domingo, 3 de enero de 2016

We are Twisted f***ing sister, documental y días de gloria

A Dee Snider parece que le quema la laca de uñas, sí

Uno de los primeros documentales musicales que será un "must" obligado es we are Twisted f***ing sister, que pone el broche final a la carrera de la banda de Dee Snider que se ha despedido en una gira de despedida en este 2015 (parece que van en serio, no como Scorpions) El documental se estrena a finales de septiembre y recorrerá efectivamente los treinta años que con sus parones ha durado la historia de la banda. 

Me parece interesante más allá de los fans más acérrimos porque toca una etapa curiosa, un par de años en que fueron probablemente la banda heavy más famosa del mundo y la más polémica. Contra todo pronóstico, los tiempos de you can´t stop rock n roll y stay hungry. 

Y digo contra todo pronóstico porque eran un grupo glam con conexiones punk que había llegado al heavy poco a poco y que con su imagen, pintados a lo travelo (podrían haberse colado en el bando de las "chicas" del videoclip de dead ringer for love) y con un par de miembros complicados, como el bajista "Animal" Mendoza que no salía el tío a escena sin su machete al cinto...pero gracias, eso creo yo, a un tipo muy inteligente como  Dee Snider consiguieron tocar el cielo a base de mucho trabajo. Y porque la verdad es que eran una apisonadora. No hay más que verlos batirse el cobre en el mítico Monsters of rock del 82.




Con you can´t stop rock n roll apuntaron las bases de su éxito, gracias al primero de sus videoclips clásicos, el de la propia you can´t stop rock n roll, que ya apostaba por su imagen impactante de tipos duros (y de verdad) pintados como puertas y con cierto cachondeo, que directamente les puso en lo más alto cuando grabaron los dos siguientes para promocionar stay hungry, los míticos I wanna rock y we are not gonna take it (que todos conocemos en España como güevos con aceite) que ya los pusieron en la estratosfera. .no me extraña que la chavalería metalera se volviera loco con ellos. Ahí tenías a esos tipos con una pinta alucinante dándole su merecido a un padre y un profesor fascistoides...el resultado fueron dos millones de copias del disco y que Twisted Sister fueran al fin la banda número uno del heavy. 



Y esa fama iba a dar lugar a cosas curiosas, sobre todo vistas hoy: polémicas con Manowar en la prensa musical, con una batalla de bandas organizada (a la que Twister Sister sí se presentó) y sobre todo su historia con el comité de Tipper Gore que implantó lo del parental advisory y para los que la banda se convirtió en el enemigo público número uno. Tanto que Dee Snider compareció en una sesión atómica ante ese comité para testificar en contra, donde se marcó un brillante discurso cuando menos los esperaban y le soltó una buena puya al dichoso Al Gore, cuando no iba todavía de ecologista guay. El mismo lo contó con detalle en esta entrevista para otro documental: 


 Y eso sin mencionar el apoyo que recibió de...John Denver (sí, ese John Denver) que también testificó...aunque al final el comité se salió con la suya, consiguió hace una lista de artistas "proscritos" con ellos a la cabeza. Ahí empezó el declive de los Sister, que se pegaron una buena con su siguiente disco, aunque contaran con un montón de colaboradores para su tema y clip estrella, be cruel to your school como Alice Cooper, Billy Joel o Brian Setzer. Supongo que la fórmula se les agotó muy rápido y no quisieron arrastrarse. Se separaron y tardaron casi veinte años en volver, pero esa ya es otra historia que podréis ver en el nuevo documental. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario