jueves, 18 de febrero de 2016

Kylie Minogue (El disco) un caso curioso



y portadón...ya me entienden

Pues sí. Más allá de mi afición al australiana hay un par de detalles llamativos en este disco. El primero, que lo reeditan ahora, sin fecha redonda (salió en 1994) ni motivo especial ni gaitas, hala al lío...y ojo, en vinilo. Nunca deja uno de sorprenderse con esta industria. 


También porque es un disco (que no conocía) muy decente, sin la banalidad del principio, la pose arty de después y el petardeo continuo en el que vive desde el 2000 la australiana. Con una producción muy cuidada a cargo de un equipo desconocido, deconstruction, que toman el relevo de los famosos Stock, Aitken y Waterman que en los noventa ya ni pinchaban ni cortaban este "Kylie Minogue" es un disco que podría haber enseñado el camino al dance y la electrónica que todos podíamos haber transitado...sonidos orquestales, un toque arábico...


El famoso R&B noventero, que debió ser y no fue: 


y el clásico pop que asociarías en ese momento con Kylie: 






Todo a cargo de una artista de lo más mainstream que podía haber a mediados de los noventa, que arriesgó y le salió un señor disco comercial, en el mejor sentido del término. A nivel de críticas no le fue mal, todo el mundo aplaudió el paso adelante de la Minogue y a nivel de ventas le fue bien, pero no tanto como debería y el disco que podía haberle enseñado el camino a ese pop comercial se perdió un tanto en el limbo, hasta ahora. Porque otra de las curiosidades del álbum es que la tirada original de la reedición se ha agotado. A lo mejor, con veintipico años de retraso, todavía puede marcar el camino. Nuestros oídos, que siempre están expuestos queramos o no a la pachanga, nos lo agradecerían. 


1 comentario:

  1. mI KYLIE Y ESE DISCO que maravilla . Tras su paso por la factoria Stock y Cia se desmarca con toda una epoca gloriosa ahi estaban el Nick Cave, los Manic Street Preachers, Breathe, Should I Stay I should I go de sus conciertos, las guitarras Maravilla

    ResponderEliminar