada 



Por cierto que volviendo al grupo, parece que la acogida tan buena del disco hará que tenga una continuación y han tocado en el live in Rio...que sigue existiendo, vaya...y que vuelve a ser en Río...


viernes, 25 de septiembre de 2015

ellas también eran guerreras: mujeres del rock olvidadas...o casi


Que también las hay. Más de una y de dos...como por ejemplo:

Fanny

days of just washed faces

Auténticas pioneras de grupos de rock formado solo por mujeres, algo que en los sesenta era muy raro, salvo si tocaban en top less  (suena fatal, pero al parecer así empezaron los primeros grupos de chicas) todo empezó a cambiar gracias a estas cuatro chicas, que empezaron a grabar en 1970, consiguiendo algún éxito menor y abriendo para Slade o Humble Pie, por lo que se hicieron muy populares en el Reino Unido, en plena explosión glam. Pero se separaron en el peor momento y el tiempo las ha relegado a un discretísimo segundo plano. Aún así tienen sus cuatro discos reeditados y Bowie en persona las ha reivindicado...





Jackie Fox

La Runaway menos conocida. Si digo Lita Ford o Joan Jett no hace falta dessir nada más, como apostillaría Bernardo Schuster...si digo Cherry Curie o Sandy West, aunque menos, también sabéis quienes son, pero nadie se acuerda de la pobre Jackie, su bajista...y la más guapa de todas, por cierto. Pero que muy guapa...bueno, de acuerdo, aquí eso es secundario. Aunque vestirse de choni y maquearse tanto y salir bien parada (no como alguna de sus compañeras) también tiene su mérito. Después de salir de la banda, se fue desligando del mundo de la música, por ejemplo no quiso que su nombre apareciera en el biopic de las Runaways (la bajista es inventada) por cierto, se graduó en Harvard con Obama de compañero y habla cuatro idiomas. Quién lo habría dicho en los early days de la banda...





The Go go´s

Y claro, al hablar de las Runaways tengo que hacerlo de las Go go´s, menos recordadas, sobre todo aquí Y sin embargo fueron tan punk rock como sus "primas" y evolucionaron hasta la new wave, donde fueron unas pioneras y tuvieron un éxito fenomenal. Quizás cuando Belinda Carlisle (debilidad personal, ya lo sabéis) se tuneó en superventas pop les quitó ese reconocimiento y el aura "legendaria", quién sabe. Pero ahí están para la posteridad...



Nancy Wilson (Heart)














Aquí estamos hablando de probablemente la primera guitar hero femenina...y no acaba de ser reconocida como tal. En los setenta estaba en un segundo plano detrás de su hermana...y ahora también (no seáis malos pensando que con lo que ocupa la pobre Ann es algo normal) pero ahí están Barracuda, Crazy on you, la etapa ochentera compitiendo con Lita Ford...y todavía sabe como emocionar a los mismísimos Zeppelin: 


Chrissy Amphlett (Divynls)

La versión femenina de Angus Young...por australiana, por empezar haciendo hard rock y por ir de uniforme en el escenario. Toda una pionera en su país, que sin embargo no es muy conocida, salvo por la canción I touch myself...que fue un pelotazo y que habla de lo que dice el título, sí. No tuvo suerte y hace dos años se la llevó un cáncer de mama. 



Vickie y Debbie Peterson (Bangles)


Siempre asociamos Bangles a Susanna Hoffs (olé, por cierto) y al bailecito egipcio, pero ahí están las dos hermanas, fundadoras con ella de la banda. Capaces de hacer garage, pop y folk. Ahí está su fantástica versión de Simon and Garfunkel, en el que buena parte del mérito es de las dos hermanas, desde luego. 




Jan Kuehnemund (Vixen)


Al igual que la cantante de Divynls, la guitarrista de Vixen también falleció de un maldito cáncer. Fundadora de la banda con Janet Garner, la cantante, fue de las pocas mujeres de la escena angelina, de la que formaron parte bastante antes de su debut. Era una guitarrista con mucho talento, quizás la mejor del grupo, aunque quizás se equivocó al seguir en solitario con el nombre de la banda tantos años. 













jueves, 24 de septiembre de 2015

"podium" de serie "rockera" por excelencia


No me refiero a una serie con el rock o rockeros como protagonista (que entonces ganaría the young ones con su abracadabrante versión de bohemian rhapsody) sino a una serie convencional en la que la banda sonora esté trufada de rock y guiños al género. Fuera del cajón se quedaría Búscate la vida... 


Serie de culto y añoradísima (aunque admito que yo sí la vi cuando la pasaron en Canal + y no le pillé el punto, como a Doctor en Alaska) este artículo de jotdown me ha convencido para darle la medalla de bronce búscate la vida, los grandes éxitos de Chris Peterson por supuesto, con REM y stand en la cabecera (aquí descubrí la canción...y en el videoclip que Michael Stipe llegó a tener no solo pelo sino hasta melenillas)  pero a medida que veáis la serie, os encontraréis con guiños a Harry Chapin, Cream, Depeche Mode, Sly and the family stone o the Go go´s, con variedad de temazos de otros estilos...no pinta mal, no. 






Pero en el top tres estarían... el Coche Fantástico  
declaración de intenciones

y es que hay vida más allá de su intro "protoelectrónica"...Michael en su primer viaje con Kitt pone a los Eagles y Fleetwood Mac, por supuesto en casette...toda una declaración de intenciones. Y en viajes posteriores lo hace con John Mellencamp, Men at Work, John Hiatt, Pat Benatar...y Rick Springfield. Por no hablar del alucinante episodio en el que David Hasselhoff cuela en la trama canciones de su debut para hacers promoción de su disco debut algo...inolvidable) 

Que Elvis Costello se haya quedado de pie no me parece casualidad...
Los Simpson ocuparian el segundo puesto. Cada dos por tres sonará en mitad de la serie un "hit"...y es que Homer es fan declarado del classic rock y por Springfield pasa todo qüisqui, ya quisiéramos en la piel de toro que se dejaran caer como en la serie U2, Aerosmith, Red Hot Chili Peppers, todos los Beatles salvo Lennon, Spinal Tap. los Ramones, The Who derribando una especie de muro de Berlín en Springfield...por no hablar de dos capítulos ya míticos con Homer haciendo de hombre bala en un festival itinerante o cuando se monta un campamento rock con grandes estrellas. Una delicia para disfrutar en la emisión en bucle que tenemos en España de la serie...bueno, solo de los episodios antiguos. 






Pero el puesto de honor es para...Corrupción en Miami. No es solamente que un personaje como Sonny Crockett sea puro rock and roll (ferrari testarrossa, yate y caimán que se llama Elvis, no hace falta decir nada más) sino que cada dos por tres suena rock en la serie, más incluso que en los Simpson. De hecho, lo primero que se escucha en el episodio piloto es Miss you de los Stones...por no hablar de que en su momento, al ser la serie del momento, todo el mundo quiso aparecer en la serie, incluyendo no pocos músicos. Así que nos encontraremos al revisarla con Glenn Frey (que también aporta este temazo y momentazo a la serie 
 )  Gene Simmons (haciendo de malo, claro) Frankie Valli, Phil Collins (el tío estaba en todas partes, vaya) Ted Nugent, Leonard Cohen (¡un agente de interpol!)  Frank Zappa, Laurence Fishburne, Isaac Hayes, Sheena Easton...¡Hasta sale Frank Stallone! un motivo más para volver a ver una serie que aún con exceso de estética ochentera se adelantó a su tiempo...no tenéis más que ver la reciente Narcos...






sábado, 19 de septiembre de 2015

cuando crecemos se nos muere el corazón: 1985, el club de los cinco y...mucho AOR de fondo



Un post de abuelo cebolleta (en ciernes...y quejica)

La frase lapidaria pertenece a la película de John Hughes, que por cierto cumple la friolera de treinta años este 2015...y al leerla el otro día me dio por pensar que desde luego el cine, por lo menos el Hollywoodiense, ha crecido y se le está muriendo el corazón...como diría un carca: ya no se hacen películas como el club de los cinco...ni aparecen canciones en las películas como en mil novecientos ochenta y cinco. 

Si cogiéramos el Delorean y viajáramos treinta años atrás (caray, iríamos al estreno de la película) nos quedaríamos pasmados con la cartelera americana y por ende de todo el mundo: por las películas y las canciones...voy a mencionar de pasada las más conocidas, ese the power of love con Marty McFly dándose un garbeo en monopatín, a Cindy Lauper cerrando los Goonies o a Tina Turner colando un tema aprovechando que era la reina de la cúpula del trueno. Pero es que, además encontrábamos: 


a Sarah Jessica Parker compitiendo por ser bailarina  con Aor de fondo...¡sí, había películas para "chicas" parecidas  las de "para chicos" ! 

a Michael J Fox intentando destacar en baloncesto y en el resto de las cosas, sin ser peludo...con aor de fondo,,,


A casi todos los chicos del club de los cinco, ahora en la Universidad, yendo a ver a John Parr en el punto de encuentro...más aor de fondo


Por supuesto, a Stallone insertando un videoclip de Robert Tepper en mitad de Rocky  IV, antes de hacer apología del deporte limpio y la perestroika y meter más aor de fondo...



Y por supuesto, a nuestros cinco castigados favoritos dejándose llevar...¡con aor de fondo! 

En fin, por supuesto treinta años después no encuentras ningún momento parecido en alguna de las películas de estreno...y es una pena no salir con esa sensación de euforia que deja un tema Aor "prototipo", de lo que iban sobrados al parecer a mediado de los ochenta...en parte John Hughes tenía razón al escribir su frase lapidaria... 

Como le escribieron a Simple Minds...don´t you forget about AOR...




Postdata: 

y ya no se hacen chistes tan buenos tampoco...:

 




viernes, 18 de septiembre de 2015

lo mejor de the Faces 1970-1975 you can make me dance, sing or anything



The Faces están de vuelta, con Rod Stewart, Ron Wood y Kenney Jones uniendo fuerzas para un concierto y la publicación de una boxset (¡otra más! y solo estamos en septiembre...) con sus cuatro discos de estudio.
The Faces 2015
 Como en el mercado ya hay otra caja, five guys walk into a bar, de hace tiempo (que tuvo muy buena acogida) hay que "destriparla" para ver las diferencias con esta última, que las hay. Y you can make me dance, sing or anything tiene sus puntos. Como por ejemplo, unas versiones en directo del clásico love in vain y del Jealous guy lennoniano en 1972, en el mejor momento de la banda (Stewart se podía permitir versionar cualquier cosa y que sonara a gloria, desde luego) y todo un quinto disco dedicado a singles, con otra versión de lujo de un beatle, nada menos que Maybe I´m amazed, I wish it would rain o You can make me dance sing or anything...más las habituales tomas alternativas, ensayos, demos y sesiones para la BBC que suelen acompañar como bonus a estos discos clásicos. Y por supuesto Stay with me, Borstal boys, Flying o Debris, que todos sabemos que los Faces no son moco de pavo... 

 




En fin, si no conocéis tanto a la banda, que casos hay (La permanente de Rod Stewart es alargada) ya tenéis un nuevo regalo que pedir a los Reyes Magos o sugerirlo si alguien os pregunta por los Faces. Eso sí, para completistas, mejor esa mítica five guys walk into a bar


Sean Taylor: the only good addiction is love




Buen título... tomado de una frase del ex presidente uruguayo Múgica (y algo cierto, aunque también están las juanolas de regaliz) Otro muy buen disco recién salido del horno este septiembre: este año es el mes en el que me "reconcilio" con la música. 

Sean Taylor es un singer songwriter británico de esos que hacen pocas concesiones, un poco en la línea (salvando las diferencias) que marca Chuck Ragan, que ya lleva una carrera bastante sólida a sus espaldas, pero que ha alcanzado su cenit con este disco. Basándose en el pensamiento de qué nos inspira y por qué, usando a personajes admirados por él como Lorca Kerouac o Yeats, pero también Don Wilson, el del poder del perro. Puede sonar a cultureta...pero no lo es...francamente, si fuera así no lo elogiaría tanto aquí. Taylor da una lección como compositor y como guitarrista, en un álbum variado y muy rico. Hasta hay ecos del Van Morrison que más mola, el de Astral Weeks o moondance...

Crónica de la revista Mojo para "reforzar" mi opinión


jueves, 17 de septiembre de 2015

Wynntown Marshals: the end of the golden age...no, no es el final...



Qué bueno es que una banda prometedora, por fin, después de un par de discos de un paso adelante y saque un álbum que marque la diferencia...últimamente no ocurre mucho: o bien se saca un debut fantástico y todo lo que viene después (con una larga pausa) pierde intensidad o se quedan en aguas de borrajas y en tierra de nadie. Menos mal que no ha pasado con estos escoceses

Practicantes de un rock americano de raíces, aunque sean de Edimburgo (y no son los únicos, recordemos que casi hay una escena de bandas,con Danny and the Champions of the World a la cabeza) en su cuarto disco, este the end of the golden age han dado ese paso adelante, grabando un disco basado, otra vez, en rendirse a la evidencia después de una ruptura. Apoyándose en la voz del cantante Keith Benzie, que sabe reflejar un punto de derrota y con ecos en cuanto a sonido de los Jayhawks o Blue Rodeo, hablando de tiempos mejores, pérdida de referencias, tratar de mantener lo que se tiene...y su punto de optimismo, no creáis: "mira al cielo chico y no pierdas tu capacidad de asombrarte" dicen en el tema "The Girl on the hill" 

The end of the golden age está recibiendo muy buenas críticas y es posible que den el salto, por lo menos a Europa y dejen de ser un grupo para minorías. Ojalá. Currárselo, se lo han currado. 






David Bowie recalls five years: 1969-1973



El Duque Blanco ha vuelto a la vida y a falta de material nuevo va tirando de archivo, lo que no está mal del todo. Ahora se descuelga con una boxset llamada five years 69-73 que recoge los álbumes de ese período, con él convertido en gran estrella del glam rock más el live in Santa Mónica que saldría en los ochenta. Y  la caja de 12 discos tiene sus joyitas al parecer, como una versión alternativa de "all the madmen" sacada como single, otra de John I´m only dancing a base de saxofón, round and round de Chuck Berry grabada en las sesiones de Ziggy Stardust... Nada nuevo bajo el sol, pero sí muy recomendable ¡Bueno toda esa década de Bowie lo es! Para completistas y/o regalo de reyes magos ¡pronto empezamos este año con las golosinas! 



domingo, 13 de septiembre de 2015

Willis Earl Beal: experimentando con el soul





Un personaje a descubrir este Willis Earl Beal. Desde luego su aspecto de rapero-gangsta (se da un aire al mítico Jazz del príncipe de Bel Air) llama a engaño, porque lo suyo es el soul, un género en el que ha intentado abarcar toda la gama de estilos. Y encima a lo "do it yourself" empezando con canciones caseras, que incluso componía por encargo, dejando su número de teléfono en estaciones, por se a alguien le interesaba Después de un par de trabajos reuniendo grabaciones caseras y un par de años accidentados, con divorcios, vagabundeo y detenciones policiales, llega su tercer disco, noctunes, el primero "profesional" formando parte de un sello. Un disco de soul puro, en el que Beal demuestra que es la penúltima sensación del género (está siendo un buen año para este género "hermano", desde luego, recordemos el discazo que se han cascado JJGrey and the Mofro) echando mano de una voz privilegiada, a lo Otis Redding (hacer esos falsettos y salir bien parado del intento no es cosa fácil) sin mucha instrumentación alrededor. Muy nocturno y con carácter confesional, de esos que me gustan a mí, tocando fondo con muchos rayos y azufre, los sube y bajas, la búsqueda de redención y esperanza...todo muy soul por otra parte. Y eso sí, hecho con maestría, en mayúsculas, por un tipo con talento.Un placer descubrir a un artista notable. 







Squeeze, la banda de Greenwich...y su meridiano














Squeeze está de vuelta con nuevo disco, con sus dos alma mater de siempre, Glenn Tilbrook y Chris Difford al frente y esa es una buena noticia...que pasará desapercibida. Como esta banda londinense que solo es conocida por su canción, totalmente "emeochentera", tempted. Y evidentemente hay mucho más. 

Surgidos a mediados de los setenta en Greenwich, al sur de  Londres, con el punk y el pub rock dándose de la mano, Squeeze acabaría fabricando un pop rock elegante, basado en lo que vivían en el Londres de su época, un poco como había hecho Ray  Davies en los Kinks una década antes. Junto a otro nombre conocido a la guitarra, Jools Holland (el del programa) y posteriormente con un Paul Carrack antes de formar parte de Mike and the Mechanics, facturaron discos notables, como
 cool for cats,

 que les daría sus primeros singles de éxito,la propia cool the cats y up the junction, Argibargy,

 que sería su coronación como banda y east side story,

 ya con Carrack a la guitarra y la voz, llena de canciones brillantes, coronadas por tempted que fue un exitazo, tanto que en esos momentos se les consideró como unos nuevos Lennon y McCartney, nada menos. Luego su estela se iría apagando, con idas y venidas, hasta que lo dejaron en 1998. Y ahora los tenemos de vuelta con Cradle to the crave, en el que esperemos que estén a la altura de su leyenda. Aunque dos tipos de talento como Tilbrook y Difford no parecen ser capaces de fallar. 

 



jueves, 10 de septiembre de 2015

El declive de la civilización occidental II: Los años del metal



Las reediciones están de moda, oiga...esta es otra de ellas. Por primera vez en dvd, un hito de la escena hardrockera ochentera: el declive de la civilización occidental, segunda parte. Metal, laca y party all night long. 

"Nena, que mal me he hecho hoy las uñas..."
Penélope Spheeris, su directora, ya había firmado una primera parte dedicada al punk rock angelino que hoy es un verdadero documento histórico (como éste, aunque sea de manera involuntaria) y aún haría una tercera parte, con la escena noventera, más prescindible. Pero la joya de la corona es este the metal years, por la mala leche con que lo hizo (no hay más que ver el título de la serie) y el tono cómico que tiene casi todo el documental. 

Porque Spheeris sí era fan del punk rock, pero se había acercado a la escena angelina más neutral, porque su hija estaba liada con no sé quién y al asomarse la cosa no le debió gustar o le parecería ridícula, porque se aplicó a fondo en sacar todos los vicios y estereotipos de sunset strip...cuando yo lo vi en la tv, grabado a altas horas de la madrugada, pensaba, infeliz de mí, que hablaría de Aerosmith o Alice Cooper (el teletexto lo vendía así) con todo lujo de detalles, eran esos años pre internet (que sí, existieron) y al poner el vhs (esto está quedando un tanto vintage, sí)...vaya sorpresa. 

Porque Alice Cooper o gente como Lemmy ("si el rock le molesta a tus padres, vas bien" suelta el tío todo ufano al principio) salen, pero poco...en esos años ya sabían bien donde se movían y esta Penélope Spheeris no los iba a torear...así que la cinta se centra en desconocidos y rockstars pasados de vuelta que no se dieron cuenta de la imagen que iban a dar...con momentos "memorables": Paul Stanley bolinga en la cama rodeado de  señoritas, evidentemente contratadas, Ozzy con unas pintas horrendas con un tembleque tremendo (aunque la famosa escena del zumo es un montaje, bastante cutre) Steven Tyler confesando que se ha esnifado Perú enterito...Chris Holmes, el de Wasp, en una piscina, también borracho, con su propia madre detrás, en una escena delirante (y casi dramática) echándose vodka por la cabeza y diciendo que lleva agujeros en los pantalones para que los pedos le salgan bien del culo, Y claro, los "mataos", los que no alcanzaron  fama y gloria 
No me explico por qué 
(estamos en 1988 y la escena angelina todavía está en pleno apogeo, con multitud de grupos), que tienen aquí su lugar para la historia.
Las mujeres y los niños, con el mullet primero
 Los del "Russian winter" con su cutre quema de bandera, el tolay en plan rockstar que declara que las chicas que van a su casa mejor que lleven un bolsa con la comida...esos míticos y pelanas Ou Ou ou Odin...un no parar de escenas "shockeantes" durante más de hora y media...

Si aún no lo habéis visto o queréis atesorarlo para la posteridad, he aquí el momento adecuado. Aunque no sé si podréis verlo con otra intención que no sea la de echaros unas risas...en ese caso, tenéis la diversión asegurada. 






   
"¿Tiene un cigarrito, tío moñaaaas?"

Paul McCartney: Tug of war reeditado














Macca reedita el dos de octubre un par de sus trabajos ochenteros y voy a defender uno de ellos, que sin ser la caña de España (o de Inglaterra) no está tan mal y si no os habéis decidido a darle un tiento, este es el momento: Tug of war. 

Esos primeros ochenta, que culminaron en este disco no fueron fáciles para el ex Beatle, con su famoso arresto japonés, la muerte de Lennon, la disolución de los Wings, que su McCartney 2 (Recordemos el flipante vídeo de coming up) no fuera bien recibido del todo...a lo mejor por eso volvió en algo el genio, aunque fuera de manera breve, antes de entrar en una espiral desconcertante hasta que sacó flowers in the dirt. Él mismo dice que este disco es verdaderamente el primero en solitario, que los dos que llevan su apellido son más experimentales...También volvió a contar con George Martin en la producción
"Yeah George, good idea"
 y eso también es un punto a favor...igual que Ringo a la batería. Y bueno, hablando de las canciones, aquí tenemos la propia tug of war, acústica y orquesta, esa delicia pop que es take it away, el sentido y notable homenaje a Lennon de here today, Wanderlust, otro de esos temas que solo puede firmar McCartney...y bueno, sí, Ebony and Ivory en el que lo mejor, lo vamos a dejar ahí, es la buena intención de la canción...
Stevie Wonder y Macca listos para ciscarse
 en sus propias leyendas
en fin, en octubre tendréis esta reedición, junto con el siguiente, pipes of peace (con éste ya no atrevo, francamente...)




Give Tug of war a chance




domingo, 6 de septiembre de 2015

las otras innovaciones en la guitarra eléctrica

No voy a hablar de riffs, solos de leyenda, velocidad...sino de otras cosas, que se ven menos pero que han ayudado a agrandar la leyenda del instrumento....




Link  Wray y la distorsión

No fue el primero en emplearla, pero sí quizás, como guitar hero de primera época, el primero en popularizar el recurso, gracias al tema Rumble: 

Qué inspiro a Pete Townshend, Jimmy Page, Jeff Beck, Neil Young o Dave Davies. Y hablando del pequeño de los Davies, este también sería pionero inventándose el que algunos consideran el primer riff de hard rock, el de You really got me...acompañando al piano de su hermano Ray y cortando en los botones del ampli para conseguir el sonido


En el post anterior hablaba de Keith Richards y él también aportó más allá de su facilidad para los riffs (no en vano le llaman el Riff humano) el popularizar las "stompbox" units, con otro tema que no necesita presentación






No contento con esto, mano a mano con Mick Taylor popularizó el efecto tremolo, una variación rápida de las notas, en otro tema mitiquísimo: 





Y en cuestión de pedales, como en tantas cosas, hubo un antes y un después de Jimi Hendrix y temas como éste: 




Tony Iommi  es  un nombre fundamental para el heavy metal, por el riff y por el sonido pura y literalmente metálico, experimentando con los efectos: 




Y habando de efectos, hay que saltar a los setenta para encontrar cosas como el flanger, popularizadas por





Y sí, por ese tema tan corto al que el rock ha acabado por deber tanto:






sábado, 5 de septiembre de 2015

Keith Richards: su satánica majestad al servicio de otros


Para celebrar el disco en solitario del stone voy a comentar un apartado poco conocido suyo: las apariciones como invitado en discos de otros artistas. Algo que ha hecho bastante más a menudo de lo que se cree, así que he hecho una selección con los que creo más interesantes...me dejo el hail hail rock n roll que es un proyecto impulsado por él y su etapa con el dichoso reggae...


A finales de los sesenta Preston estaba en Apple, el sello beatle y no solo se codeaba con estos en las sesiones de let it be, sino que "fichaba" a todo un Rolling Stone para su disco en solitario. Keith Richards ponía...el bajo a su servicio, igual que lo hacían George Harrison, Ginger Baker o Clapton. Casi nada. 



A mediados de los setenta el padrino del blues británico intentó volver al candelabro con una versión stoniana, no en vano habían sido sus pupilos y protegidos y Richards no dudó en ayudarle volviendo a grabar el mítico tema. La lista de músicos participantes, como podéis ver en portada, impresiona. 




Qué sorpresa ¿Eh? que Ron Wood entrara en los Stones se debe en buena parte a la amistad que le unía a Richards, que tocó en sus dos primeros álbumes y hasta en alguna ocasión se subió al escenario con los Faces.




John Phillips, el peculiar cerebro de the Mamas and the Papas, grabó en los setenta un álbum, pay pack and follow que se quedó en un cajón hasta el 2001 en el que nuestro hombre no solo tocaba sino que también compartía las labores de producción. 




El teclista, después de girar con los Stones con some girls, también contó con Richards en un álbum en solitario suyo, en el tema truly:




El genio de Pomona y Richards deben ser buenos amigos, porque es uno de los músicos con los que el Stone más ha colaborado. Por supuesto, en el mítico Rain dogs, en un duelo de "perros callejeros"  en dos temas, luego en bone machine y por último en hasta cuatro temas del último trabajo de Waits, bad as me


La leyenda del soul también grabó un tema stoniano a mediados de los ochenta (lo que se deduce de la portada) y ahí estaba de nuevo nuestro amigo...con Whoopi Goldberg de tapadillo




Los Stones ya conocían a King desde hacía tiempo y en 1997 Richards cumplió con el título del disco para apoyar a  la leyenda




 Otra de la familia "Stone" en la que casi era obligado la colaboración...con  Marianne Faithful parece que se lleva muy bien (mejor que con Jagger) y en este disco de duetos Richards aparece el tema  sing me back home. Antes también había grabado con ella una versión de Patti Smith.






Y por último, otra leyenda. Jerry Lee se rodeó de un montón de invitados para este último disco y ahí tenemos también al amigo Keith, volviendo a otro tema stoniano. No era la primera vez que trabajaban juntos: en el 2006 ya se habían marcado otro dúo en el disco del Killer last man standing